EU muestra PREOCUPACIÓN por la aplicación de la REFORMA LABORAL

Agrupaciones como la de los United Steelworkers han llegado reportes de amenazas a trabajadores mexicanos si no avalan los contratos como están ahora.

Los reportes que han llegado a las organizaciones sindicales de Estados Unidos como la United Steelworkers, afiliada a la AFL-CIO, sobre las primeras legitimaciones de contratos colectivos de trabajo que se han realizado en México —bajo las nuevas reglas laborales— dejan preocupación, pues “se les dice a los trabajadores que si no votan por el contrato actual —tal como está— perderán sus prestaciones”.

  • Así lo manifestó Benjamin Davis, director de Asuntos Internacionales de la United Steelworkers, quien explicó a El Economista que han recibido reportes de trabajadores sobre la manera en las que se está llevando el proceso, pues que no sólo preocupa a los sindicatos, sino también a los congresistas demócratas de ese país, quienes están en proceso de ratificar el acuerdo comercial con nuestro país y Canadá (T-MEC).
  • “Tenemos reportes de legitimaciones donde las empresas presionaron a los trabajadores diciéndoles que votar en contra al contrato colectivo de trabajo quería decir pérdida de prestaciones”, comentó.
  • Sostuvo que empresas como Cemex y Chedraui fueron de las primeras que iniciaron con el proceso de legitimación de su contrato, pese a que hay cuatro años para llevarlo a cabo, de acuerdo con la reforma laboral que entró en vigor en México el pasado mes de mayo.
  • Lejos de perder credibilidad, dijo, “hay preocupación”, y ello quizá tiene que ver con la manera en la que se planteó el procedimiento en el protocolo que presentía la autoridad laboral, ya que no tiene presencia física y menos el día de la votación, y tampoco que se les ha explicado a los trabajadores el verdadero significado del voto”, añadió Davis.

Agregó que el otro problema fundamental “es que el protocolo deja al sindicato titular el poder de decidir cuándo iniciar el proceso de legitimación”.

Conforme al artículo decimoprimero transitorio del decreto del 1 de mayo del 2019 por el que se reformó la Ley Federal del Trabajo, todos los sindicatos deben legitimar sus contratos colectivos de trabajo en un plazo máximo de cuatro años a través de una consulta donde los trabajadores decidan mediante voto personal, libre, directo y secreto si aprueban o no el contenido de dicho contrato.

Para cumplir con esta obligación, y hasta en tanto inicie sus operaciones el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social emitió el protocolo de verificación de contratos colectivos de trabajo existentes, así como la plataforma electrónica para que los sindicatos se registren y programen sus consultas.

Quitar contratos de protección, clave para el T-MEC

Cabe señalar que temas como el anterior son analizados en el marco del tratado comercial con Estados Unidos y México, en donde la AFL-CIO participa de manera muy activa. De hecho, su presidente, Richard Trumka, ha señalado que mantiene la misma posición respecto a que México debe llevar a cabo una adecuada implementación de la reforma laboral y demostrar seriedad en la manera en la que se darán todos los procesos encaminados a eliminar contratos de protección, mejorar salarios y prestaciones de los trabajadores.

En ese sentido, el líder de la AFL-CIO ha manifestado que todavía hay cientos de miles de contratos falsos que impiden que los trabajadores tengan una voz real en el trabajo, por lo que el nuevo gobierno aún tiene que demostrar que tiene los recursos o la infraestructura para hacer cumplir las reformas a la legislación laboral recientemente aprobadas./EL ECONOMISTA-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.