CRISIS del CORONAVIRUS infecta de incertidumbre a la ACTIVIDAD INDUSTRIAL

Construcción, manufactura y minería, tres de los cuatro principales sectores de la actividad industrial en México, redujeron nuevamente su ritmo

Con una caída estimada de $2,000 millones en exportaciones en el primer mes de la crisis, el coronavirus ha infectado de incertidumbre a las maquiladoras mexicanas, un emblema industrial de la frontera con Estados Unidos y fuente de millones de empleos.

El desasogiego es tangible en Tijuana, la ciudad más grande de la frontera norte y de Baja California, estado con el mayor número de las empresas de Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX), al concentrar 18% de las 6,300 a nivel nacional.

Mientras algunas fábricas mandan a sus trabajadores a casa con su sueldo íntegro, otras aún operan ante la falta de un plan económico y la escasa claridad de la emergencia sanitaria que decretó el gobierno federal la semana pasada que suspende actividades no esenciales hasta el 30 de abril.

“Por arriba de la economía, de cualquier mercado, está la salud de los más de 300,000 colaboradores que tenemos en el sector”, expresa Luis Manuel Hernández, presidente regional de la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación (Index Zona Costa).

  • México registró al cierre del miércoles 174 muertos y 3,181 casos de COVID-19, de los que el 7.07%, 225, están en Baja California.
  • Esto convierte al estado en el cuarto con mayor incidencia, con una tasa de 6.19 casos por cada 100.000 habitantes, y en el segundo con más defunciones, al sumar 15.

Aun así, apenas son nueve maquiladoras las que han cerrado, con 15,000 empleados en casa con su salario completo hasta el 30 de abril, informa Heriberto Galindo, presidente de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria en Tijuana (Arhitac).

LA DUDA ESENCIAL

Se prevé que otras 19 fábricas también paren, pero hay algunas que todavía dudan sobre qué califica como esencial, menciona Francisco Rangel, presidente en Tijuana de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

  • El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió esta semana revaluar qué sectores pueden trabajar en la emergencia, tras una reunión con el llamado Grupo de Monterrey, importantes empresarios del estado de Nuevo León, estado con 12% de las compañías IMMEX, solo detrás de Baja California.

“Se hizo el compromiso de que la Secretaría de Salud iba a hacer un análisis riguroso para definir cuáles son las empresas que pueden seguir operando aun con la epidemia y se está atendiendo esto”, comentó el mandatario el miércoles.

INDUSTRIA FIRME

  • La manufactura mexicana, con 2.6 millones de trabajadores, alcanzó un valor de 410,836 millones de dólares en exportaciones en 2019, casi el 90% del total, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
  • Incluso, las exportaciones manufactureras subieron un 1.7% anual en febrero pasado, lo que refleja la firmeza del sector, expone Carlos Mortera, director para Latinoamérica de The Association for Manufacturing Technology (AMT), que agrupa a 650 proveedores de equipo para manufactura.

“México en los primeros dos meses de este año estaba remontando como uno de los grandes pilares manufactureros para Norteamérica. Sin embargo, con esta emergencia sanitaria y cierre de actividades no esenciales, está generando una pausa”, manifiesta en entrevista.

Aunque el Index nacional estima una caída de $2,000 millones en las exportaciones del sector en marzo, con 44% de las maquilas con afectaciones en cadenas de suministro, el representante de la AMT considera que el efecto durará poco.

  • Para mostrar la fortaleza de la industria, cita la producción de $370,000 millones en manufactura de bienes discretos -que se contabilizan por piezas o unidades, como los coches- y el consumo de maquinaria de $2.500 millones de equipo de México en 2019.

“Sobre todo con contingencias como esta, en donde las cadenas de proveeduría asiáticas están siendo replanteadas por muchas industrias, va a hacer que se fortalezca el bloque Norteamérica. Esa es una de las visiones que nosotros tenemos a mediano plazo, pueden ser seis, ocho o 12 semanas”, afirma.

