Cuba

El pasado 10 de octubre se celebró en la isla caribeña la elección de presidente y vicepresidente de la República; la elección de presidente en Cuba desapareció hace 43 años, en 1976. Fidel Castro Ruz ocupó ese cargo hasta el año 2008 para que su hermano Raúl lo sucediera de ese año a 2018, más de cuatro décadas solo dos presidentes. Justo en 2018 Cuba reformó su Constitución para recrear las figuras de presidente y vicepresidente de la república, las cuales funcionarían de manera separada a partir de esa fecha, la primera como jefe de Estado y la segunda como jefe de Gobierno. En febrero de 2019 se realizó un Referéndum Constitucional en el que se consultó la ratificación de la reforma constitucional del año anterior, más del 90% de los participantes votaron afirmativamente por las modificaciones a su carta magna; en 1976 hubo un ejercicio similar en el que el 98% ratificaron la Constitución de entonces.

Derivado de la entrada en vigor de la nueva Constitución, en julio pasado la Asamblea Nacional cubana aprobó en su pleno la Ley Electoral que sirvió como base para la elección de presidente de este mes octubre, en la que resultó electo el diputado Miguel Díaz-Canel; previamente, Díaz-Canel había ocupado el cargo de presidente de los Consejos de Estado y de Ministros. Los diputados eligieron al nuevo presidente para un periodo de cuatro años, con la posibilidad de repetir en el cargo una vez, mientras que el primer ministro, de acuerdo con esta Ley, será nombrado por el presidente y deberá ser un diputado de la Asamblea Popular. Para 2024 se reducirá en un 21% la integración de los diputados de la Asamblea, pasando de 605 a 474 escaños.

El Consejo de Estado es un órgano político que actúa en nombre de la Asamblea Nacional del Poder Popular cuando ésta última no está en funciones, en temporada de elecciones (parciales o generales), el Consejo designa una Comisión Nacional Electoral que convoca a la Comisión Nacional de Candidaturas, la cual es integrada por organizaciones sociales y de masas; ésta Comisión consulta a los diputados para presentar postulaciones a los cargos a elegir y de entre éstas se elige a mano alzada los altos cargos del gobierno cubano. Así Miguel Díaz-Canel fue electo con los votos de 579 legisladores de los 580 presentes en la pasada sesión extraordinaria del 10 de octubre.

Cuba lleva casi medio siglo sin elecciones universales, directas y secretas, su método para elegir a su presidente es pues, indirecto, y será así hasta 2023, fecha en la que Díaz-Canel concluye su mandato. Cabe precisar que la Comisión Nacional de Candidaturas está integrada por la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), al tiempo que el Partido Comunista cubano es el órgano rector del Estado y la sociedad; en este contexto, resulta evidente que los candidatos emanan de un solo partido y de organizaciones afines a éste, por lo que la competencia no existe. Así estas modificaciones que en realidad no cambian nada en la isla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.