TEXTO ÍNTEGRO: AMLO-4T han dado más CONTRATOS por Dedazo y Amiguismo, que cualquier otra Administración FEDERAL ó LOCAL

El porcentaje del monto asignado en el primer año de la administración de López Obrador por licitación pública disminuyó en casi 12 puntos porcentuales, a 46.1%, respecto al 57.7% registrado en 2018.

En 2020, el Gobierno federal rompió récord en sus compras sin licitar. Su porcentaje de contratos entregados mediante adjudicación directa llegó a 80.3 por ciento al cierre del año.

Pero además, los recursos públicos entregados mediante ese mecanismo alcanzaron la cifra histórica de 189 mil 488 millones de pesos.

  • Y aunque el Gobierno argumenta que el incremento en las adjudicaciones directas se debe principalmente a la pandemia de Covid-19, datos oficiales de la Secretaría de Hacienda confirman que ese apartado justifica sólo el 27 por ciento del aumento en adjudicaciones en el año.
  • El restante 73 por ciento del incremento de adjudicaciones directas no tiene que ver con rubros dedicados a la atención de la crisis sanitaria, de acuerdo con un estudio de Investigación Aplicada y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

De los 137 mil 809 contratos reportados durante 2020, 110 mil 629 se entregaron por adjudicación directa, figura que, según la ley, debería ser la excepción y no la regla, a fin de reforzar la lucha contra la corrupción y derroche de recursos.

La invitación a cuando menos tres personas, que también es un mecanismo discrecional dado que el proceso es realizado por la propia autoridad, se utilizó en 7 mil 549 contratos, el 5.5 por ciento del total.

  • En contraste, la licitación pública, que según la Constitución debería de ser el principal mecanismo de compra y contratación, sólo representó el 11.2 por ciento del total, que equivale a 15 mil 379 contratos.
  • Con ello, las licitaciones públicas tocaron su punto más bajo, pues la única cifra cercana a los niveles de 2020 se vio en 2017, cuando llegó a 12.6 por ciento del total.

Para muestra, antes del cierre del año, la Secretaría de la Defensa Nacional asignó, sin licitación de por medio, al menos 10 contratos por 355 millones de pesos para la compra de 70 mil paquetes de electrodomésticos y despensas para los damnificados de Tabasco.

  • El contrato individual más caro adjudicado directamente ese año corresponde al Tramo 4 del Tren Maya, por 25 mil 849 millones de pesos para ICA Constructora.

El punto más alto de las adjudicaciones directas durante la última década había sido en 2019, durante el primer año del actual Gobierno, cuando alcanzaron 78.1, con lo que la cifra de 2020 supera su propia marca.

Desde el primer año las compras sin licitar crecieron

Durante el primer año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, el gobierno federal otorgó la mayor parte de los contratos públicos a través de adjudicaciones directas, reveló el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

El año pasado, la administración pública otorgó 184,702 contratos, de los cuales 80% fueron adjudicaciones directas, de acuerdo con el estudio “Compras públicas en México. Competencia: la gran ausente”, que analizó todos los contratos de 2018 y 2019 disponibles en Compranet.

  • El gasto que el gobierno ejerció en compras públicas el año pasado ascendió a 323,340 millones de pesos. Para las adjudicaciones directas, los recursos destinados fueron de más de 126,000 millones de pesos, o 39% del total, el punto más alto desde 2013.
  • Esto representa un incremento de cuatro puntos porcentuales en comparación del monto del último año del gobierno de Enrique Peña Nieto, cuando el porcentaje fue de 35%.

Encontramos que las adjudicaciones directas han sido por mucho el tipo de contrato que más se ha otorgado desde administraciones pasadas, en específico desde el sexenio de Enrique Peña Nieto, y que continúa siendo el tipo de contratación que más efectúa el gobierno federal

  • El porcentaje del monto asignado en el primer año de la administración de López Obrador por licitación pública disminuyó en casi 12 puntos porcentuales, a 46.1%, respecto al 57.7% registrado en 2018.

Ese nivel es más bajo que el monto anual asignado para licitaciones públicas en cualquiera de los seis años de gobierno de Peña Nieto.

Estamos viendo una tendencia en donde los procesos que restringen la competencia son los más utilizados. Lamentablemente esta tendencia de muchas adjudicaciones directas también se está reflejando en el monto

Para los procesos de excepción, que se llevan a cabo mediante adjudicaciones directas o invitaciones restringidas, el Imco estima que el gobierno gastó casi uno de cada dos pesos de la asignación de contratos públicos.

Una amenaza para la transparencia

El instituto urgió al gobierno federal reducir y limitar los motivos por los cuales una empresa puede exceptuar una licitación pública, pues estos procesos son vulnerables a la corrupción.

Cuando la mayor parte de las adquisiciones se realizan por adjudicación directa sí tenemos que preocuparnos porque quiere decir que probablemente no se está haciendo un proceso eficaz, transparente y honrado

  • El especialista explicó que una mayor competencia en las compras públicas garantiza que las empresas sean elegidas por su calidad, además de estimular la innovación y la creación de empleos.
  • Adjudicar directamente no asegura que el Estado esté comprando en las mejores condiciones en cuanto a precio, calidad y oportunidad, dijo en videoconferencia de prensa Pablo Montes, coordinador de anticorrupción del Imco.

El Imco presentó en julio, junto con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y otros organismo, una propuesta de Ley de Contrataciones Públicas para asegurar mejoras en las reglas del gasto público.

La iniciativa, que será discutida por el Congreso de la Unión en este periodo de sesiones, propone obligar a las empresas que ganen un contrato por adjudicación directa hacer públicos los documentos que avalen el proceso.

También plantea establecer un umbral del gasto federal en procesos de excepción, que actualmente no puede exceder 30% del presupuesto de compras
públicas.

Aunque la ley plantea que debe existir una justificación cuando no se opta por una licitación pública, muchas veces no se presenta evidencia documentada en Compranet, por lo que el Imco propone habilitar un portal de denuncias./Agencias-PUNTOporPUNTO

Documento Íntegro:

JUNTOS%20HAREMOS%20HISTORIA-MCCI

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here