INSABI genera CAOS en el sistema a ESCALA NACIONAL

Pacientes han denunciado el cobro de cuotas extraordinarias. Y dijeron que hasta el 31 de diciembre del 2019, les cobraban 88 pesos por noche y ahora 387 pesos.

El inicio de operaciones del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), con el que se busca reemplazar el desaparecido programa del Seguro Popular que funcionó 18 años, ha generado un caos en el sistema a escala nacional.

El Instituto nació sin reglas de operación ni lineamientos. En consecuencia, en hospitales públicos cobran cuotas por servicios que en otros no y que, según pacientes entrevistados por este diario, el Seguro Popular les cubría. El catálogo del Insabi establece la gratuidad para 66 enfermedades, las mismas que cubría el programa social estrella de los gobiernos panistas. El expresidente Felipe Calderón Hinojosa posteó en su Twitter que se han elevado los costos de servicios básicos.

  • Sin embargo, los padecimientos de alta especialidad eran subsidiados para los sectores más vulnerables con el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, que hasta 2018 tuvo un presupuesto de 80 mil millones de pesos, y que también desapareció.
  • Al nuevo instituto le asignaron un presupuesto de 40 mil millones de pesos para atender a casi 69 millones de mexicanos que no gozan de seguridad social.
  • La Organización Editorial Mexicana realizó un recorrido por hospitales públicos. En el país, los pacientes denunciaron el cobro de cuotas extraordinarias. Y dijeron que hasta el 31 de diciembre del 2019, les cobraban 88 pesos por noche y ahora 387 pesos.
  • El inicio de operaciones del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) ha generado caos, pues pacientes beneficiarios del extinto Seguro Popular reclamaron que ahora ellos tienen que pagar por servicios que antes eran gratuitos, mientras la institución sigue sin lineamientos ni reglas de operación.

La Organización Editorial Mexicana realizó un recorrido en hospitales públicos de la capital, y encontró que pacientes y familiares denunciaron que, desde el comienzo del año, los costos de los servicios y medicamentos aumentaron.

En la Ciudad de México, Diana Rodríguez, madre de Yamila Chávez, quien desde hace cuatro años lucha contra el cáncer, aseguró que a partir de 2020 tendrá que asumir el gasto de sus radioterapias debido a que el Insabi no cubre estas terapias, lo que sí hacía el Seguro Popular.

  • “Anteriormente no tenía que pagar nada, las quimioterapias que se le dieron a mi hija nunca se les pagó, o sea, yo no pagué nada, el Seguro Popular me las cubría, me dieron el seguro de gastos catastróficos y con eso se cubrían lo que eran quimioterapias, internamientos y alguno otro medicamento que se podía cubrir con esto. Si necesitaban otro que no cubría esto, obvio yo lo tenía que comprar, pero no era una exageración”, aseveró con lágrimas.
  • Selene Jaimes tuvo que adquirir un kit de cirugía para su madre Eloísa Sánchez, con un valor de tres mil 800 pesos “por fuera”, ya que en el Hospital General de la Ciudad de México éste tenía un costo de cinco mil 500 pesos, gasto que en cuatro meses no había tenido que realizar desde que su mamá se atiende en este hospital.
  • Asimismo, refirió que los costos por la cama, o internalización, aumentó considerablemente, pues pasó de los 88 pesos a los 387 pesos. Al día de hoy, pagó una cuenta de dos mil 385 pesos por la estadía de su madre en este nosocomio..

En Puebla, está el caso de Florencio Mediana Castro, quien ingresó al Hospital del Norte al filo de la 1:30 de la madrugada, para solicitar el servicio de atención tras presentar una hemorragia de tubo digestivo, luego de explorarlo, alrededor de las 11:00 de la mañana los médicos le indicaron que requería de una endoscopía.

Sus familiares acusaron que el personal del nosocomio les explicó que no se la podían realizar ahí, toda vez que el Insabi ya no ofrecía esa asistencia, por lo que debían solicitar el estudio en una institución privada.

El señor quedó en espera del estudio y finalmente a las 8:00 de la noche falleció.

Sobre esta situación, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que se estuviera cobrando la atención en los hospitales públicos.

-¿El Insabi cobrará cuotas de recuperación, como se hacía con el anterior Seguro Popular?

