Líderes

El caudillismo es un fenómeno que tiene registro en distintos países de América Latina desde el siglo XIX, durante su desarrollo, se gestaron regímenes diversos de acuerdo con las condiciones de cada nación, llegando a conformar desde dictaduras hasta democracias incipientes.

El caudillismo que heredó la Revolución mexicana se impregnó en el régimen presidencialista que ha caracterizado a nuestro país. Para el sociólogo alemán Max Weber, en su teoría de los tres tipos de dominación legítima, considera que los líderes carismáticos son aquellos personajes que consideran que el poder político se centra en su persona.

En el caso de nuestro país, el afianzamiento del presidencialismo se acompañó de la hegemonía de un partido político que dominó la arena pública durante más de setenta años; en el ámbito local, a nivel de las entidades federativas, esta hegemonía persiste hasta este siglo, llegando al hecho que existen estados de la República que no conocen la alternancia en el poder ejecutivo local. Este tipo de fenómenos más focalizados se definen como cacicazgos.

La historia reciente de México, desde finales del siglo pasado hasta la primera década de este siglo, se han manifestado liderazgos que han influido en la vida política nacional, casos como los de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, Maquío, Vicente Fox Quezada y Andrés Manuel López Obrador, son ejemplos ilustrativos.

Cuauhtémoc Cárdenas rompió con el partido hegemónico a finales de los años ochenta, formó un partido político propio y se postuló en tres ocasiones a la presidencia de la República; llegó a ser el primer jefe de gobierno electo en el entonces Distrito Federal en 1997. Maquío, político y empresario, fue gobernador de Sinaloa y candidato a la presidencia en 1988 por el Partido Acción Nacional, muere trágicamente en un accidente automovilístico al año siguiente. Vicente Fox Quezada logra la primera alternancia en el ejecutivo federal en el año 2000, postulado también por Acción Nacional. El actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, funda un nuevo partido político en 2014 y logra la tercera alternancia en el país.

Estos líderes, guardando las debidas proporciones, han marcado sin duda, la agenda política nacional, generando nuevas dinámicas e inercias que han incidido en el acomodo de las fuerzas políticas. Las contribuciones de líderes como los mencionados, sin el afán de hacer apología de ellos, deben ser valorados en su tiempo y dimensión; el caso es que en los últimos treinta años de nuestra historia se han gestado estos liderazgos y se espera que exista una renovación de liderazgos que sean protagonistas en la tercer década de éste siglo; todo esto a propósito de nada.

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.