Habitantes AFECTADOS por el DERRAME en SONORA EXIGEN INDEMNIZACIÓN

Demandan al gobierno federal quitar concesión a Grupo México

Cinco años después del derrame tóxico de la mina Buenavista del Cobre, operada por Grupo México, en el río Sonora y su afluente, el Bacanuchi, unos 200 ciudadanos y damnificados marcharon ayer por las principales calles de esta ciudad para exigir al gobierno federal quitar la concesión a la empresa de Germán Larrea.

  • Miembros de asociaciones civiles y pobladores de los municipios afectados por la contaminación de dichos cauces repudiaron lo que es considerado el mayor desastre ambiental ocasionado por la minería en la historia de México.
  • Expresaron que están hartos de la impunidad de que goza el consorcio minero y demandaron indemnización a los afectados, así como regular la minería en la entidad.
  • En la marcha, que se inició en el antiguo mercado municipal y terminó frente al palacio de gobierno del estado, hubo consignas, poemas y corridos; incluso se dio lectura a una lotería que incluía figuras del río Sonora, el Mar de Cortés, mineros, pescadores, ácido y el diablo, este último con la imagen de Germán Larrea.
  • Minería asesina, Pasta de Conchos no se olvida; minería asesina, río Sonora no se olvida; minería asesina, Mar de Cortés no se olvida, fue una de las consignas de decenas de afectados que viajaron desde sus pueblos, en el norte del estado, a Hermosillo.
  • Alejandro Valenzuela, activista hermosillense, aseguró que una marcha no va a quitarle la concesión al segundo hombre más rico de México, por lo que propuso a los presentes sumar fuerzas para continuar con este movimiento.
  • Tenemos que unirnos, hacer un frente común. Acabándose la marcha tenemos que planear con qué vamos a seguir, cómo vamos a enfrentar a este monstruo, manifestó.

Los damnificados exigieron la reparación de los daños a la salud, luego de que la clínica improvisada en el municipio de Ures, que realizaba las funciones de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental (Uveas) de Sonora, cerrará el 12 de agosto.

Martha Patricia Velarde, habitante del municipio de Baviácora, señaló la opacidad con que se manejaron 2 mil millones de pesos destinados al Fideicomiso Río Sonora para reparar daños sanitarios y ambientales a causa del derrame.

  • Explicó que una de las cláusulas que ampliaba la operación del fideicomiso venció el pasado primero de agosto y el actual gobierno federal no intervino para extenderlo.
  • No sólo hay responsabilidad de la administración de (Enrique) Peña Nieto, porque ese convenio tenía una cláusula que determinaba se podía haber prorrogado, y el que no lo hizo fue el gobierno actual, al que tampoco le tenemos confianza, reprochó Martha Patricia.
  • Recordaron que el próximo viernes se cumple un mes del derrame tóxico de Grupo México en el Mar de Cortés. Vertió 3 mil litros de ácido sulfúrico en la terminal marítima de Guaymas. Ni la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, ni la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente han emitido un informe sobre los posibles daños provocados o de alguna sanción contra la trasnacional de Germán Larrea, acusaron.
  • La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, lamentó que no haya cuentas claras sobre el manejo del fideicomiso y dijo que es necesario terminar la clínica del Uveas y las plantas potabilizadoras, así como reactivar la economía en la zona./LA JORNADA-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.