En MÉXICO, 7 de cada 10 ARMAS decomisadas son fabricadas en EU

Pero también Italia, en los últimos doce años, ha sido el segundo mayor exportador de armas de fuego y municiones no militares a México.

Autoridades de Estados Unidos recuperaron en México un promedio anual de 17 mil armas en la última década.

Principalmente, estas armas fueron aseguradas a criminales o utilizadas en hechos violentos, como el atentado contra Omar García Harfuch, jefe de la policía capitalina.

  • Entre 2009 y 2018, la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés), recobró en suelo mexicano 169 mil 790 armas, de las cuales 118 mil 994, 70% del total, llegaron vía EU porque fueron fabricadas en ese país o importadas desde allá.
  • Entre las casi 170 mil armas de fuego recuperadas se encuentran pistolas, con 43% del total, rifles o fusiles de asalto (36%); revólveres (12.5%); escopetas (6.5%) y armamento como ametralladoras, “dispositivos destructivos” o bengalas (2%).

DE EU, 7 DE CADA 10 ARMAS RECUPERADAS

Este año, en el país, se han decomisado 3,764 armas de fuego de enero a junio, según un reporte de seguridad.

  • En diez años, autoridades de Estados Unidos recuperaron en México un total de 169 mil 790 armas de fuego, decomisadas principalmente a grupos criminales o utilizadas en hechos violentos, como el atentado del viernes contra Omar Garcia Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la CDMX.
  • De acuerdo con datos de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés), 70% de ese total de armas recuperadas entre 2009 y 2018 llegaron a nuestro país vía EU, es decir, 118 mil 994 piezas.

La versión más reciente del reporte Sistema de Rastreo de Armas de Fuego, elaborado periódicamente por la Oficina de Inteligencia Estratégica e Información de la ATF, indica que la mayor parte del armamento asegurado en delitos cometidos en territorio mexicano fue fabricado o importado a EU, mientras que el restante fue manufacturado en otros países o no se puede determinar su origen.

El rastreo de armas que realiza la ATF es un proceso largo que incluye identificar el modelo, calibre y número de serie de la pieza, así como ubicar al fabricante o distribuidor que lo vendió, incluyendo licenciatarios federales, mayoristas o minoristas.

El reporte detalla que en 2009 se recuperaron en México 14 mil 604 armas fabricadas o importadas en EU; siete mil 345 en 2010; 16 mil 028 en 2011; 13 mil 722 en 2012; 11 mil 133 en 2013; 11 mil 521 en 2014; 12 mil 721 en 2015; nueve mil 559 en 2016; diez mil 855 en 2017 y 11 mil 506 en 2018.

  • Luego de que en 2009 la ATF permitió que dos mil 500 armas fueran compradas ilegalmente y transportadas a México, bajo la operación Rápido y Furioso, las autoridades estadunidenses mantienen el rastreo y recuperación de armas que llegan a nuestro país.
  • Entre las casi 170 mil armas de fuego recuperadas se encuentran pistolas, revólveres, rifles, escopetas y otros tipos, que pueden ser ametralladoras, dispositivos destructivos, bengalas, pistolas de bengalas, lanzadores de gases lacrimógenos, silenciadores o cualquier otra clase de arma.

Las pistolas dominan por cantidad en el reporte, con 72 mil 936 piezas, 43% del total. Le siguen los rifles o fusiles de asalto, con 60 mil 858 (36%); los revólveres, con 21 mil 059 (12.5%); 11 mil 300 escopetas (6.5%) y tres mil 639 de otro tipo (2%).

EN MÉXICO

En lo que va del año, las fuerzas federales les han asestado importantes decomisos a grupos criminales.

Un reporte de seguridad detalla que de enero a junio se aseguraron tres mil 63 presuntos delincuentes, diez mil 465 vehículos terrestres, 17 aeronaves, 23 embarcaciones, tres mil 764 armas de fuego, 550 mil 151 cartuchos, 11 mil 724 cargadores, 240 granadas, 23 laboratorios y dos pistas de aterrizaje, además de cinco millones 506 mil 327 dólares y 63 millones 251 mil 704 pesos.

UN ARSENAL CONTRA GARCÍA HARFUCH

Las cuatro células que participaron en el ataque contra el convoy del secretario de Seguridad Ciudadana (SSC) utilizaron un arsenal de armas de alto poder de distinto calibre y explosivos que fueron asegurados por la Fiscalía General de Justicia de la CDMX.

  • En conferencia de prensa, el vocero de la dependencia, Ulises Lara detalló que después de los hechos delictivos fueron incautados un lanza granadas, 34 armas largas, ocho armas cortas, siete granadas de fragmentación, cinco fusiles Barret, 39 chalecos, 51 bombas molotov, 96 cargadores y 2 mil 805 cartuchos.
  • En este atentado, que se prolongó por al menos cinco minutos, fueron percutidos 414 casquillos de diferentes calibres y también fueron asegurados 13 vehículos que presumiblemente fueron utilizados para cometer este ilícito.

