TEXTO ÍNTEGRO: DESEMPLEO llegará a 7.5%; expertos prevén lenta recuperación económica

Mientras que en EU y Canadá la reapertura de la actividad económica ya permitió generar empleos en meses, en México las cifras del mercado laboral siguen presentando cifras negativas.

La tasa de desempleo de México alcanzará un máximo de 7.2 por ciento en el segundo trimestre de 2020 en caso de un solo brote de Covid-19, pero si surge un segundo llegará a 7.5 por ciento en el cuarto trimestre de este año, ambas por encima de los niveles que registró durante la crisis financiera mundial de 2009, arriba de 5.0 por ciento.

  • En su nuevo reporte “Perspectivas del empleo 2020”, señaló que en ambos escenarios, con y sin un segundo brote de la pandemia más adelante este año, se prevé que el empleo en México disminuya sólo marginalmente en 2020 y vuelva a los niveles anteriores a la crisis en el segundo trimestre de 2021.
  • Sin embargo, aunque todavía es pequeño en comparación con otros países de la OCDE, el aumento previsto de la tasa de desempleo es significativo y está por encima de los niveles de la crisis financiera mundial de 2009, precisó.
  • Sin un segundo brote, agregó, se prevé que la tasa de desempleo mexicana alcance un máximo del 7.2 por ciento en el segundo trimestre de 2020, para volver a caer al 5.9 por ciento a finales de 2021.

Estas estimaciones consideran que con un solo brote, la economía mexicana se contraerá este año 7.5 por ciento y se recuperará 3.0 por ciento en 2021, pero si hay un rebrote de contagios, se desplomará 8.6 por ciento en 2020, para crecer 2.0 por ciento.

Para el conjunto de países que integran la OCDE, proyectó que en ausencia de un segundo brote, se prevé que el empleo en todo el organismo disminuya en un 4.1 por ciento en 2020 y crezca sólo un 1.6 por ciento en 2021.

En consecuencia, se prevé que la tasa de desempleo de la OCDE alcance máximos históricos de hasta el 9.4 por ciento en el cuarto trimestre de 2020, y en el caso de una segunda ola de pandemia a fines del año, la tasa de desempleo aumentaría hasta 12.6 por ciento.

Además, las proyecciones apuntan sólo a una recuperación gradual: la tasa de desempleo se mantendrá en o por encima del nivel máximo observado durante la crisis financiera mundial, llegando a 7.7 por ciento para el final de 2021 sin una segunda ola, y a 8.9 por ciento en caso de un segundo brote, con diferencias sustanciales entre países.

  • La OCDE resaltó que la pandemia de Covid-19 ha desencadenado una profunda crisis económica no vista desde la Gran Depresión.
  • Con respecto al cuarto trimestre de 2019, se prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) de los países de la OCDE en su conjunto haya caído casi 15 por ciento en el segundo trimestre de 2020, mientras que la tasa de desempleo de todo el organismo aumentó de 5.2 por ciento en febrero a 8.4 por ciento en mayo pasado.
  • En los países para los que se dispone de datos, durante los tres primeros meses de la crisis, el total de horas trabajadas se ha desplomado en promedio 10 veces más que en el mismo período de la crisis financiera mundial.

Puntualizó que durante los dos primeros meses de la crisis de Covid-19 en México, el país experimentó una de las mayores caídas en horas trabajadas entre todos los países de la Organización de los que se dispone de datos, con 22 por ciento menos.

  • La OCDE destacó que México ha introducido medidas de apoyo a los ingresos, entre ellas el pago anticipado de pensiones para los ancianos y los discapacitados y el apoyo financiero a los trabajadores por cuenta propia, los trabajadores rurales, las empresas familiares y los grupos vulnerables (mujeres y poblaciones indígenas).

Varios estados mexicanos también han adoptado medidas fiscales como el aplazamiento del pago de impuestos, descuentos en los impuestos sobre la nómina y la propiedad, o la reducción de impuestos especiales como la propiedad de vehículos, así como aplazamientos de la inspección fiscal.

Tres años para que las familias se recuperen

Para volver a tener los ingresos con los que contaban al cierre de 2019, las familias mexicanas van a tardar de dos a tres años para recuperarlos, aseguraron especialistas.

