¡Adiós “AUSTERIDAD Republicana”!… ELECCIÓN 2021, será MIL MILLONES más cara

Hasta el momento no hay una norma o ley que le ponga un límite al gasto que utilizan las organizaciones que quieren ser institutos políticos

A pesar de las crisis económica y sanitaria que vive el país, el Diario Oficial de la Federación (DOF) formalizó en agosto pasado la disposición oficial para que en las elecciones federales intermedias de 2021 los partidos políticos nacionales gasten 7 mil 226 millones de pesos de recursos públicos.

Este costo para el ciudadano de la elección más grande de la historia del país –el 6 de junio próximo se renovará la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, Congresos locales, ayuntamientos y alcaldías en 30 entidades, entre otros– será mil 870 millones de pesos más cara que la federal intermedia del 2015, en la que los partidos se gastaron 5 mil 356 millones de pesos.

  • Esta bolsa de 7 mil 226 millones se repartirá entre los siete partidos políticos nacionales con registro ante el INE –Morena, PAN, PRI, PRD, PT, MC y PVEM–, además de algunos de los otros siete que buscan también ese registro y que en los próximos días tendrán respuesta.
  • Entre ellos figuran Fuerza Social por México; Redes Sociales Progresistas (del grupo político de Elba Esther Gordillo) y Encuentro Solidario (Partido Encuentro Social, con el que PES busca recuperar su registro perdido en 2018).

También, el INE contempla parte de estos recursos para el financiamiento de los candidatos independientes que logren obtener su registro, para los que ya quedó aprobado un financiamiento de 31 millones 505 mil pesos.

El monto total aprobado para 2021 representa un aumento de mil 987 millones de pesos con respecto a la bolsa que hoy aún gastan en este 2020, en el que se destinó a los partidos un gasto de 5 mil 239 millones de pesos, un año sin elecciones.

Para el próximo año, los partidos podrán disponer de 5 mil 250 millones de pesos para “actividades ordinarias permanentes”; mil 575 millones para “gastos de campaña”; 157 millones 528 mil pesos para “actividades específicas”; 210 millones 38 mil pesos para “franquicia postal; 693 mil pesos para “franquicia telegráfica”, entre otros rubros.

  • Para la elección federal de 2018, se destinaron 650 millones de pesos para Morena; mil 689 millones para el PRI; mil 281 millones al PAN; 773 millones al PRD; 578 millones al PVEM; 537 millones a MC; 419 millones a Nueva Alianza; 398 millones al PES, y 376 millones al PT.
  • Para las candidaturas independientes se destinaron 42 millones 963 mil 332 pesos. En ese año, para el concepto de las “actividades específicas”, los partidos tuvieron un monto de 128 millones 889 mil 997 pesos.

Mientras que, para los comicios intermedios de 2015, los partidos políticos recibieron un total de 3 mil 909 millones de pesos para “actividades permanentes ordinarias”; para “gastos de campaña”, mil 172 millones, y para “actividades específicas”, 117 millones. Además, para franquicias postales y telegráficas contaron con una bolsa de 156 millones.

El partido que más recursos recibió ese año fue el PRI, con mil 376 millones de pesos; seguido del PAN, con mil 158 millones, y del PRD, con 886 millones.

Para este 2020, mil 700 millones de pesos fueron para Morena; PAN, 950 millones; PRI, 896 millones; PRD, 445 millones; PVEM, 426 millones; MC, 411 millones, y PT, 391 millones de pesos.

Alto costo de partidos, un pendiente, ven legisladores

El alto costo del financiamiento público a los partidos políticos y la opacidad en la entrada de recursos para sus campañas es una asignatura pendiente, que los propios partidos deben atender y resolver en el Poder Legislativo, reconocieron los propios partidos y el presidente del INE, Lorenzo Córdova.

  • En entrevistas, el diputado federal de Morena, Sergio Gutiérrez Luna –autor de las iniciativas de reformas electorales para reducir el financiamiento público a los partidos, la “estructura burocrática” del INE, entre otras propuestas– comentó que “el que se vayan a gastar 7 mil 226 millones de pesos en la elección federal intermedia del 2021 es una barbaridad”.

“Yo veo muy mal ese presupuesto, ya aprobado, es muchísimo dinero en un país que tiene grandes necesidades, y más ahora con este tema de coronavirus. Nosotros hemos estado impulsando desde hace mucho tiempo que se reduzca a la mitad el financiamiento público a los partidos políticos”, dijo.