  • “No, no. Es atención médica y medicamentos gratuitos”, respondió a pregunta directa durante la conferencia mañanera, sin embargo, reconoció que ese tema aún se está resolviendo, porque hay hospitales, sobre todo en el área de especialidad, donde siguen cobrando por los servicios.
  • “Tenemos que ir resolviendo lo de las llamadas cuotas de recuperación porque, en efecto, eso impide que el servicio sea gratuito. Esto se da mucho en hospitales de especialidades, pero se va a llegar a un acuerdo”, dijo durante la mañanera.

Más tarde, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que el Insabi da servicios gratuitos en el primer y segundo nivel de atención, pero en el tercer sólo cubre 66 enfermedades, como ocurría con el Seguro Popular.

A pesar de esta explicación, los reclamos continuaron no sólo a las afueras de los nosocomios, sino también en redes sociales.

Francisco Floranes, gestor médico, acusó que hasta el momento no se sabe cuáles son las reglas de operación del Insabi, “porque nadie las sabe, más que un prólogo populista de salud para todos en todos los esquemas de salud”.

En ese sentido, con el salto al Insabi hay pacientes denunciando cuotas muy costosas en padecimientos de alta especialidad, por lo que Floranes externó que, en este momento, los centros de salud operan a “como dios les dio a entender y bajo distintos criterios”.

Esta postura fue respaldada por el secretario Jesús Enrique Grajeda, secretario de Salud de Chihuahua, dijo que a nueve días haber iniciado funciones el Insabi, en la entidad desconocen las reglas de operación de este.

De acuerdo a la reforma a la Ley General de Salud que da vida al Insabi da un plazo de 180 días al Poder Legislativo para aprobar su Reglamento, plazo que sigue en curso.

Lo que sí hará el Poder Legislativo es reunirse con el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, el titular del Insabi, Juan Ferrer Aguilar, y los titulares del IMSS e ISSSTE, Zoé Robledo Aburto y Luis Antonio Ramírez Pineda, respectivamente, para ir más allá de la queja y no existan riesgos para la salud, con base en que no haya una eficiencia en la operación.

66 ENFERMEDADES DEJARÁN DE SER GRATUITAS

Desde el anuncio de la instauración del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), desapareció el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos pues se usará dicho recurso para darle funcionalidad al organismo federal. Es por ello que está en peligro el tratamiento gratuito de personas que padezcan alguna de las 66 enfermedades que cubre el fondo.

“La ley dice que será gratuito sólo primero y segundo nivel, con el Seguro Popular se cubrían todas estas enfermedades”, señaló la senadora panista Martha Cecilia Márquez Alvarado.

En hospitales federales e institutos mantienen cuotas de recuperación en intervenciones de alta especialidad y en trasplante de órganos; tratamientos como quimioterapia y radioterapia también tendrán un costo.

  • Algunas de las enfermedades que cubría el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos son las relacionadas a los cuidados intensivos neonatales, la prematuridad, síndrome de dificultad respiratoria, sepsis respiratoria; en enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio, cubre distintos tipos de atresia -malformaciones-, onfalocele -órganos expuestos desde el nacimiento-; así como malformaciones congénitas en el corazón, hemofilia -la sangre no se coagula- y algunos tumores, inclusive algunos de los más comunes como cáncer de colon, de recto, testicular, de ovario, próstata y mama, detalló Márquez Alvarado.
  • Según el Diario Oficial de la Federación, de acuerdo a datos actualizados el 30 de diciembre del 2019, tan solo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), un día de incubadora, herramienta necesaria en tratamiento de los recién nacidos de manera prematura, cuesta 8 mil 732 pesos por día; terapia intensiva 39 mil 961 pesos por día; una intervención quirúrgica 38 mil 76 pesos, una intervención cardiológica cuesta 44 mil 458 pesos, todos pertenecientes a servicios del tercer nivel.

Según el médico oncólogo, José Ortiz, por quimioterapias en hospitales privados se cobran cerca de 30 mil pesos; intervenciones por cáncer de mama 50 mil pesos, de colon 100 mil, testículo de 25 mil a 50 mil, 70 mil por intervención en cáncer de próstata, a lo que tendrán que sumarse los costos por medicamentos. Puntualiza que estos precios pueden doblarse y hasta triplicarse en hospitales como el CMQ y Star Médica/AGENCIAS-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.