De acuerdo con fuentes allegadas a la investigación, al menos 50 impactos de rifles de alto poder penetraron el blindaje de la camioneta en la que viajaba Omar García Harfuch.

Las balas hicieron blanco en Rafael O. y Edgar G., jefe de escoltas y uno de los custodios más cercanos al Secretario de SSC, uno de ellos conducía el vehículo y el otro era copiloto, mientras que el funcionario viajaba en la parte trasera, de acuerdo con fuentes de la SSC que fueron consultadas.

Ulises Lara reiteró que hasta el momento 19 personas reclutadas en diversos estados y una de nacionalidad colombiana, hasta ayer se encontraban declarando ante el Ministerio Público.

En la CDMX han sido asegurados otros arsenales, como el del pasado 12 de febrero, cuando se hizo el decomiso más numeroso y “poderoso”, por el calibre de alto poder de las armas encontradas en un domicilio de la colonia Lindavista, alcaldía de Gustavo A. Madero.

El 2 de mayo de 2015, Neylon Stephen Charles, estadunidense de 44 años, fue detenido en un BMW con más de seis mil municiones y armamento de alto poder.

ARMAS ITALIANAS TERMINAN EN MANOS DE CÁRTELES MEXICANOS

Italia, en los últimos doce años, ha sido el segundo mayor exportador de armas de fuego y municiones no militares a México.

  • De acuerdo a un documento del Observatorio Permanente sobre Armas Pequeñas y Políticas de Seguridad y Defensa de Brescia (OPAL, por sus siglas en italiano), mientras que la mayoría de las armas exportadas a México provienen de Estados Unidos, Italia supera considerablemente a otros grandes exportadores como República Checa, España, Francia, Austria, Bélgica, Corea del Sur, e Israel.

El informe, titulado “Lo hecho en Italia que contribuye a las masacres mexicanas” y escrito por el coordinador científico del OPAL Carlo Tombola, afirma que fabricantes italianos han vendido y entregado 10,000 pistolas y 1,100 revólveres cada año, en promedio, al mercado mexicano durante los últimos 12 años.

  • Un ejemplo de su uso es la noche del 26 de septiembre de 2014, cuando alumnos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa fueron atacados en la ciudad de Iguala, Guerrero. Al final de ese día, 43 de ellos desaparecieron.
  • Los policías que participaron en el ataque estaban armados con rifles de asalto Heckler & Koch (Alemania) y Beretta (Italia) vendidas a la Secretaría de la Defensa Nacional, quien, a su vez, las repartió en 2013 entre distintas policías municipales y estatales de México, sin importar si éstas tenían antecedentes de violaciones a derechos humanos.

De acuerdo con informe de balística del caso Ayotzinapa, al menos ocho casquillos encontrados en la escena del crimen perpetrado contra los estudiantes pertenecen a tres de fusiles Beretta, y tres casquillos pertenecen a dos pistolas de la misma marca.

Además de México, Italia también vende armas a Colombia y Guatemala, las cuales, de acuerdo al documento publicado el 12 de noviembre del año pasado, “probablemente” acaban en mercados locales ilegales y semilegales.

  • Entre 2007 y 2018, México fue el segundo mayor cliente latinoamericano de la industria militar italiana, después de Brasil.
  • Junto con los grandes sistemas de armas, producidos por la compañía multinacional industrial Leonardo S.p.A., las exportaciones militares italianas a México son dominadas por armas fabricadas por el grupo Beretta. En 12 años, Beretta ha vendido una cantidad de al menos 50 millones de euros.

La cifra, sin embargo, es aproximada. De acuerdo al OPAL, se debe tomar en cuenta la “dificultad” de leer correctamente el informe del gobierno italiano sobre la exportación de armas.

Beretta, empresa privada y fabricante de armas de fuego, fue fundada en 1526 y es considerada una de las instituciones armamentísticas activas de mayor antigüedad.

Del 2007 al 2018, Beretta vendió a México: 17,150 rifles de asalto automático y 23,000 partes de repuestos; 19,000 rifles de asalto y 16,000 partes repuestos; 650 lanzagranadas; 303 rifles de francotirador; 3,030 pistolas calibre 40; 505 fusiles; 505 pistolas calibre 22LR; 13,130 pistolas calibre 9×19; 2,020 pistolas calibre 9, y 1,010 escopetas.

Su catálogo de armas incluye diferentes marcas que son manufacturadas fuera del país: la gestión del grupo permite organizar la venta de armas en el extranjero sin dejar rastros estadísticos en Italia y así evitar las limitaciones estrictas de las leyes sobre el control de exportaciones.

Por ejemplo, Beretta puede utilizar transferencias intragrupales entre sus fábricas italianas (ubicadas en Gardone Val Trompia y Urbino) y las ubicadas en Turquía (Stoeger Silah Sanayi en Estambul) y Finlandia (Sako en Riihimäki).

