Alerta OMS: Repunta 50% PROPAGACIÓN de SARAMPIÓN en el MUNDO

La gravedad de la situación se aprecia frente a las estadísticas según las cuales en 2019 el sarampión mató a 207 mil 500 personas, un balance 50 por ciento superior al de cuatro años antes. 

La propagación del sarampión se ha agravado en todo el mundo y las muertes que causa, totalmente prevenibles mediante la vacunación, han aumentado un 50 por ciento desde 2016 hasta un total de 207 mil 500 fallecimientos, reveló hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La tendencia es clara desde hace cinco años y se teme que la pandemia de COVID-19 empeore las cosas puesto que ha obligado a la interrupción de las campañas de vacunación en 26 países y las ha retrasado en decenas de naciones.

  • Según las cifras de las dos últimas semanas, 94 millones de personas están en riesgo de no ser vacunadas este año contra el sarampión.
  • De los países que interrumpieron sus planes de inmunización, sólo ocho los han reanudado: Brasil, Etiopía, Filipinas, Nepal, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Somalia.

La OMS publicó hoy los datos más recientes sobre la evolución del sarampión, una enfermedad extremadamente contagiosa que amenaza de forma más grave a los niños menores de cinco años.

CASI 870 MIL CASOS EN 2019

Las estadísticas completas de 2019 revelan que los casos fueron casi 870 mil, el mayor número notificado desde 1996.

República Democrática del Congo, República Centroafricana, Madagascar, Georgia, Kazajistán, Macedonia del Norte, Ucrania, Somalia y República del Congo son los nueve países que han registrado el 73 por ciento de casos mundiales al registrar recientemente brotes epidémicos graves.

El aumento de casos se ha registrado en todas las regiones del mundo y supone un fuerte retroceso frente a los progresos que se habían hecho en poner bajo control esta enfermedad viral infecciosa, para la que existe una vacuna eficaz de la que se requieren dos dosis.

UNA CURA DISPONIBLE

Se trata de una vacuna que forma parte de los programas de vacunación en prácticamente todos los países, a pesar de lo cual la cobertura de la primera dosis es actualmente del 85 por ciento y se mantiene a ese nivel desde hace más de diez años, mientras que la de la segunda dosis ha caído al 71 por ciento.

Para que el sarampión no se propague la tasa de vacunación debe ser del 95 por ciento o más.

Natasha Crowcrift, una experta de la OMS, explicó en una rueda de prensa en Ginebra que hay un “efecto acumulativo” de los niños que cada año se quedan sin ser vacunados y, aunque todavía es pronto para evaluar el impacto de la pandemia de coronavirus, hay suficientes razones para temer que muchos no hayan recibido la vacuna que les correspondía por la actual crisis sanitaria.

ALTO RIESGO PARA LOS NIÑOS

Según Crowcrift, la causa principal del retroceso experimentado en los últimos años se encuentra en la debilidad de los sistemas de salud de muchos países, que no son capaces de llegar a todos los niños que necesitan ser vacunados.

Son justamente los países que ya acumulaban retrasos los que tendrán menos posibilidades de poner al día los planes de inmunización rutinaria una vez pasada la pandemia.

  • Con estos datos preocupantes en la mano, la OMS ha advertido de que la vacunación contra el sarampión debe reanudarse en todos los países donde está interrumpida y esto antes de que las restricciones de viajes a causa de la COVID-19 sean levantadas.

Cuando la movilidad se normalice, el riesgo de que el sarampión cruce fronteras aumentará.

COVID PONE EN PAUSA VACUNA

tanto la OMS como autoridades sanitarias de Estados Unidos advirtieron que los esfuerzos que han conllevado el combate a la pandemia de coronavirus, han bloqueado las campañas de vacunación contra el sarampión en al menos dos docenas de naciones, lo cual afecta a 94 millones de personas.

La gravedad de la situación se aprecia frente a las estadísticas según las cuales en 2019 el sarampión mató a 207 mil 500 personas, un balance 50 por ciento superior al de cuatro años antes.

“Desde antes de la crisis de coronavirus, el mundo estaba atrapado por una crisis de sarampión, que no ha desaparecido”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

La Organización Mundial de la Salud y los centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos advierten que “en noviembre, más de 94 millones de personas corrían el riesgo de no ser vacunadas como estaba previsto debido a la interrupción de las campañas de control del sarampión en 26 países”.

De los países que pospusieron las campañas programadas para 2020, solo ocho (Brasil, Etiopía, Nepal, Nigeria, Filipinas, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Somalia) han reanudado las vacunaciones. El sarampión ha progresado en todas las regiones, y se han registrado epidemias importantes en la República Democrática del Congo, Madagascar, Ucrania, las islas Samoa y Brasil.

  • En total, se notificaron casi 870 mil casos de sarampión en 2019, la cifra más alta registrada desde 2016.  Para el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, “estos datos muestran claramente que no estamos protegiendo a los niños contra el sarampión”. Y sin embargo, agregó, “sabemos cómo prevenir brotes y muertes por sarampión”.

El sarampión, caracterizado por la erupción de manchas rojas en la piel, es causado por un virus que se transmite muy fácilmente por contacto directo o en el aire.  La mayoría de las muertes se deben a complicaciones de la enfermedad y entre las más graves la OMS cita ceguera, encefalitis, diarreas, infecciones de oído e infecciones respiratorias graves como la neumonía.

DESCONFIANZA ANTI-VACUNAS

Antes de que se introdujera la vacunación en 1963 y se generalizara, se registraban grandes epidemias cada 2 o 3 años que podían causar más de 2.5 millones de muertes.

  • Tras una caída espectacular de los casos entre 2000 y 2016 gracias a las grandes campañas de vacunación, el sarampión ha experimentado un fuerte resurgimiento en el mundo, debido a la insuficiente vacunación ligada en particular, en algunos países y comunidades, a la desconfianza en vacunas.

Esta desconfianza hacia la vacuna combinada contra el sarampión, las paperas y la rubéola, conocida en varios países como “triple”, fue motivada por un estudio de 1998 que vinculó la vacuna y el autismo.  Sin embargo, rápidamente se estableció que el autor de la supuesta investigación había falsificado sus resultados, y desde entonces varios estudios han demostrado que la vacuna no aumenta el riesgo de autismo.

  • La proporción de la población mundial que ha recibido la primera dosis de la vacuna (de las dos recomendadas) se ha estancado durante diez años entre el 84 por ciento y el 85 por ciento, y la de la segunda dosis es del 71 por ciento. Para prevenir epidemias, la meta es del 95 por ciento.

Los seis países con el mayor número de bebés que omitieron la primera dosis en 2019 son Nigeria, Etiopía, la República Democrática del Congo, Pakistán, India y Filipinas.  “Debemos trabajar colectivamente para apoyar a los países e involucrar a las comunidades para que vacunen a todos, en todas partes, contra el sarampión y detener este virus mortal”, insistió el jefe de la OMS. /Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.