VIEJOS LIDERES se presentan como PARTIDOS NUEVOS, acusan EXPERTOS

Las elecciones de 2021 determinará quién conserva el registro como partido político nacional, pero también serán termómetro para perfilar lo que puede pasar en las siguientes elecciones presidenciales

Ante la crisis de representación y confianza que hay de los ciudadanos hacia los partidos políticos, se requiere de un cambio generacional en los liderazgos y en la clase política, así como una mayor circulación para que no sean “los mismo liderazgos con las viejas costumbres lo que alimenta a los nuevos partidos políticos”, aseguró David Morales González, experto en procesos políticos.

  • Aunque los partidos políticos son la instancia de participación que tiene los ciudadanos para su representación para la obtención del poder de manera pacífica, la población ha optado por otros canales de expresión y representación para manifestar su apoyo y rechazo a la clase gobernante, explicó el académico de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“Los partidos políticos deben hacer ese análisis, de por qué no están respondiendo a las expectativas de los ciudadanos de participar a las vías institucionales. También es por la crisis en la clase política, no hay partidos que funcionen sin liderazgos, sin cuadros, que trazan las rutas hacia su finalidad por la competencia por el poder”, indicó

“Los partidos políticos deben hacer ese análisis, de por qué no están respondiendo a las expectativas de los ciudadanos de participar a las vías institucionales. También es por la crisis en la clase política, no hay partidos que funcionen sin liderazgos, sin cuadros, que trazan las rutas hacia su finalidad por la competencia por el poder”, indicó

  • En el caso de Acción Nacional (PAN) la reducción en sus militantes fue del 38% y para el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) del 12%; sólo el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) fue quien tuvo un incremento del 51%, de acuerdo con el órgano electoral.
  • Las más de 10 millones 600,000 cancelaciones de registros que realizó el INE durante ese proceso fueron producto de un proceso de depuración y de duplicidades de afiliación resultantes del procedimiento de construcción de nuevos partidos políticos nacionales, explicó el director ejecutivo de prerrogativas y partidos políticos del organismo, Patricio Ballados en un comunicado de prensa.

¿Nuevos partidos políticos?

Para Morales González, los nuevos partidos políticos serán una dispersión de la oposición y no contribuirán al sistema de competitividad política, lo cual es importante para una democracia, ya que una oposición fuerte no tiene que traducirse en ingobernabilidad sino en fortaleza para el gobierno en turno.

  • Los institutos políticos de nueva creación, abundó el experto, deberían contar con un programa de acción, propuestas y una agenda de participación política nueva, donde se descarten los recursos políticos del pasado y se planteen propuestas diferentes a las presentadas por la administración en turno.

“Necesitamos cómo abordar de otra perspectiva temas que ya tiene el presidente, temas innovadores de un contexto en el mundo: la democracia, los derechos humanos, como vemos el desarrollo económico, la situación desigualdad.

“No es lo mismo que un líder viejo esté presentándose con un partido político nuevo y quiera plantear el combate a la corrupción cuando está relacionado en asuntos de corrupción”, aseguró.

¿Y la oposición?

Hasta el momento no hay un liderazgo fuerte o visible en la clase política que le pueda hacer frente o contrapeso a la figura de Andrés Manuel López Obrador, puesto que Morena tiene mayoría en ambas cámaras legislativas, lo cual es un respaldo para el ejecutivo, externó el catedrático de la máxima casa de estudios.

“Un líder cohesiona a la opinión pública, logra apoyos y seguidores, no sólo cuenta el carisma e impone una agenda. No veo un liderazgo para lograr un poco de equilibrio”, subrayó.

La agenda que plantea el gobierno federal no es cuestionada por los demás partidos, ni ofrecen alternativas diferentes; hay una especie de presidencialismo de manera muy directa que afecta al equilibrio de poderes, indicó.

“Hay una oposición débil, sin propuestas para la agenda, va siempre un paso atrás de las propuestas viables. La gente se va a alejando por las incoherencias en las propuestas de la agenda legislativa”.

Además, las fugas políticas entre integrantes que cambian de partido, sea del PRI a Morena, del PRD al PAN, o del partido que sea a donde quiera, le resta legitimidad y representación a los líderes y partidos políticos.

Sobrevivir las elecciones de 2021, el reto para los nuevos partidos

Organizaciones apuntan a convertirse en los nuevos partidos políticos nacionales rumbo a las elecciones de 2021, en las que buscarán conseguir 3% de los votos nacionales para conservar el registro que los ponga en la carrera presidencial de 2024.