  • La empresa puede exportar armas a México a través de su filial Beretta USA, con sede en el estado de Tennessee. “También participa en el río de armas que vierten de los Estados Unidos a México”, señala el documento.
  • Sin embargo, las armas fabricadas en EEUU, comparadas con aquellas hechas en Italia, tienen “muy pocas” diferencias. La más significativa es la marca del Banco Nazionale di Prova, encargado de controlar, verificar, y regular las armas de fuego y municiones en el país. La prueba o marca es obligatoria para todas las armas producidas en Italia.

No solamente son armas: Italia también exporta grandes cantidades de municiones a México. La empresa Fiocchi Munizioni exportó 270 toneladas de municiones al país del 2007 al 2018, con un valor de 1.5 millones de euros.

  • Todos los cuerpos policiacos, de las 32 entidades de México, compraron armas Beretta del 2006 al 2018. De acuerdo con la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA), más de 113,000 armas Beretta (85,941 armas cortas y 27,292 armas largas) fueron vendidas a la policía mexicana entre 2007 y 2017.
  • ¿Dónde, exactamente, terminan las armas italianas exportadas a México? Rifles de francotirador marca Sako se fueron a la policía estatal de Chihuahua y de otras 21 entidades federativas, por ejemplo.

El ejército mexicano, el único organismo autorizado para vender armas a particulares en México, vende al público rifles marca Beretta.

De acuerdo con la documentación procesal de los policías municipales que en 2014 atacaron y desaparecieron forzosamente a los 43 estudiantes de Ayotzinapa en Guerrero, las autoridades estaban armadas con fusiles de asalto de Beretta.

Recibos de venta de armas compilados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) revelaron que se vendieron 6,500 armas Beretta a la policía de Guerrero entre 2007 y 2014, “a pesar de la evidencia documentada de graves abusos cometidos por la policía local y su colusión con grupos de crimen organizado”.

De cinco armas vendidas a la policía de Guerrero entre el 2010 y el 2016, una fue robada o “perdida”, y varias terminaron en manos del crimen organizado. Más de 5,400 armas Beretta fueron robadas o perdidas por la policía mexicana entre el 2000 y 2015, según datos del ejército mexicano.

  • La policía de Nuevo León ha comprado al menos 8,772 armas Beretta desde el 2006, y ha sido descrita por Aldo Fasci, secretario de Seguridad Pública del estado, de estar “en una crisis de corrupción y delincuencia” e involucrada en el tráfico de armas de la prisión estatal.
  • De acuerdo con los registros de ventas de la Sedena, la policía de Veracruz, responsable de más de 15 homicidios cometidos por los ‘escuadrones de la muerte’, compró aproximadamente 6,500 armas Beretta después del 2009.

“Entre los usuarios finales de las armas Beretta nos encontramos con policías con violaciones documentadas de derechos humanos y confabulaciones con grupos criminales organizados”, según el OPAL.

Antonio Tizapa, padre de Jorge Antonio Tizapa Legideño, uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, leyó el informe del OPAL y declaró que las armas utilizadas en la desaparición forzada de su hijo son de la compañía Beretta.

“Estas armas son utilizadas por la policía y los criminales, y hoy no sabemos todavía quién mató a los estudiantes o dónde están. Una de las razones es la falta de control de armas y un registro de armas militares como las italianas”, dijo.

Tizapa exigió la detención de la venta de armas a México, porque parece que el país “está en guerra”. Además de que se han adquirido cantidades exorbitantes de armas y municiones y que la población no conoce la extensión de las compras, las cuales terminan en manos del crimen organizado.

No es posible que los fabricantes de armas continúen sin saber el daño que han hecho a nuestros hijos y a nuestras personas. El gobierno mexicano no revelará los escalofriantes hechos sobre las personas desaparecidas en México. En sólo diez años más de 250,000 personas desaparecieron o fueron asesinadas

  • El control del tráfico ilegal de armas, de acuerdo con Tizapa, es inexistente. “Digo estas palabras porque soy una persona directamente afectada por la desaparición de un hijo y sus 42 compañeros de clase. Sé que si estuvieras en mi lugar, en lugar de las madres y los padres de estos 43 jóvenes, y sabrías que estas armas fueron utilizadas, si hicieran desaparecer a uno de los miembros de tu familia, hubieras hecho lo mismo que estoy haciendo”.

En Italia existe la Ley 185/1990, que indica que “se debe negar la licencia de exportación de armas cuando falten garantías adecuadas para el destino final de los materiales de armamento”. Y la “Posición Común Europea” 2008/944/CFSP señala también que la licencia de exportación de armas a una empresa en Europa debe negarse cuando “exista un riesgo manifiesto de que la tecnología o el equipo militar que se vayan a exportar puedan utilizarse con fines de represión interna”.

Particularmente, se especifica, en países donde “las violaciones graves de los derechos humanos han sido verificados por representantes competentes de la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Europea, o el Consejo Europeo”./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here