Celotipia

Hola amigo lector del mejor diario digital de México: www.puntoporpunto.com/web  bienvenido a la sección “sexo y salud”, ahora corresponde abordar el tema “celotipia”, una entidad que no siempre es aceptada como propia, pero con incidencia muy alta en los tiempos actuales.

Recuerda el correo electrónico a tu disposición en espera de tus dudas, comentarios y sugerencias: [email protected] así como la dirección de twitter del autor: @jd_contreras

La celotipia es definida como el celo irracional, infundado y obsesivo para con la pareja.

Incluso se le ha considerado como comportamiento histérico-depresivo además de ser una obsesión, por mantener en exclusiva a la persona que desesperadamente se cree amar.

Popularmente se le conoce como celos, la celotipia se presenta con más frecuencia en las mujeres que en los hombres y definitivamente acaba por destruir la vida de los protagonistas si no se frena a tiempo.

Este desorden del comportamiento en la personalidad, afecta el panorama pasional del paciente celoso, que a su vez  representa mayor posesividad para obtener ciertas personas u objetos que cree solamente le pertenecen y esto retroalimenta o desencadena más los celos que parecen no tener fin.

Es muy difícil que una pareja, donde una de las partes se siente acosada por los ataques de celos, pueda salir por sí misma y sin ayuda especializada. La vida entre esas personas se hace a tal punto insoportable que o bien terminarán la relación, o bien han de acudir a terapia para poder hacer frente al problema. Si la víctima de los celos cede a las exigencias del celoso, la situación empeora, pues las obsesiones se vuelven inagotables, se suceden una tras otra, y cada vez será más intransigente en sus exigencias.

Por eso el celoso o celosa es considerado como una persona muy posesiva, que quiere disponer de su pareja como si fuera objeto, algo así como una cosa de su propiedad privada; no quiere que se le escape, lo tiene siempre a la vista, y lo vigila como si se tratara de una mascota en jaula.

En esos casos se observa una dependencia afectiva muy profunda: el celoso no se imagina solo; necesita de su pareja para vivir, y de tal manera esta necesidad se le hace aguda que la idea del abandono o de verse en soledad llega a convertirse para él o en ella una pesadilla obsesiva que no le deja vivir.

Actualmente se sabe que la celotipia también suele heredarse.  Se ha encontrado que cierta información genética detona en las acciones o hábitos de repetición que el individuo imita; por lo tanto, el hombre o la mujer con este antecedente en su vida canalizará todos sus sentimientos hacia resentimientos y odio para con los demás.

Existen características que son considerados como síntomas inequívocos de un caso de celotipia:

  • Desde el noviazgo, empiezan a controlar la vida y espacios del novio o la novia.
  • Insisten exageradamente en hacer jurar ante su religión al otro que son las únicas personas en su vida.
  • En el matrimonio se intensifica la búsqueda de tarjetas de presentación o números telefónicos de una tercera persona, al hurgar entre sus pertenencias, es una de las cosas más usuales de celotipia.
  • La alucinación de olores o fragancias femeninas o masculinas según sea el caso, en la ropa del esposo o esposa.
  • No aceptan la verdad acerca de sus celos patológicos.
  • Tratan de ocultar sus celos porque no quieren ser descubiertos ya que todavía no quieren que los conozcan tal y como son o porque no han logrado aún su objetivo.
  • Amenazas de suicidio ante su pareja para dominar la situación.
  • Somatización de su trastorno de celos manifestado como episodios dolorosos, sensación de falta de aire repentino, reacción de síntomas paranoicos, obsesivos, posesivos y agresivos en extremo.

Finalmente el manejo de la celotipia se basa en ayudarle a que el hombre o mujer celosa en extremo recupere su dignidad, eleve su autoestima, y confíe en sí mismo y en la persona amada. De hecho su mismo sufrimiento le ha servido para aprender algo muy importante, como el hecho de que sirve de nada mantener una relación a presión, de manera tan forzada y violenta ya que los celos son siempre un modo de violencia, y aprenderá que el amor verdadero es la libertad y que nadie puede amar por exigencia ni por presiones, ni por decreto. La terapia del celoso consiste en ayudarle a que viva la experiencia de que no se puede tener confianza en el otro si primero no existe la confianza en sí mismo, y de esta manera pueda vivir con una felicidad hasta el momento autolimitada por la enfermedad de los celos excesivos y patológicos.

Esperando esta información sea de utilidad concluimos el tema “celotipia” esperando tu visita en la próxima edición de “sexo y salud” del mejor diario digital de México: www.puntoporpunto.com/web recuerda el correo electrónico a tu disposición en espera de tus dudas, comentarios y sugerencias: [email protected] así como la dirección de twitter del autor: @jd_contreras

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.