TEXTO ÍNTEGRO: Violación a DERECHOS HUMANOS y mayor IMPUNIDAD Gobierno- 4T

México es también uno de los países más peligrosos del mundo para los defensores de derechos humanos. De enero a septiembre de 2021, la ONU reportó el asesinato de 10 de ellos.

Las violaciones a los derechos humanos y la impunidad siguen siendo la norma en México y han continuado sin cambios durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, denunció este Human Rights Watch (HRW).

  • La tortura, las desapariciones forzadas, los abusos contra migrantes, las ejecuciones extrajudiciales, la violencia de género y los ataques contra periodistas se han mantenido inalterables, asegura HRW en su informe anual de 2021.

“La impunidad sigue siendo la norma. Las reformas de ley promulgadas en 2017 y 2018 han sido lentas e ineficaces para abordar la tortura y la impunidad”, indica el reporte.

El informe destaca que el presidente López Obrador ha ampliado además las funciones de las fuerzas armadas “desplegándolas en tareas de aplicación de la ley, en aduanas, el control de la migración irregular, ejecución de programas sociales y hasta en la construcción de megaproyectos”.

  • “En gobiernos anteriores, dar a los militares estas tareas ha contribuido a graves encubrimientos de abusos contra los derechos humanos”, denuncia el documento en el apartado sobre los abusos militares y las ejecuciones extrajudiciales.
  • Sobre la migración irregular, HRW critica al presidente López Obrador por “participar activamente en las políticas migratorias abusivas” de EU.

Y señala a los cárteles criminales, delincuentes comunes, Policía y funcionarios de migración de ser quienes regularmente “atacan” a las personas que migran a través de México “para robar, secuestrar, extorsionar, violarlos o matarlos”.

El informe condena que estos delitos rara vez son denunciados, investigados o sancionados.

Sobre el sistema de justicia penal, HRW, apoyada con datos de la ONG México Evalúa, señala que solo el 5.2% de los delitos cometidos en el país son resueltos.

“El sistema de justicia penal habitualmente no brinda justicia a las víctimas de actos violentos, delitos y violaciones de los derechos humanos”, asegura el informe.

  • HRW critica a la Fiscalía General por no haber “implementado nunca propiamente la reforma de 2018“, destinada a hacer que la oficina fuera más independiente del gobierno y más responsable con las víctimas y sus familias.

Las múltiples deficiencias en materia de justicia que se denuncian en el documento de HRW permean directamente en las desapariciones porque miles de personas desaparecen cada año en México. “La policía, los militares, y grupos criminales son los responsables por muchos de esos casos”, asegura.

Hasta septiembre de 2021, la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) había registrado más de 90,000 personas desaparecidas, la mayoría desde 2006. Las autoridades han reconocido públicamente que el número real podría ser mucho mayor.

  • En otro de los apartados más críticos del informe, en la parte de la responsabilidad sobre el cambio climático, se señala a México como uno de los 15 principales emisores de gases de efecto invernadero.
  • “México está contribuyendo a la crisis climática que está afectando cada vez más los derechos humanos en todo el mundo”, indica el reporte.

Y critica que el presidente Andrés Manuel López Obrador se opone abiertamente a la producción de energía eólica y solar.

Por otro lado, los periodistas y defensores de derechos humanos han sido también blanco de la delincuencia y de las propias instituciones de gobierno.

“Las autoridades habitualmente no investigan adecuadamente los crímenes contra periodistas, y a menudo descartan su profesión como motivo”, indica el informe.

  • México es también uno de los países más peligrosos del mundo para los defensores de derechos humanos. De enero a septiembre de 2021, la ONU reportó el asesinato de 10 de ellos.

“Las leyes mexicanas no protegen adecuadamente a las mujeres y las niñas”, añade el documento.

Crecen 400% las denuncias por violación de derechos humanos

Las denuncias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra el Estado mexicano por violaciones a derechos humanos aumentaron más de 400 por ciento durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en comparación con las presentadas en los primeros tres años de su antecesor, el priista Enrique Peña Nieto.

  • De acuerdo con las estadísticas de la CIDH, órgano autónomo de la OEA encargado de la promoción y protección de las garantías fundamentales en el continente americano, entre 2019 y 2021, un total de mil 661 denuncias fueron presentadas por mexicanos, frente a las 364 que se registraron en los primeros tres años del gobierno de Peña Nieto.

La mayoría de las denuncias corresponden a la presunta responsabilidad del Estado en casos de violación a derechos humanos por omisión, es decir, que se cometieron como resultado a la inacción del Estado o sus agentes, seguido por las que acusan al Estado mexicano de haber consentido la violación de garantías individuales y por último en las que presuntamente el Estado actuó directamente.

Sólo en el año 2019, un total de 932 denuncias fueron presentadas, apenas 156 menos a las que se registraron durante todo el sexenio de Peña Nieto, cuando se presentaron mil 88 en total.

  • El acelerado incremento de solicitudes de intervención de la CIDH por parte de ciudadanos coloca a México entre las naciones que integran la OEA con más demandas y con mayores medidas cautelares en los últimos tres años.
  • Incluso naciones señaladas por la comunidad internacional por violaciones sistemáticas a los derechos humanos, como Nicaragua, Venezuela y El Salvador, registraron durante 2020 menos demandas ante la CIDH que México, de acuerdo con las cifras del organismo regional. Las tres naciones registraron un total de 93 denuncias en 2020, frente a las 540 presentadas por ciudadanos mexicanos.

Adriana Muro, directora general de la organización ELEMENTA DDHH, considera que cada vez mexicanos recurren a organismos internacionales como la CIDH es porque los recursos judiciales en nuestro país no están siendo efectivos.

“Los mexicanos están viendo ahora en el Sistema Interamericano una opción de justicia y reparación integral del daño, que no encuentran en el país y de ahí que las solicitudes de intervención vayan en aumento”, dijo a El Sol de México.

  • Destacó que algunas decisiones del gobierno mexicano, como el nombramiento de Rosario Ibarra al frente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha “abonado” a la desconfianza de los mexicanos en el sistema de justicia por lo que prefieren recurrir a organismos internacionales como la CIDH.

“Las personas están buscando justicia y la reparación del daño y en México tenemos un sistema de atención a víctimas bastante deficiente y complejo que genera desconfianza y obliga a las personas a recurrir a instancias internacionales”, dijo.

  • Además de destacar un contexto marcado por altos niveles de violencia y de políticas de seguridad que, a lo largo de los años, resultaron ineficaces, la CIDH manifestó en su último Informe sobre México (2020) particular preocupación sobre el incremento de las denuncias por desapariciones, ejecuciones extrajudiciales y tortura, así como por la situación de inseguridad de las mujeres, la niñez, personas migrantes, defensoras de derechos humanos y periodistas.

También solicitó desarrollar un plan concreto para el retiro gradual de las Fuerzas Armadas de tareas de seguridad pública y para la recuperación de éstas por parte de las policías civiles. Así como reorientar el abordaje del tema de drogas de un enfoque de militarización y “combate frontal” usando la fuerza pública, a uno con perspectiva integral, de derechos humanos y salud pública./Agencias-PUNTOporPUNTO

Documento íntegro:

World%20Report%202022%20web%20pdf_0

 

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario