Siete de 10 ENTIDADES de la Alianza FEDERALISTA no tendrían AUTONOMÍA FISCAL

Un rompimiento del pacto fiscal implicaría regresar a un esquema de doble tributación; es decir, que tanto estados como la Federación puedan cobrar impuestos similares, tales como el IVA y el ISR

Sólo tres de los diez estados miembros de la Alianza Federalista tendrían plena autonomía financiera, los demás estarán en graves riesgos económicos – sociales si deciden salirse del pacto fiscal, señala un estudio de las autoridades federales.

  • De acuerdo con datos del Inegi, el SAT y Hacienda, Tamaulipas, Nuevo León y Colima pueden operar con superávit financiero una vez que hayan ejercido tanto su propio gasto estatal como el que ejerce la Federación al interior de su propio estado en distintos programas presupuestarios, excluyendo las transferencias del Ramo 33.
  • Estos gastos podrían ser financiados en su totalidad, y con sobrante, vía sus propios ingresos locales más la recaudación federal que se genera en sus estados. El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) alertó sobre las implicaciones de que los estados dejen el pacto fiscal.

Para Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del Imco, los problemas serían definir las facultades de recaudación o la doble tributación: que tanto los estados como la Federación puedan cobrar impuestos similares, como IVA o ISR.

EL PAÍS PUEDE REGRESAR A LA DOBLE TRIBUTACIÓN

Tamaulipas, Nuevo León y Colima son los únicos estados de los 10 que forman parte de llamada Alianza Federalista que están en capacidad de tener autonomía fiscal de salirse del pacto federal, dado el escenario de que toda la recaudación federal pasara a sus manos.

  • Así lo muestran las más recientes cifras del Inegi, del SAT y la Secretaría de Hacienda, que señalan que estos tres estados podrían operar con superávit financiero una vez que hayan ejercido no sólo su gasto propio estatal, sino también el gasto que ejerce la Federación al interior de su propio estado en distintos programas presupuestarios, excluyendo las transferencias del Ramo 33.

Estos gastos podrían ser financiados en su totalidad, y con sobrante financiero, a través de sus actuales ingresos propios locales, más la recaudación federal que se genera en sus estados.

  • Por tanto, el 70% de los estados de la alianza federalista (Aguascalientes, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Durango y Coahuila) está en incapacidad financiera de hacerse cargo del gasto estatal y federal con los ingresos que se generan en su entidad.

De las entidades no aliancistas, la única que podría ser fiscalmente autónoma es la Ciudad de México.

IMPLICACIONES

Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), explicó sobre la necesidad de que no se llegue al extremo de que varios estados se salgan del pacto fiscal, debido a las implicaciones legales y económicas que tendría tal decisión, ya que la Constitución prohíbe que los estados se conviertan en “Repúblicas Independientes”.

En el tema legal, afirmó que habría un conflicto claro sobre las facultades de recaudación. Citó los ejemplos de Tamaulipas y Colima, estados donde los ingresos federales que se generan provienen en buena medida de los puertos de Altamira y Manzanillo, respectivamente.

  • El conflicto radicaría en que, según la ley, la Federación es la encargada de manejar los puertos, situación que crearía un pleito legal de gran magnitud, “pues los estados seguramente querrán ser quienes se queden con los ingresos generados en ambos puertos”.

Por el lado económico, Guadarrama advierte que un rompimiento del pacto fiscal implicaría regresar a un esquema de doble tributación, es decir, que tanto estados como la Federación puedan cobrar impuestos similares, tales como el Impuesto al Valor Agregado o el Impuesto sobre la Renta.

  • Explicó que el marco legal mexicano no prohíbe la doble tributación, y que la única consideración dada por el Poder Judicial sobre este tema es que los dobles impuestos “no deben ser gravosos para la población”.

Sin embargo, dejó claro que una doble tributación sería un elemento “que restaría competitividad y atractivo de inversión no sólo a los estados que incurran en ella, sino también al resto de la economía mexicana”.

SOLUCIONES

Por tanto, el analista insta a que las autoridades federales y estatales lleguen a acuerdos para hacer los ajustes necesarios al federalismo fiscal, y que una condición necesaria para una buena reforma deberá ser que se aumente la recaudación, tanto federal como estatal y municipal.