Todos los grupos que se mantienen en la contienda ante el Instituto Nacional Electoral (INE) están ligados a personajes de amplia trayectoria en la política mexicana.

  • Sin embargo, ninguno cuenta con un liderazgo político que le garantice por completo la supervivencia tras los comicios del 6 de junio de 2021, donde estarán en juego las 500 curules de la Cámara de Diputados, así como 15 gubernaturas.
  • Sobrevivir a sus primeros comicios federales permitiría a los nuevos partidos robustecer sus estructuras hacia las elecciones donde se elegirá al sustituto del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dice Pablo Yáñez Placencia, politólogo de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC)

Detrás de este desafío, está el de igualar los resultados obtenidos por Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en 2015, cuando obtuvo 8.37% de los votos a nivel nacional con solo un año de vida.

“Ningún partido nuevo aspira a ganar elecciones, salvo que tenga fuerza específica en una región del país. Para conservar el registro, pueden recurrir a su propia estructura o a una plataforma extrema que los distinga del resto de las opciones”, dice el experto.

  • En las últimas décadas, solo el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador logró violar dicha regla, superando inclusive al Partido de la Revolución Democrática (PRD), que con Cuauhtémoc Cárdenas al frente obtuvo 7.91% de los votos nacionales en 1991.

Juan Luis Hernández Avendaño, politólogo de la Universidad Iberoamericana, explica que por ahora ninguna de las organizaciones aspirantes parece contar con un estandarte político con plataforma política nacional.

“Las elecciones de 2021 determinará quién conserva el registro como partido político nacional, pero también serán termómetro para perfilar lo que puede pasar en las siguientes elecciones presidenciales”, opina Hernández Avendaño.

El INE comenzó en junio la verificación de validez de los requisitos de las organizaciones. La normativa electoral establece la realización de 200 asambleas distritales la afiliación de al menos a 234,000 ciudadanos.

Partido Encuentro Social

  • Principales líderes: Alejandrina Moreno y Jorge Argüelles

Esta organización pretende reemplazar al Partido Encuentro Social (PES), que perdió su registro tras las elecciones de 2018.

Según han declarado sus dirigentes, la intención de este proyecto es respaldar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador en lo que resta del sexenio, como lo hizo en 2018 al sumarse a la coalición Juntos Haremos Historia.

México, Partido Político Nacional

  • Principal líder: Israel Trujillo de Dios

Esta organización se presentó en septiembre de 2019, bajo el nombre público de PACTO por la Vida y la Familia. Su líder es presidente de La Federación de Transportistas de Tabasco.

Se presenta como una opción en favor de la defensa de los derechos humanos y la vida, por lo que se prevé que su agenda esté en línea con el discurso del catolicismo.

Redes Sociales Progresistas

  • Principal líder: Elba Esther Gordillo

El comisionado nacional de este organismo es René Fujiwara, nieto de Elba Esther Gordillo.

Esto convierte a la exlíder magisterial en la principal figura política del proyecto.

De acuerdo con lo que ha dejado ver la dirigencia, planea apoyar el proyecto político de Andrés Manuel López Obrador.

México Libre

  • Principal líder: Felipe Calderón

Es la organización impulsada por el expresidente de México Felipe Calderón y la excandidata independiente Margarita Zavala.

Sus dirigentes sostienen una postura crítica hacia la administración de López Obrador. Su agenda está orientada en favorecer la inversión privada en el país, y su discurso en línea con los valores impuestos por el catolicismo.

Fuerza Social por México

  • Principal líder: Gerardo Islas Maldonado

Al frente de esta organización está Gerardo Islas Maldonado, pero detrás del proyecto se encuentra Pedro Haces Barba, líder sindical petrolero, expriista y actual militante de Morena.

Debido a la cercanía de Haces Barba con la facción morenista, se espera que apoye el gobierno de la cuarta transformación, en caso de obtener el registro como nuevo partido.

Alternativa PPN

  • Principales líderes: César Augusto Santiago

El proyecto está encabezado por César Augusto Santiago, un antiguo operador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que renunció al partido tricolor en enero de 2019.

Entre las filas de la organización se encuentra también Luis Castro Obregón, el ex líder nacional de Nueva Alianza.

Súmate

  • Principal líder: Manuel Espino

Es una agrupación vinculada a Manuel Espino, actual Comisionado de Protección Federal y a Nicolás Mollinedo, exempleado personal de López Obrador que decidió sumar al proyecto su propia organización Movimiento Ambientalista Social por México.

De acuerdo con un comunicado emitido por la fusión de los grupos, establecen que su agenda estará orientada a las políticas ambientalistas./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.