Emiten ALERTA SANITARIA por ROBO y FALSIFICACIÓN de MEDICINAS

Canifarma estima que el valor total del mercado negro de fármacos en el país puede ir de 650 a mil 500 millones de dólares al año.

Desde que inició la contingencia sanitaria por el Covid-19, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha emitido cinco alertas sanitarias por robo y falsicación de medicamentos para tratar diabetes, cáncer, VIH, epilepsia y de uso oftálmico.

Representantes de la industria informaron que los robos ocurren en los transportes que entregan los medicamentos a los puntos de venta y ante la falta de tianguis por la pandemia, ahora los fármacos hurtados se comercializan en internet.

“El robo en las farmacias se mantiene en las cifras habituales, el incremento del crimen se da ahora en el transporte que se encarga de distribuir los medicamentos a las farmacias. En estos meses que lleva la contingencia, el robo aumentó 20% y la ruta más vulnerable es la que corre por Puebla, Tlaxcala y Veracruz, y la venta a través de redes sociales como Facebook se ha disparado, debido a que por el Covid-19 muchos tianguis dejaron de instalarse”, dijo Juvenal Becerra, presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm).

  • Los medicamentos con más reportes de robos y falsicación son en su mayoría para enfermedades crónicas como diabetes, distintos tipos de cáncer, hipertensión y VIH, afecciones con las que es más fácil desarrollar complicaciones por Covid-19.
  • De acuerdo con los informes técnicos sobre el coronavirus, que ha dejado más de 71 mil casos positivos en el país, 21% de los pacientes presenta hipertensión, 21% obesidad, 18% diabetes y 8% tabaquismo, mientras que de las cerca de 8 mil defunciones, 42% vivía con hipertensión, 38% con diabetes, 27% con obesidad y 10% con tabaquismo.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, ha precisado que ante el coronavirus, México enfrenta un reto particular, que son las enfermedades crónicas asociadas como la obesidad y la diabetes.

“En la epidemia de Covid-19 los mexicanos corren mayor riesgo de complicaciones a causa de enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes e hipertensión derivadas de una mala alimentación, si padeces alguna de estas y tienes síntomas de coronavirus busca atención médica”, enfatiza el funcionario en todas las conferencias nocturnas.

El 12 de mayo, a raíz del robo de 7 mil 200 piezas del medicamento dulaglutida, de marca comercial Trulicity, la Cofepris emitió una alerta para advertir a la población, farmacias y puntos de venta para que no adquieran este fármaco, al no saber si comprometieron su calidad sanitaria. Se trata de plumas precargadas con sustancias para el control de la diabetes mellitus tipo 2, que tienen fecha de caducidad el 6 de agosto de 2021 y registro sanitario 173M2015 SSA IV.

  • De acuerdo con las especificaciones del fabricante, el medicamento debe mantenerse en condiciones de refrigeración durante su almacenamiento, distribución y venta. Si esto no se cumple se pone en riesgo su eficacia y el resultado en el control de los niveles de glucosa, advirtió la Cofepris.
  • Indicó que solicitó al laboratorio fabricante Eli Lilly y a la Compañía México S.A. de C.V., que informen a sus distribuidores y comercializadores sobre el robo, a n de evitar que se venda de manera irregular.

“El problema es que una vez que roban el medicamento también lo clonan y es lo que venden en redes sociales, el llamado sería a la sociedad para que eviten comprar medicamentos mediante este tipo de páginas, porque no tienen evidencia de que no se hayan comprometido su calidad y eficacia, lo que puede traer problemas de salud”, aseguró Becerra Orozco.

El representante farmacéutico advirtió que la venta de medicamento robado o falsicado se traduce en la pérdida anual de 10 mil millones de pesos para la industria farmacéutica.

“Si la gente compra en tianguis o ahora en el mercado negro de internet, es evidente que las ventas bajan, además de que exponen su salud, porque no saben si los medicamentos que en su mayoría son de uso controlado, siguieron los protocolos adecuados para mantener su ecacia y seguridad”, comentó.

  • En cuanto al tratamiento oncológico dasatinib, la reguladora a cargo de José Alonso Novelo Baeza indicó que la empresa Bristol-Myers Squibb realizó análisis a los lotes del producto, derivado de noticaciones de sospecha de falsicación, y se detectó que las muestras analizadas no corresponden al principio activo dasatinib, así como diferencias en la tipografía, número de lote y calidad de los empaques primarios y secundarios.

