MÉXICO y su ETERNA INFLACIÓN

*En Mayo creció 5.89 por ciento, lo que significa un incremento de 0.20 por ciento respecto del mes anterior*Pollo, res, puerco, huevo y leche, aumentaron 12.23% a tasa anual.*Frutas y verduras bajaron 3.63%*Tras elecciones y triunfo de Aramdno Quintero, Iztacalco está en "números rojos", sumida en el desempleo, la inseguridad y la marginación

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se situó en 5.89% a tasa anual durante el mes de mayo, lo que representa un aumento de 0.20%, respecto al mes inmediato anterior (abril), así lo reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con esa instancia, este incremento fue impulsado principalmente por el aumento en los precios del transporte aéreo, gas doméstico y en las gasolinas.

Pero además, productos pecuarios como pollo, res, puerco, huevo y leche, tuvieron una incidencia de 12.23% a tasa anual. En tanto, las frutas y verduras registraron una baja de 3.63%, siendo el único concepto que tuvo un comportamiento descendente dentro del INPC de mayo.

El Inegi detalló que el índice de precios subyacente (el cual se obtiene al eliminar del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles) tuvo un incremento mensual de 0.53% y anual de 4.37%.

Por su parte -señaló el Inegi- el índice de precios no subyacente registró una reducción de 0.75% mensual y un alza de 10.76% anual, esto ante un incremento de 15.94% en el rubro de energéticos y tarifas de gobierno, impulsado por la recuperación de los precios internacionales del petróleo, así como de 4.67% en los agropecuarios.

De esta forma, la inflación suma su tercer mes consecutivo fuera del rango objetivo fijado por el Banco de México, que lo situó en 3%, +/-1 punto porcentual.

Cabe recordar que en el mes de abril, la inflación alcanzó su mayor nivel desde finales del 2017 debido a un efecto de base de comparación, así como presiones de los energéticos y alimentos.

De acuerdo con los datos del Inegi, los productos y servicios que más aumentaron fueron el transporte aéreo (34.87%), gas LP (31%), gasolina de alto octanaje (29.54%), pollo (29.52%) y la gasolina de bajo octanaje (25.17%).

Otros productos y servicios que registraron también subieron fueron la tortilla de maíz; carne de cerdo, carne de res, naranja, aceites y grasas vegetales comestibles; servicios en loncherías, fondas, torterías y taquerías y vivienda.

En tanto, los productos que disminuyeron sus precios fueron el chile serrano (32.31%), jitomate (22.76%), chayote (21.67%) y chile poblano (17.25%).

Por entidad federativa, las que tuvieron mayor incremento en los precios fueron Jalisco (0.80%), Campeche (0.78%), Michoacán (0.71%) y la Ciudad de México (0.69%).

La inflación interanual de México se aceleró más de lo esperado en enero debido a un incremento en los precios de los energéticos y algunos alimentos, disminuyendo expectativas de una baja en la tasa de interés referencial en la decisión del banco central el jueves.

El índice de precios al consumidor de México subió un 3.54%, dijo el instituto de estadística INEGI el martes, comparado con el 3.15% de diciembre y por encima del 3.46% proyectado por analistas consultados por este espacio informativo.

La inflación subyacente interanual, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 3.84%, también ligeramente más del 3.82% esperado por el mercado.

Banco de México mantuvo a mediados de diciembre por segunda vez consecutiva la tasa clave de interés en un 4.25%, y dijo que la “pausa” tras un ciclo bajista de más de un año brindaba espacio para confirmar una trayectoria convergente de la inflación hacia su meta del 3% +/- un punto porcentual.

Sólo en enero, los precios subieron un 0.86%, mientras que el índice subyacente arrojó una tasa del 0.36%.

Gasolina de bajo octanaje, gas doméstico LP y papa fueron los productos que más impulsaron el alza de los precios durante el primer mes del año, mientras que la cebolla, el transporte aéreo y los servicios turísticos en paquete presentaron las bajas más acentuadas.

Banco central México recortaría tasa clave a 4.00% pese a repunte inflación

El banco central de México recortaría la tasa de interés de referencia en su anuncio de política monetaria del pasado jueves, mostró un sondeo, ante el débil panorama para la economía local por la pandemia de coronavirus y pese a un esperado repunte de la inflación.

De acuerdo con la encuesta, 14 de 20 analistas consultados esperan que Banco de México (Banxico) disminuya la tasa de interés interbancaria en 25 puntos base (pb) a un 4.00%. En tanto, seis participantes pronosticaron que la tasa se mantendría en su actual nivel de un 4.25%.