“Yo, en lo personal, lo voy a seguir impulsando, porque en un año electoral como el que viene, de una elección intermedia, se incrementa en un 30 por ciento el gasto; es decir el financiamiento ordinario, más un 30 por ciento para gastos de campaña y yo creo que, por el contrario, todo debiera de reducirse”, agregó.

  • El vocero del PRI en la Cámara de Diputados, Héctor Yunes, dijo también a este diario que “los partidos deben realizar campañas austeras y consecuentes con la situación que vivimos a causa de la pandemia, y deben también hacer un esfuerzo por garantizar elecciones con equidad, legalidad y transparencia”.

“Lo más importante no es la cantidad de dinero, sino la transparencia de su origen. Si sabemos cuánto se gasta y de dónde viene ese dinero, se fortalece el sistema de partidos y nuestra democracia; si no conocemos su origen, tampoco sabemos qué compromisos se pactaron a cambio de ese financiamiento hecho en la ilegalidad. No se puede escatimar el financiamiento a las organizaciones políticas, sin que dejemos de observar las necesidades más urgentes que tiene el país”, expuso.

Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, señaló que “la racionalización o no de este financiamiento representa una asignatura pendiente en la discusión pública y legislativa, la cual, sin duda, debe realizarse con altura de miras, con una visión de estado, que esté exenta de revanchas y cortoplacismos; es decir, que piense en fortalecer la democracia y el sistema de partidos antes que nada”.

No hay tope de gastos para crear nuevos partidos políticos, alertan

Aunque legalmente no hay un tope de campaña para estos grupos y el financiamiento es privado, tiene que pasar por la inspección del árbitro electoral.

“La fiscalización de los recursos es parte del proceso, que no se hayan entregado dádivas en las asambleas, que no hayan intervenido asociaciones religiosas o gobiernos de cualquier nivel al respecto. La revisión sólo es una parte de algo mayor”, reveló.

  • Hasta el 21 de febrero, seis son las organizaciones que cumplieron preliminarmente los requisitos para convertirse en partidos político, sin embargo no será un hecho hasta que termine el proceso.

Cuando inició el proceso 106 organizaciones manifestaron su deseo de convertirse en partidos políticos, pero no todas se mantuvieron, ya que sólo 69 solicitudes fueron procedentes y 13 improcedentes, además que cuatro desistieron previo al arranque, por lo tanto hasta la fecha sólo 43 organizaciones están activas, pero es un número reducido las que están con actividad intensa para lograr su objetivo, comentó Ruiz Saldaña.

¿Tope de gastos en ley?

Hasta el momento no hay una norma o ley que le ponga un límite al gasto que utilizan las organizaciones que quieren ser institutos políticos, a pesar de que dentro del INE se comentó y discutió la creación de una legislación al respecto, relató el consejero electoral.

“No se ha vuelto a comentar el tema, tuvo que haber sido al momento de aprobar las reglas de los ingresos y gastos. Si no se hizo en ese momento no se puede ahorita por la regla, debe ser antes de este proceso”, subrayó.

  • Durante la discusión sobre el tema, abundó Ruiz Saldaña, una de las principales controversias se centraron sobre el tipo de sanciones que se aplicarían a la organización en caso de rebasar el tope de campaña, es decir, si se le podría negar el registro para convertirse en instituto político.
  • Aunque son bastantes los parámetros y aspectos que se tendrían que tomar en cuenta para implementar este límite presupuestal, el consejero aseguró que se tendría que obtener el promedio de gastos de las organizaciones en años pasados, así como realizar un estimado sobre el importe por el uso de salones para las asambleas, la renta de equipo de sonido, de sillas y demás.

El financiamiento público para los grupos que se quieren convertir en partidos sería algo complejo desde la vertiente económica, ya que “los recursos del Estado son escasos y sería más presión financiera”, pero políticamente no es imposible, siempre y cuando haya voluntad de los gobernantes, aclaró.

“No hay nada intrínsecamente que impida una regulación para poder financiar a las organizaciones, y me refiero con financiamiento público, que pretenden constituirse como partidos políticos, pero a nivel económico esta difícil que eso sucediera”, refirió.

Para Ruiz Saldaña el tope de gastos en este proceso es una propuesta que se debe hacer ley, para que así haya una competencia más pareja entre todos los participantes, puesto que hay el caso que una organización “eche la casa por la ventana” e invierta 20 millones y otra 3 millones de pesos./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.