“La recuperación va a ser lenta, vamos a tardar dos o tres años para recuperar el golpe y regresar a los niveles de ingresos que se tenían al final del año pasado”, aseveró José Carlos Rodríguez Pueblita, socio de la consultora Pondera.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), expresó: “Los salarios van a permanecer en menor nivel durante varios años, creo que el poder adquisitivo de las familias se va mantener bajo durante dos o tres años”.

  • Hay varias causas para esta situación: la recuperación no será rápida, hay una precarización más generalizada del mercado laboral formal e informal, en los trabajos, los sueldos son menores y se tienen menos prestaciones laborales.
  • En entrevista, Rodríguez Pueblita afirmó que la caída del ingreso familiar va a ser de hasta 25 por ciento.
  • Añadió que la clase media va a ser la más golpeada, debido a que sus ingresos dependen, en mayor medida, de sus empleos.

“Tenemos información de que en la Benito Juárez, en la colonia del Valle y conexas hay una gran concentración de hogares cuyos ingresos dependen principalmente del empleo y son recursos que provienen de servicios o comercio”.

De la Cruz añadió que la clase media tiene una alta dependencia del empleo formal.

En el análisis de Pondera sobre los sectores más vulnerables en la Ciudad de México, por perfil demográfico, hay familias más expuestas que tuvieron el golpe del COVID y la pérdida de ingresos, principalmente en las delegaciones Tláhuac, Milpa Alta e Iztapalapa; viven con ocho mil pesos al mes.

EU y Canadá recuperan empleos… y en México se siguen perdiendo

Mientras que en Estados Unidos y Canadá la reapertura de la actividad económica ya permitió generar empleos en meses, en México las cifras del mercado laboral siguen presentando cifras negativas.

  • En el país se perdieron 82 mil plazas durante junio, según informó recientemente el presidente Andrés Manuel López Obrador. Con esta cifra sumaron cuatro meses consecutivos con caídas en el empleo formal, medido con el número de trabajadores registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En este lapso, la reducción de la planta laboral suma un millón 112 mil.
  • “Cerramos junio con solo 82 mil empleos perdidos en los inscritos en el Seguro Social, cuando en abril se perdieron 555 mil. O sea, ya tocamos fondo y vamos hacia arriba, vamos a salir adelante”, señaló el presidente en su conferencia matutina del pasado jueves.

El impacto en el empleo ha sido más severo en el país, ya que acumula cuatro meses con caídas, mientras que en sus socios del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) solo en dos meses se reportaron saldos negativos.

  • “Los empleos se crean por medio de la inversión, ya sea pública o privada. Para el caso de la pública, no habrá en México porque el gobierno tiene una visión de austeridad y los recortes presupuestales siguen”, señaló Amín Vera, analista de Black Wallstreet Capital.
  • Añadió que, “por su parte, el sector privado ya tenía una tendencia a la baja desde antes del coronavirus, por cuestiones macroeconómicas, malas proyecciones en la actividad económica y la cancelación de proyectos, y si le sumamos que México es el segundo país con más contagios en América Latina será muy difícil la creación de plazas”.

En tanto, las economías de Estados Unidos (EU) y Canadá mostraron nuevos signos de fortalecimiento en el mercado laboral, después de registrar caídas históricas provocadas por la crisis sanitaria del COVID-19 y sus medidas para contenerlo.

Durante mayo y junio se crearon 7.49 millones de puestos de trabajo en Estados Unidos; se trató del mayor avance desde que el gobierno empezó a tomar registros, en 1939, y además las cifras han rebasado los pronósticos de los analistas.

  • Esta cifra representa el 34 por ciento de los empleos que se perdieron en los dos meses previos. De acuerdo con los registros del Departamento de Trabajo estadounidense, la nómina no agrícola en abril disminuyó en 20.8 millones lo que representó su mayor caída en la historia de este indicador. En marzo la pérdida de empleos fue de 1.37 millones.

En el sexto mes del año, la tasa de desempleo en EU fue de 11.1 por ciento, menor a la registrada en abril, de 14.7 por ciento, una de las más altas en la historia de este país.

La recuperación del empleo se dio después de la reapertura de algunas actividades económicas, aunque un aumento de los casos confirmados del coronavirus amenaza con un nuevo confinamiento.

“Estados Unidos ha recuperado alrededor de un tercio de sus pérdidas de empleos, aunque el aumento de los casos de COVID-19 sugiere que podría ser más difícil obtener una mayor recuperación”, indicaron analistas de Barclays./Agencias-PUNTOporPUNTO

Documento íntegro en inglés:

Perspectivas%20del%20empleo%202020-OCDE

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.