Además, plantea que se puedan buscar mecanismos en que los estados puedan cooperar entre sí y con la Federación para afrontar distintas problemáticas, tales como la actual contingencia por el covid-19, misma que detonó la queja de los gobernadores de la Alianza Federalista.

CONVOCAN A LA ALIANZA A ANALIZAR PACTO FISCAL 

La caída en el gasto federalizado que se prevé en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021 se podría compensar si los gobiernos locales fueran más activos en la recaudación de recursos; sin embargo, el contexto del Covid-19 hace complejo que las entidades y municipios puedan adecuar lo necesario para ser más activos en este aspecto.

Durante el Parlamento Abierto respecto al gasto federalizado, diversos especialistas y alcaldes expresaron sus puntos de vista sobre el presupuesto destinado para este rubro que se prevé en el PPEF 2021, el cual significa la asignación de 1.8 billones de pesos, es decir, una reducción de 5.5% en términos reales en comparación a lo aprobado para este 2020.

  • En su intervención, Christopher Cernichiaro Reyna, coordinador de Finanzas Públicas Subnacionales del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explicó que esta caída en el gasto federalizado tendría un impacto en rubros como salud, educación, asistencia social e infraestructura de los estados, municipios y alcaldías para la Ciudad de México.

“Sabemos que las participaciones son recursos de libre destino, pero también que los principales usos que se le dan son para funcionamiento cotidiano de las instituciones nacionales como secretarías, universidades, entonces podríamos ver un impacto en este sentido (…) las aportaciones son recursos predeterminados y que van a rubros tan importantes como salud, educación, asistencia social, infraestructura, entre otros”, detalló el especialista del CIEP.

  • Para Lía Álvarez Baeza, investigadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, no es suficiente el esfuerzo que realizan los gobiernos locales para mejorar su recaudación y esto hace que las aportaciones y participaciones federales sean la fuente principal de recursos para la mayoría de los estados.

“En el 2019, las transferencias federales en promedio representaron 85% de los ingresos estatales, mientras que los ingresos propios representaron sólo 15%”, detalló.

  • De acuerdo con Álvarez Baeza, sólo la Ciudad de México, Estado de México, Sonora, Nuevo León y Quintana Roo son las entidades que recaudan de manera propia más de 15% del total de sus ingresos.
  • La especialista de México Evalúa destacó que la reducción de recursos para fondos dentro del Ramo 33, tales como el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun) el de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) y el de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas, tendrá un impacto en el desarrollo regional, estatal y municipal.

“Esto equivale a que habrá menos recursos en materia de saneamiento, registros públicos y sistemas de recaudación, así como el fortalecimiento de obras y acciones en materia de infraestructura”, puntualizó Álvarez Baeza, y añadió que para reducir las transferencias federales en el mediano plazo se debe replantear el Sistema de Coordinación Fiscal para compensar y resarcir a los gobiernos locales de manera equitativa.

GRAVAR RIQUEZA

En su intervención, Emilio Barriga Delgado, auditor especial de Gasto Federalizado de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), indicó que para que los estados incrementen más su recaudación es necesario que impongan impuestos al capital.

  • “Gravemos la riqueza (…) es decir, los bienes inmuebles que poseemos. Aquí entra el tema del Predial, ya que México recauda muy poco en Predial comparativamente con otros países. En términos de PIB, únicamente recaudamos 0.2% mientras que Estados Unidos 4.2% de su PIB en Predial”, detalló Barriga Delgado.
  • Según el representante de la ASF, si México recaudara en materia de Predial a la par que otras economías parecidas, como Argentina, se tendrían ingresos cercanos a los 351,00 millones de pesos al año, que ayudarían a los estados a compensar la caída del gasto federalizado.

En este sentido, el diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo, presidente de la Comisión de Vigilancia de la ASF, acotó que el contexto hace complicado revisar y modificar la estructura de recaudación de los gobiernos locales.

“No renuncio a que los estados tengan posibilidades de recaudación, pero no es el momento como para plantear una respuesta de esta naturaleza”, comentó Rodríguez Carrillo e indicó que, para el tema Predial, es necesario una revisión a fondo de los aspectos legales, tales como la tenencia de la tierra en el país./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.