LEGALIZACIÓN del ABORTO, la APUESTA ARRIESGADA para MORENA

La propuesta de Morena de legalizar la interrupción del embarazo a nivel nacional, con la que busca ampliar los derechos de las mujeres para que puedan decidir sobre su cuerpo, podría quitarle votantes al partido guinda para los comicios de 2021, pues aún existen fuertes sectores conservadores que se oponen a esta iniciativa

La reacción de los grupos conservadores puede resultar en el rechazo político al partido del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Lo que le ocurrió al expresidente Enrique Peña Nieto cuando propuso legalizar los matrimonios igualitarios en todo el país.

• La Iglesia católica y los grupos menos liberales emprendieron ataques contra él y su partido, lo que terminó en que el PRI perdiera la mayoría de las elecciones estatales en el 2016.

• La interrupción legal del embarazo es uno de los temas más polémicos de la agenda pública, incluso dentro de Morena hay división en esta materia

• Mientras organizaciones de mujeres feministas pugnan por el derecho a decidir sobre su sexualidad y sus cuerpos, grupos conservadores en pro de la vida y la familia intentan frenar la legislación que avanza ya en el Congreso de la Unión.

• Este choque de trenes ocurre lejos aún de las elecciones federales del 2021, cuando los votantes elegirán a los nuevos miembros de la Cámara de Diputados.

• A 20 meses de distancia, los comicios son considerados cruciales por la Oposición, pues es la oportunidad que tienen los adversarios del presidente López Obrador de quitarle el control del Poder Legislativo, ya que hoy ambas Cámaras están en manos de Morena.

• El tema del aborto puede ser utilizado por el ala contraria al Presidente de la República para hacerle perder votos entre los electores más reaccionarios y conservadores del país.

Incluso dentro de Morena hay división sobre si se debe o no legalizar la interrupción del embarazo. Los sectores más duros del partido han rechazado estos cambios a la legislación.

¿SE REPITE LA HISTORIA?

• Era 17 de mayo del 2016 cuando al conmemorar el Día contra la Homofobia, el entonces presidente Enrique Peña Nieto hizo un anuncio: enviaría una iniciativa al Congreso de la Unión para permitir el matrimonio entre parejas del mismo sexo y la posibilidad de adopción en todo el país.

• “(Que) en México todos, sin importar la condición sexual, étnica o preferencia sexual, tengan la oportunidad de realizarse plenamente y la oportunidad de ser felices”, dijo ese día el mandatario.

• La propuesta era modificar la Constitución Política y el Código Civil para que no hubiera disposición alguna que impidiera a una pareja del mismo sexo contraer matrimonio.

• Las reacciones no se hicieron esperar. De inmediato, grupos conservadores emprendieron una campaña para operar contra el PRI en la elección que ocurriría 19 días después, el 5 de junio.

• De los sectores más activos en contra fueron la Iglesia católica y el Frente Nacional por la Familia, que agrupa a decenas de organizaciones que defienden el matrimonio heterosexual y rechazan la interrupción del embarazo. Desde los templos -a pesar de estar prohibido por la Carta Magna- se comenzó una campaña para que la gente no votara por el PRI.

• Dos de los sectores más conservadores y que se oponen con mayor fuerza a la legalización del aborto son el Frente Nacional por la Familia y la Iglesia católica

• El tricolor perdió entonces 7 de las 12 gubernaturas que estaban en juego. En cuatro estados —Durango, Quintana Roo, Veracruz y Tamaulipas-, fue la primera vez que el PRI perdía una elección.

Fue la derrota electoral más grave del PRI en toda su historia a nivel estatal. Nunca antes habían perdido el gobierno de tantas entidades al mismo tiempo.

Días después de la derrota, se dieron a conocer versiones de que la Iglesia católica había operado para llamar a sus fieles a no votar por el PRI.

Desde la Secretaría de Gobernación, entonces liderada por Miguel Ángel Osorio Chong, se detectó que hubo activismo de al menos seis obispos en contra del Gobierno federal. Prometió que habría consecuencias. Nada pasó.

Francisco Labastida, el priista que fue candidato presidencial en el año 2000, cuando el tricolor perdió la Presidencia de la República, tuvo un análisis claro: “sin duda” fue la propuesta de los matrimonios igualitarios la que movió de último momento las preferencias electorales.

• “Yo tengo las encuestas que se habían hecho sobre precandidatos prácticamente desde el mes de enero y ocurre que en dos semanas o tres semanas, antes en varios de los estados, el PRI estaba arriba.

• “Estoy convencido de que este fue el detonante que provocó un gran malestar en la iglesia y las intervenciones de los sacerdotes desde el púlpito diciendo, voten por cualquiera, menos por el PRI”, relató Labastida en una entrevista con el periodista Joaquín López Dóriga, días después de la elección del 5 de junio del 2016.

Por ello, aunque todavía faltan 20 meses para las elecciones del 2021, la legalización de la interrupción del embarazo puede pegar directamente a Morena./REPORTE INDIGO-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.