DEMANDA de GAS natural proveniente de EU cierra con tendencia al alza

La dependencia energética de México con respecto a Estados Unidos alcanzó su máximo histórico en julio, al romperse el récord de importación de gas natural y llegar a 181 mil 152 millones de pies cúbicos diarios (mdpcd), de acuerdo con la Agencia de Información de Energía de ese país, que mide la exportación del hidrocarburo desde enero de 1973.

Tan solo en agosto la demanda de gas natural proveniente de EU cerró 10 por ciento por arriba del consumo del año anterior y la tendencia sigue al alza; nunca antes, en los casi 40 años de estadísticas que ha compilado la agencia estadunidense se registraron esos niveles de consumo de gas proveniente de EU; pese a la pandemia, la dependencia mexicana se ha ampliado a lo largo del año, confirmando a México como el mayor destino de las exportaciones de gas natural norteamericano, por encima de Canadá.

Esa dependencia energética aumentó de forma acelerada una vez que la reforma en la materia facilitó la apertura del mercado en diciembre de 2013 y, actualmente, la infraestructura del país está orientada a facilitar el consumo del gas natural estadunidense, a través de una red de 16 mil kilómetros de gasoductos que surte a 20 de los 32 estados del país.

  • Todo indica que seguirá esa tendencia, pues en junio de 2019 se concluyó el ducto submarino Texas-Tuxpan, que tras una inversión de 2 mil 100 millones de dólares, puede transportar unos 2 mil 600 mdpc diarios a sus principales destinos: las plantas de generación eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad en el noreste del país. Además, el gasoducto Texas-Tuxpan puede incrementar hasta 40 por ciento la capacidad de importación de gas dentro del territorio nacional.

En México, el sector industrial y de generación de energía eléctrica representaron prácticamente el total del consumo de gas natural en 2019, siendo el industrial 54 por ciento y el eléctrico, 46 por ciento.

  • Según estimaciones de Genscape Inc, una empresa de Wood Mackenzie, debido a las medidas para contener la propagación de la pandemia, el consumo de gas natural en México cayó a 7 mil 500 mdpcd en mayo de 2020, el volumen mensual más bajo desde diciembre de 2016, pero para agosto el consumo superó los valores del año pasado para los mismos meses.

El pico de importaciones se da justo en el contexto de la creciente fricción entre el gobierno federal y sectores energéticos de EU respecto al papel que quiere conferir la 4T a Pemex y CFE en la generación de energía, por encima de inversionistas privados.

Mientras que el gobierno de López Obrador insiste en que es necesario fortalecer a ambas empresas productivas para garantizar la soberanía energética, inversionistas reclaman un sector disparejo, en el que sus proyectos están ahora en riesgo.

  • En marzo, el senador morenista Armando Guadiana reconoció en un foro del cluster de energía de Coahuila que “más de 50 por ciento de la generación de electricidad en México depende de centrales eléctricas que utilizan gas que, en su mayor parte, es importado desde Estados Unidos”.

“Las centrales de combustóleo y de carbón aportan 20 por ciento de la electricidad del país. Las fuentes renovables solo aportan 10 por ciento, y las importaciones de gas desde EU han aumentado rápidamente desde 2012”, dijo. En ese foro, el senador también aseguró que “México ya absorbe la mitad de la capacidad de exportación de gas de EU”./MILENIO-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.