La situación es similar para el medicamento Tegretol LC, un anticonvulsivo utilizado en el trastorno de epilepsia, del cual la Cofepris activó la alerta debido a una denuncia presentada por la empresa Novartis. Los otros medicamentos falsicados son prednisolona, antiinamatorio de uso oftálmico y el antirretroviral Atripla que contiene efavirenz, emtricitabina y tenofovir.

Juvenal Becerra alertó que los medicamentos controlados son lo que más se comercializan en el mercado negro, “por eso el robo se hace a los transportistas, porque en las farmacias no siempre están a la mano, pero la gente debe tener mucho cuidado porque insistimos en el tema de la clonación y falsicación”.

En diferentes páginas de Facebook, en el área de marketplace, se ofrecen medicamentos a granel, “se traspasa medicamento, el costo de proveedor total es de 3 mil 200, oferta, a sólo mil 100 pesos, ojo, no está caducado”, indica una publicación.

“Entrego en línea B del Metro San Lázaro, Garibaldi, Guerrero, Buenavista y Oceanía”, dice otro post en el que se ofrece losartán, que se usa para tratar la presión arterial alta.

  • En otras publicaciones se ofrece clonazepam, que se utiliza en diversos trastornos convulsivos y en el tratamiento de trastorno de pánico, también se vende levetiracetam que tiene un precio comercial de mil 57 pesos en farmacias, pero en la página de Facebook se ofrece en cien pesos.
  • Al respecto, cifras de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma) indican que alrededor de 8 millones de personas consumen medicamentos robados, que en ocasiones están caducos, por lo que signican un riesgo para la salud.

La mayor incidencia es en Jalisco, Michoacán, Puebla, Nuevo León y Ciudad de México. Canifarma estima que el valor total del mercado negro de fármacos en el país puede ir de 650 a mil 500 millones de dólares al año.

EXIGEN AL GOBIERNO FEDERAL ABASTO DE MEDICAMENTOS

  • Padres de niños con cáncer exigieron este martes al Gobierno Federal restablecer el flujo de medicamentos oncológicos en los diversos hospitales del país alegando que la escasez se ha recrudecido durante la pandemia por el coronavirus, COVID-19, afectando a unos 20,000 niños.
  • Israel Rivas Bastida, padre de Dana, una pequeña que padece leucemia linfoblástica aguda, señaló a EFE que, pese a que las autoridades de salud han insistido en que existe abastecimiento de fármacos, “nosotros no sabemos qué pasa con los medicamentos”.

“Existe un desabasto en quimioterapias, es real en muchos hospitales del país y hasta en las farmacias”, afirmó, y dijo que debido a ello muchos niños y niñas no están recibiendo sus tratamientos completos.

El padre de familia aseguró que pese a que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) publicó un comunicado el lunes donde dice que llegaron medicamentos oncológicos de Argentina adquiridos en compra consolidada por el Gobierno de México, aún existe incertidumbre al respecto.

Y es que, según el documento, todavía falta que los medicamentos sean revisados por la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y luego la Secretaría de Hacienda y Crédito Público determinará cuántas unidades le corresponden a cada institución del sector Salud.

Rivas dijo que el Gobierno federal ha argumentado que el desabastecimiento es solo a nivel de clínicas del IMSS “pero esto es falso” y este se produce en otros hospitales.

Denunció que la escasez de medicamentos oncológicos se está registrando en entidades como Oaxaca, Chiapas, Baja California, Morelos, Ciudad de México, Veracruz y Guerrero.

Señaló que los principales fármacos que hacen falta son la ciclofosfamida, doxorubicina, citarabina, ifosfamida y vincristina.

DESABASTECIMIENTO INTERNACIONAL COMO ARGUMENTO

Rivas Bastida dijo que uno de los argumentos que han dado las autoridades de salud para justificar la carencia de fármacos oncológicos a los niños es una escasez a nivel internacional.

“Eso es mentira, nos hemos comunicado con padres de otros países y ellos niegan que tengan desabasto, hasta en Guatemala hay medicamentos”, indicó el también activista.

  • Dijo que aunque esta falta de medicamentos para tratar a los niños con cáncer se ha prolongado en los últimos dos años, lo cual el Gobierno ha negado en diversas ocasiones, con la crisis del coronavirus se ha agudizado y lo peor es que “no podemos salir a movilizarnos”.
  • Sin embargo, dijo que si no se obtiene una respuesta de las autoridades de salud en las próximas horas, el miércoles los padres de familia de estos pequeños se manifestarán, probablemente frente a Palacio Nacional.

Aseguró que los familiares están dispuestos a llegar hasta “las últimas consecuencias”, y buscan que el presidente Andrés Manuel López Obrador los reciba y conozca de manera presencial los casos de cada uno de sus hijos./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.