PETRÓLEOS MEXICANOS el mayor RETO de la 4T

El máximo responsable de las finanzas públicas mexicanas cree que no habrá una rebaja de la calificación de la deuda este año

El secretario (ministro) de Hacienda de México, Carlos Urzúa, recibe a EL PAÍS en un receso de la convención bancaria de Acapulco (Guerrero, suroeste) en mangas de camisa y con cara cansada.

Es una de las primeras citas con un medio de comunicación desde que asumió el cargo, el pasado 3 de diciembre. Tanto él —máximo responsable económico del Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador (Morena)— como su mano derecha, Arturo Herrera, aprovechan la mayor cita financiera anual para exponer sus planes a los inversores extranjeros. Quieren evitar más sobresaltos: primero fue la cancelación del aeropuerto y ahora, la indefinición sobre el futuro de Petróleos Mexicanos (Pemex).

• De lo que ocurra con la firma estatal depende en buena medida la salud de las finanzas públicas a corto plazo: la calificación de la deuda mexicana está en juego. Habla una de las voces de mayor confianza del nuevo presidente en lo económico.

Pregunta. ¿Es el rescate de Pemex el mayor desafío económico para el Gobierno mexicano?

Respuesta. Es una empresa que tiene problemas financieros a corto plazo. Pero también creo que tiene un gran futuro, sin exagerar. Hay nuevos yacimientos muy importantes de crudo relativamente fáciles de extraer y varias cosas que puede hacer a medio plazo. Pero en el muy corto plazo Pemex tiene una deuda excesiva, muy grande [107.000 millones de dólares, la petrolera más endeudada del mundo] y eso puede hacer que tenga problemas en el refinanciamiento en los próximos meses e incrementar la percepción de riesgo por parte de todos los inversionistas. Es un reto buscar la manera de ayudar a Pemex.

P. ¿Cuánto tiene que refinanciar la empresa pública a corto plazo?

R. Entre 6.000 y 7.000 millones de dólares.

P. ¿Y cómo se puede hacer esa refinanciación?

R. Hay varias vías. La primera es acudir al mercado y ver cómo nos va [hace un gesto de incógnita]. La segunda es que nosotros [el Gobierno] le inyectemos capital de alguna forma para solventar, al menos parcialmente, esas necesidades de financiamiento. Y eso es lo que estamos explorando: de ahí que Arturo [Herrera, subsecretario de Hacienda] haya mencionado el fondo de estabilización de ingresos presupuestarios, con casi 300.000 millones de pesos y que está mal diseñado. Contemplamos la posibilidad de que parte de ese dinero, y por una sola ocasión, pueda utilizarse para ayudar a la refinanciación de Pemex.

P. ¿Es Pemex, entonces, el mayor reto económico del Gobierno mexicano?

R. Sí, por supuesto.

P. Más allá del rediseño y del uso de recursos de ese fondo de estabilización, ¿están ya negociando con los acreedores?

R. No. En este momento Pemex no necesita todavía refinanciarse.

P. Pero para final de año sí va a tener que afrontar una primera refinanciación.

R. Sí, en un mes o un mes y medio va a necesitarse por los vencimientos. Por eso nosotros [Hacienda] tenemos que decidir junto con ellos [Pemex] y el presidente. El plan de negocio va a ser la clave de todo: si no da una visión optimista en el mediano y largo plazo, estaremos en problemas.

P. ¿Y qué cree que va a arrojar?

R. Tengo mucha fe en lo que pueda hacer Pemex, pese a la deuda.

P. ¿Teme una rebaja de la calificación de la deuda mexicana este año? Las agencias de rating están al acecho desde hace meses.

R. Espero que no. Y, obviamente, si se da el caso, va a ser por Pemex.

P. ¿Espera que no o cree que no?

R. Espero que no y creo que no.

P. ¿Está México en una situación económica mejor o peor de lo que esperaban?

R. Diría que estamos en la situación que esperábamos. Hay variables que van mejor de lo que creíamos nosotros para este momento, como el tipo de cambio, que se beneficia mucho de la debilidad del dólar y del hecho de que nuestras tasas de interés son muy altas para los estándares internacionales e, incluso, entre países emergentes. La inflación, es sorprendente, pero va bien.

Siempre, en todos los cambios de Gobiernos, hay sorpresas. En Pemex, han sido mayores de lo que esperábamos

P. ¿Han encontrado alguna sorpresa negativa del Ejecutivo anterior?

R. Siempre, en todos los cambios de Gobiernos, hay sorpresas. Sobre todo, en los adeudos de años anteriores. En Pemex, han sido mayores de lo que esperábamos. /EL PAIS-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.