Avances en para atender la Leucemia Mieloide Aguda

Cuántas y cuántas veces no hemos escuchado que la mejor forma de prevenir una enfermedad –incluido el cáncer- es previniéndola mediante un chequeo médico de rutina, cuando menos una vez al año o con una autoexploración a fin de identificar cualquier anomalía; sin embargo en el caso de la Leucemias Mieloide Aguda (LMA) no es así, debido a que es un padecimiento que se desarrolla rápidamente y puede causar la muerte en corto tiempo; de ahí su peligrosidad.

    La LMA es un cáncer en la sangre que se desarrolla primero en la médula ósea (lugar donde las células malignas se acumulan e imposibilitan el desarrollo de las células sanas) y puede diseminarse en un corto tiempo por el torrente sanguíneo, en consecuencia, causar infecciones, sangrado y anemia. De ahí que si presenta alguna de estas manifestaciones no deje de acudir al médico de inmediato; ya que a diferencia de las leucemias crónicas –que permiten vivir con la enfermedad por años, en el caso de la (mieloide) aguda la persona puede fallecer en meses e incluso semanas.

   Aunque el origen de este tipo de neoplasia (LMA) no se ha podido determinar con exactitud, sí es posible diagnosticarla mediante una biometría hemática –análisis de sangre- a través del cual será posible conocer si hay alteraciones en la misma; en específico,  en los niveles de glóbulos blancos, rojos y plaquetas, indicadores que pueden hacer sospechar al médico de primer contacto que puede tratarse de un caso de leucemia. De ser así  tendría que referir al paciente con un hematooncólogo para que determine de que tipo se trata, y no nada más enfocarse en  la anemia; anemia que podría hablar de una leucemia, aunque no necesariamente.

   Por eso es muy grato que la opinión pública sepa que después de  cuatro décadas de tratar a los pacientes con LMA básicamente con los mismos tratamientos, desde el 2017 se  aprobaron cuatro fármacos que vienen brindar mejores expectativa en el abordaje de la enfermedad, con tratamientos más personalizados para el enfermo. Además de que ya se trabaja en un registro nacional de Leucemia Mieloide Aguda –cuyos resultados serán incorporados al Registro Nacional de Cáncer- el cual va a permitir identificar y atender a pacientes jóvenes de alto riesgo; a quienes se buscará someterlos a un trasplante de médula ósea para salvarles la vida.

   De acuerdo con la Guía de Práctica Clínica en el Diagnóstico y Tratamiento de la Leucemia Mieloide Aguda del Consejo de General de Seguridad en México, la frecuencia de la LMA es mayor en hombres con 56 por ciento en comparación con las mujeres. En nuestro país el cáncer ocupa los primeros lugares como causa de muerte y a la leucemia aguda corresponde el 4.2 por ciento del total de tumores malignos; con una supervivencia de tal sólo ocho semanas si no es tratada. Hoy en día la incidencia de LMA en México se estima entre 5 a 6 mil casos por año; la cual es considerada como alta por los especialistas.

   En cuanto a la edad existe evidencia en diferentes series publicadas en México, que los mexicanos con esta neoplasia son más jóvenes en relación con Estados Unidos o la Unión Europea, al ubicarse entre los 32 a 43 años contra 60 a 70 años.

   Actualmente para establecer el pronóstico de los pacientes con LMA se requiere de estudios genéticos moleculares. “En resultados preliminares realizados en el Instituto en las que se utilizaron dichas técnicas en la estratificación de riesgo, el 55 por ciento de los pacientes resultaron de alto riesgo; en su mayoría jóvenes  que tendrían que ser sometidos a un trasplante de médula ósea”, informó Roberta Demichelis, jefa de la Clínica de Leucemias, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Subirán (INNSZ).

   Entre los principales retos que se han identificado para el manejo de la LMA –en México- está el generalizar  el acceso a los estudios genéticos y moleculares  para la adecuada estratificación de riesgo y mejorar el acceso a trasplante de médula ósea en todos los pacientes jóvenes y de alto riesgo, así como una mayor incorporación del paciente a ensayos clínicos, en donde estamos muy atrasados en relación con otras naciones.

   Hasta hace 30 años se aplicaba un tratamiento general  para todos los pacientes con LMA, básicamente a con quimios muy intensivas, pero ahora, gracias a las investigaciones realizadas al respecto, se ha podido determinar –de más de 15 años a la fecha- que cada LMA tiene un comportamiento diferente, luego de que a lo largo de muchos años de investigación se ha podido determinar mutaciones a nivel genético que se relacionan con este tipo de cáncer.

  Por lo pronto ya se trabaja como grupo colaborativo en un Registro Nacional de Leucemia Mieliode Aguda que incluye la información de 15 centros del país, el cual podría publicarse en los próximos meses y cuyos resultados serán integrados a la vez al Registro Nacional de Cáncer. Hasta el momento se han atendido mil pacientes en 5 años con LMA.

  Como es bien sabido el diagnóstico y tratamiento oportuno sigue siendo el “talón de Aquiles” en el caso del cáncer, y la LMA no es la excepción, sin embargo el hecho de que dos de los cuatro nuevos fármacos ya han sido autorizados en México, representa un gran avance para los pacientes con LMA porque estos van dirigidos a mutaciones puntuales, como parte de la tendencia de aplicar la medicina personalizada para obtener mejores resultados.

   No está de más que decir que con frecuencia los síntomas de la leucemia y la anemia (cansancio, debilidad, falta de apetito) se confunden, por ello si la persona presenta alguno (s) de estas manifestaciones debe de acudir al médico para que le solicite un examen de sangre para poder determinar si se trata o no de una leucemia, y de ser así, ver de qué tipo. Como lo mencione al principio a diferencia de otro tipo de neoplasias como la de mama, próstata o cervicouterino que se pueden prevenir, en este caso no, porque se trata de un tipo de cáncer en la sangre, que puede causar muchas complicaciones, sobretodo en pacientes con mayores que ya presentan otras morbilidades.

  Porque tú ayuda permitirá una segunda oportunidad de vida a quien lo necesite, la “Fundación comparte vida”, invita a disfrutar este próximo miércoles 14 de noviembre, a las 6 de la tarde, en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural UNAM, a la presentación de la Opera Caballería Rusticana que ofrecerá el gran tenor mexicano Fernando de la Mora, quien estará acompañado de la Sinfónica del Estado de México y del Coro Polifónico, en apoyo al Programa de Trasplante de Médula Ósea en la lucha contra la leucemia. En el marco de este evento se otorgará la Medalla al Mérito Altruista en Apoyo al Trasplante de Médula Ósea, Prof. Jean Dausset, Premio Nobel de Medicina y Fisiología, 1980”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.