Como contraste del sector, el representante de la AMT destaca que la industria nacional de autopartes tiene paradas sus 1,500 plantas en el país, mientras que la de dispositivos médicos reporta crecimientos de hasta “triple dígito”.

  • El especialista ve en esto una coyuntura para que la industria mexicana evolucione para incorporar tecnología 4.0, como realidad virtual y aumentada que respete la sana distancia.

“Se observa la oportunidad de una reconversión y de hacer que algunos componentes sean de producción esencial, que es en lo que se están enfrascando y se están ocupando muchos de los asociados o de las compañías, que son grandes usuarios”, concluye.

PRINCIPALES SECTORES DE LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL, REDUCEN SU RITMO

Construcción, manufactura y minería, tres de los cuatro principales sectores de la actividad industrial en México, redujeron nuevamente su ritmo en febrero, lo cual provocó que en suma la producción de estas actividades restara 0.6 por ciento frente a enero y 3.5 por ciento en la comparación anual, en lo que constituyó la caída más pronunciada desde enero de 2002, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

  • El conjunto de la actividad industrial contribuye con un tercio del producto interno bruto (PIB), de acuerdo con el propio Inegi.
  • De octubre de 2018 -mes en que el entonces gobierno electo realizó una consulta que dio como resultado la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México- a la fecha, el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI no ha dejado de contraerse a tasa anual, para acumular en febrero pasado 17 meses con retroceso.
  • Los datos exhiben que las industrias —cuya contracción de 1.8 por ciento el año pasado fue el principal factor para el 0.1 por ciento negativo en que resultó el PIB- ya reportaban debilidad desde antes de la irrupción del Covid-19 en la economía mexicana, según el análisis de grupos financieros.
  • La construcción es el rubro más golpeado. Este febrero se desplomó 9.54 por ciento a tasa anual; esta cifra es la más alta desde junio de 2001 e hizo retroceder el indicador a su nivel más bajo desde el cierre de 2008, cuándo arrancaba la crisis financiera mundial.
  • Respecto al reciente enero, el IMAI de la construcción descendió 0.93 por ciento, pese a que el gobierno federal ha lanzado al menos dos programas de impulso a la economía que implican el adelanto de licitaciones públicas para impulsar el sector.

No obstante, no es la única contribución en la merma de las industrias. Le siguen las manufacturas, vinculadas a la producción de Estados Unidos, que restaron 2.19 por ciento anual, la sexta baja consecutiva en el sector y la más amplia desde diciembre de 2007. Respecto a enero bajó 0.66 por ciento, informó el Inegi.

Mientras, la minería descendió 1.97 por ciento mensual e incrementó 2.07 por ciento a tasa anual. La generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, así como el suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, creció en ambos comparativos, 1.89 y 1.53 por ciento, respectivamente

  • La contracción de 2019 se extendió a este año, antes de la pandemia, y “se deteriorará aún más en los próximos meses”, según el grupo de análisis de Citibanamex. Agrega que “las perspectivas para el resto del año son claramente desfavorables”, dado que habrá un impacto en el comercio y la inversión mundial, lo que repercutirá en las manufacturas y la construcción en México.
  • Analistas de Banorte consideran que los resultados negativos de febrero se profundizarán en marzo dadas las disrupciones a las cadenas de suministro global y cierres en la segunda mitad del mes. En abril se espera una “detención casi total en varios sectores”.
  • Detalla que los primeros efectos ya se han visto con el paro técnico de armadores importantes -incluyendo Ford, GM y Fiat Chrysler que arrancó el 18 de marzo e implica que la producción de vehículos mermará 24.6 por ciento.

Con dichos argumentos, Citibanamex estima que la producción industrial se contraiga 8 por ciento al cierre del año, Banorte mantiene un estimado de 6.2 por ciento, también negativo./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.