De concretarse el recorte, se interrumpiría una “pausa” de dos ocasiones consecutivas en la que la entidad monetaria mantuvo el costo del fondeo sin cambios tras un ciclo bajista de más de un año.

La economía mexicana sufrió en 2020 una contracción de un 8.8%, la más pronunciada desde 1932, durante la Gran Depresión, por el devastador golpe de la pandemia de coronavirus, según datos preliminares revelados por el instituto local de estadística. Analistas estiman que podría recuperarse un 3.5% en 2021.

“El crecimiento puede necesitar un empujón adicional en el contexto del aumento de casos de COVID-19 y poco éxito en la implementación de vacunas”, dijo Scotiabank en un reporte.

Algunos de los analistas que proyectaron que la tasa se mantendrían sin cambios, citaron un repunte de la inflación local, que enero se aceleró más de lo esperado.

El subgobernador del banco central Jonathan Heath mencionó recientemente que la discusión en la reunión de política monetaria de esta semana se centrará en si se reabre una ventana de oportunidad para seguir con el ciclo acomodaticio, o seguir con la “pausa” porque está aumentando la inflación.

El Banco de México publicará el jueves a las 13.00 hora local (1900 GMT) su primer comunicado de política monetaria del 2021.

APUNTES FIDEDIGNOS

Y hablando de temas inflacionarios pero mucho más locales, las finanzas de la alcaldía Iztacalco se encuentran en número rojos, debido al constante saqueo y gastos onerosos que realizó Raúl Armando Quintero Martínez, sobre todo en su reciente campaña electoral, mediante la cual, por tercera ocasión ganó la titularidad de esa demarcación, considerada territorialmente como la más pequeña de la Ciudad de México y una de las más poderosas en su economía.

Fíjense ustedes mis estimados lectores, durante estos dos últimos meses, «Don Armando» se dedicó a pasar la charola a todos aquellos que se atravesaron en su camino, es decir a líderes vecinales, comerciantes establecidos y semifijos, empresarios, funcionarios de la alcaldía y empleados sindicalizados.

Y así le alcanzó para juntar 600 millones de pesos, montar tres casas de campaña y rentar el quinto piso del Hotel Gran Prix, ubicado en la esquina de Río Churubusco y Añil donde despachó sus «asuntos importantes». O sea, ahí recibió todo el dinero y hacía pactos políticos, por supuesto con la ayuda de su cuñado y ex jefe delegacional, Francisco Sánchez, quien por cierto aunque no tiene un cargo oficial, pertenece a su equipo de estructura a pesar de que está inhabilitado por diez años debido a que se le encontró responsable de diversos actos de corrupción.

Los informes que nos han proporcionado fuentes altamente confiables y que fueron víctimas de Quintero, señalan que incluso los funcionarios y empleados de base fueron amenazados con retenerles su salario y hasta con ser despedidos si no se prestaban a los intereses de ese personaje e incluso hasta fueron obligados a votar por él y tenían que tomar una captura de pantalla de la boleta ya tachada, en el momento en que acudían a las casillas correspondientes a sufragar.

Y para «amarrar» su triunfo, ordenó a cada coordinador de sus brigadas que se apostaran en cada casilla y se apalabraran con la gente que fuera llegando para que mediante 350 pesos votaran en favor del candidato de morena.

Por supuesto que Armando Quintero no se gastó todos los 600 millones de pesos en su campaña, pues solamente invirtió 60 millones y le quedan 540 millones de pesos para disfrutar a sus anchas e incrementar su fortuna que ha amasado durante las tres veces que ha estado frente a la alcaldía Iztacalco, con la que se ha comprado un lujoso departamento en la colonia Nápoles y una residencia –que más bien parece una auténtica fortaleza- ubicada en la calle Granizo de la colonia Jardines del Pedregal.

Pero eso no es todo; ya ganó la alcaldía, y ahora a sus 67 años de edad, ha comenzado a prepararse para contender por una senaduría bajo la bandera de Morena, en los próximos comicios.

Ahí nomás pasamos el dato para que su ex rival panista, Daniel Ordoñez Hernández lo tome en cuenta y considere si es viable o significará una pérdida de tiempo, que siga con el propósito de impugnar el triunfo de Quintero Martínez…¡¡¡Seguiremos informando!!!

Dudas, comentarios, aclaraciones y amenazas:

@juanreportero
[email protected]

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario