Tres SENADORES cuentan con SEGURIDAD pagada por el ERARIO

Las senadoras Alejandra León Gastélum, del PT, y Citlalli Hernández, de Morena, y el morenista Juan Jiménez Yáñez tienen asignados a 11 elementos de la SSPC

Foto: Cuartoscuro/Ilustración

Por diferencias con el gobernador de su estado o por problemas que tuvieron en su pasado reciente, las senadoras Alejandra del Carmen León Gastélum, del PT, y Citlalli Hernández Mora, de Morena, y el también morenista Juan José Jiménez Yáñez tienen asignados a 11 elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) que desde el año pasado los cuidan las 24 horas del día.

La Secretaría de Seguridad federal brindó este servicio a solicitud expresa de los tres legisladores federales, realizada a través de la Mesa Directiva del Senado de la República.

  • Así, la dependencia federal realizó la asignación de cinco elementos federales para la protección de Alejandra del Carmen León Gastélum, representante del estado de Baja California; tres más para resguardar a Citlalli Hernández Mora, senadora por la Ciudad de México, y tres más para acompañar en todo momento al senador Juan José Jiménez Yáñez, del estado de Querétaro.
  • De acuerdo con el Analítico de Plazas del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, un oficial de la otrora Policía Federal, ahora parte de la Secretaría de Seguridad, tiene un salario mensual bruto –antes de impuestos y otros descuentos— de 39 mil 128 pesos a 40 mil 870 pesos; en tanto, un oficial del Servicio de Protección Federal, también parte de la Secretaría de Seguridad federal, percibe un total de 42 mil 155 pesos mensuales brutos.

Esto significa que el servicio de protección a los tres senadores tiene un costo promedio mensual de 447 mil 887 pesos en salarios brutos de los elementos asignados para su protección.

A pesar de haber ganado juntos en Baja California en 2018 los espacios para el Senado para la alianza Juntos Haremos Historia, Jaime Bonilla y Alejandra del Carmen León Gastélum se distanciaron con el paso de los meses, hasta que ella se convirtió en una de sus principales críticas, por la decisión de Bonilla de ampliar el mandato constitucional para el que fue elegido gobernador de Baja California, de dos a cinco años.

Desde el 1 de agosto del año pasado, León Gastélum denunció amenazas en su contra y públicamente responsabilizó a Jaime Bonilla de ese amedrentamiento. La legisladora federal solicitó, además, la protección de la Mesa Directiva del Senado, que a su vez, planteó el problema ante la Secretaría de Seguridad federal.

  • La tarde del 29 de mayo del 2019, a través de un sitio electrónico de noticias, el equipo de trabajo de la senadora Citlalli Hernández Mora reveló que esa tarde había “estallado un libro bomba” en la oficina de la senadora morenista de la Ciudad de México, lo cual generó un caos interno y externo en las instalaciones de la Cámara alta, conforme la información fue confirmada y difundida por los diferentes medios de comunicación.
  • El Senado solicitó de inmediato el apoyo de la Secretaría de Seguridad federal y de inmediato, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Monreal Ávila, dialogó directamente con el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz, para solicitar que se realizara una investigación exhaustiva sobre lo sucedido.

Esa misma noche se supo que no era una bomba, sino un artefacto que detonó y lanzó un polvo blanco, el cual cayó sobre la legisladora federal, quien no tuvo ninguna lesión. Desde ese momento se instaló una unidad móvil de la Policía Federal, hoy parte de la Guardia Nacional que coordina la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) afuera del Senado.

Hasta el momento no se ha dado a conocer ningún avance de la investigación, pero Citlalli Hernández Mora todavía cuenta con la protección de tres elementos policiacos.

Aunque no existe ningún registro público de que el senador de Morena por Querétaro, Juan José Jiménez Yáñez, haya sufrido algún atentado, alguna amenaza o que haya estado en situación de peligro, salvo que en 2011, cuando era legislador priista en su estado de origen, se golpeó con el entonces también legislador, José Luis Aguilera, de Movimiento Ciudadano, el legislador también solicitó la protección federal.

El legislador morenista argumentó que siente amenazada su seguridad, por lo que tiene asignados a tres elementos federales./EXCELSIOR-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.