Herencia: cómo pesa en la salud

Cuando nace un niño y se parece físicamente al abuelo que tenía ojos azules, barba partida y en suma era todo un galán en su tiempo, no dejamos de presumir a todo el mundo a quien se parece nuestro bebé. Ese es un punto bueno a favor de la herencia, pero cuando la historia no es tan feliz; es ahí donde nos pesan las herencias. Máxime si se trata de enfermedades, como en este caso en cáncer; luego de que la genética, siempre es un factor de riesgo en casi todas las neoplasias.

Una de las preguntas más frecuentes que se hace la gente ante un diagnóstico de cáncer, del tipo que sea es: ¿por qué razón me ocurrió esto a mí? Y como ya lo he venido exponiendo varias veces, no existe una sola causa, pero sí existen personales, familiares y ambientales que predisponen a contraer la enfermedad.

De ahí que no es raro conocer de familias donde la abuela, la mamá, la hija  y la nieta tuvieron o tienen Cáncer de Mama, es decir que heredaron la enfermedad por la línea materna. Aunque desgraciadamente ya no es exclusivo que sólo se presente por esta rama genética.

Los genes dictan las características importantes de nuestro cuerpo y cuando se alteran (o mutan) pueden predisponer al desarrollo de Cáncer en una familia. Esto se puede heredar de generación en generación.

“En una mujer joven, uno de los factores de riesgo más importantes son los antecedentes familiares de cáncer”, afirmó Cynthia Villarreal-Garza, directora del Programa para la Atención e Investigación de Mujeres Jóvenes con Cáncer de Mama en México”.

En entrevista con Hablemos de Cáncer…sin miedo la oncóloga del Instituto Nacional de Cancerología precisó que alrededor del 13 por ciento (13 de 100) de los casos de Cáncer de Mama que se diagnostican en mujeres jóvenes se debe a mutaciones (cambios heredados) en genes. Los genes más importantes son los llamados BRCA1 Y BRCA2.

Argumentó que la importancia de conocer si existe una alteración en unos de estos genes, se debe a que pueda existir un mayor riesgo a desarrollar Cáncer de Mama, Ovario y otros cánceres a los largo de la vida, por lo que se requiere emplear medidas preventivas para reducir dichos riesgos.

Las mujeres con más probabilidad de ser portadoras de mutaciones en los genes BRCA son:

  • Diagnóstico de Cáncer de Mama n edad joven (40 años o menos).
  • Antecedente personal de Cáncer de Ovario.
  • Cáncer de Mama u Ovario (padre, madre, hermanos e hijos).
  • Antecedente personal o familiar de Cáncer en ambas mamas.
  • Antecedentes de Cáncer de Mama en familiares hombres.

Los elementos anteriores permitirán al médico determinar el tratamiento y vigilancia correspondiente para disminuir el riesgo posterior y de tus familiares.

Estas recomendaciones pueden incluir: consultas, cirugías preventivas, toma de medicamentos que disminuyen el riesgo de desarrollar Cáncer de Mama y la realización de estudios de imagen para un seguimiento estrecho.

En conclusión, en lugar de caer en un pánico innecesario –máxime si tenemos antecedentes familiares de Cáncer- informémonos a través de fuentes fidedignas y serias, pero sobre todo acudamos a nuestro chequeo de rutina, a fin de detectar a tiempo cualquier irregularidad en nuestro organismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.