POLICÍAS FEDERALES en la incertidumbre ante GUARDIA NACIONAL

La tendencia es que desaparezca

Pese a que no se ha hecho oficial la desaparición de la Policía Federal (PF), para dar paso a la Guardia Nacional (GN), su sede en Iztapalapa continúa con el reclutamiento de nuevos miembros que aspiran a integrarse a esta agrupación civil.

  • Por eso, en un día normal, hombres y mujeres llegan gradualmente a la carpa colocada frente al centro de mando ubicado en Periférico Oriente.
  • “Vengo a entregar mis documentos”, dice una joven de 25 años, acompañada por su padre. “Te falta el nuevo CURP”, le indica el oficial que la atiende.
  • En sus solicitudes, los cargos que a los aspirantes interesan son: División de Fuerzas, Gendarmería, Policía de Investigación y Prevención Penitenciaria.
  • De ser aceptados, todos deberán presentar exámenes de conocimientos, médico, sicológico y de control de confianza. De aprobarlos, cursarán el entrenamiento correspondiente en el campamento de la corporación.
  • Miembros de la Policía Federal —quienes prefirieron reservar sus nombres— en breves entrevistas con EL UNIVERSAL hablaron de su despreocupación por el futuro laboral bajo los siguientes argumentos: casi tres cuartas partes de la corporación cuenta con plaza federal, lo que significa que no pueden ser despedidos; además, dicen, todavía faltan al menos tres años para la operación real de la Guardia Nacional.
  • El peor escenario que vislumbran es que la Policía Federal, lejos de desaparecer, cambie de nombre para adherirse al nuevo cuerpo de seguridad.
  • En general, respaldaron su discurso con dos ejemplos: la historia de la Policía de Caminos, la cual no desapareció, sólo cambió de nombre. Y el grupo creado en los 80 para la investigación y detención de miembros de la guerrilla en Guerrero y que —según varias anécdotas contadas por algunos mandos de la PF—, se conformó por militares que se transformaron en policías civiles con sólo renunciar al Ejército.

En el limbo

La confianza de los uniformados se diluye al llegar al terreno político, puesto que el dictamen aprobado por ambas cámaras legislativas no afirma la desaparición de la PF, pero tampoco la niega.

El dictamen indica en el segundo transitorio: “La Guardia Nacional se constituirá a la entrada en vigor del presente decreto con los elementos de las policías Federal, Militar y Naval que determine en acuerdos de carácter general el Presidente ”. Pero no se especifica cuándo se darán a conocer éstos.

  • El tercer transitorio retoma el tema al precisar que los elementos de la PF que sean adscritos a la Guardia (sin precisar cómo ni cuándo sucedería esto), lo harán bajo las siguientes garantías: respeto a sus derechos, tiempo de servicio y antigüedad en la corporación.
  • Además, precisa que en tanto se expida la ley respectiva y las secundarias, la Guardia Nacional asumirá los objetivos, atribuciones y obligaciones previstas en los artículos 2 y 8 de la Ley de la Policía Federal.
  • El texto, que ya fue aprobado por los 32 Congresos estatales, podría ser decretado en los próximos días.

En él no se contradice la postura marcada por Andrés Manuel López Obrador, quien el 19 de febrero rechazó una reedición de la PF, al asegurar: “Miren el resultado, no ha funcionado desde que se creó, [hubo] muchos problemas de corrupción en compras de equipos y suministro de alimentos”.

  • La postura es similar a la del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, quien en los últimos cinco meses ha reiterado en varias entrevistas, sin citar ejemplos concretos ni datos duros, que dada la corrupción que prevalece en la Policía Federal, sólo podrán integrarse a la Guardia aquellos que cumplan con procesos de certificación y capacitación adicional.
  • La única defensa de la corporación llegó del excomisionado Manelich Castilla Cravioto, quien durante su participación en mesas de análisis en el Senado afirmó que la Policía Federal no fue diagnosticada correcta y justificadamente.
  • Defendió el reconocimiento internacional de la misma, así como su labor en derechos humanos y trabajo contra el secuestro. Además, negó que sus integrantes sean indisciplinados e ineficientes: “Puede que hayan sido insuficientes, pero nunca ineficientes”.

Congresos de 32 entidades avalan creación de la guardia nacional

Con la aprobación en el Congreso de Yucatán, ya las 32 legislaturas de las 32 entidades de México aprobaron la minuta de reforma constitucional para la creación de la Guardia Nacional.

  • Los diputados yucatecos aprobaron con 22 votos a favor y tres en contra el dictamen enviado por la Cámara de Diputados.
  • Los congresos de Guerrero, Chiapas, Campeche, Tabasco, Nuevo León, Colima, Zacatecas, Hidalgo, Querétaro, Estado de México, Durango, Tlaxcala y Baja California Sur.
  • Además, Quintana Roo, Tamaulipas, Sinaloa, Puebla, Oaxaca, Ciudad de México, Aguascalientes, Coahuila, Veracruz, Jalisco, Morelos, Nayarit, Sonora, Chihuahua, Baja California, Guanajuato, San Luis Potosí y Michoacán, habían aprobado el dictamen para la puesta en marcha del cuerpo de seguridad./EL UNIVERSAL-EXCÉLSIOR-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.