Estilo de vida y cáncer

Al escuchar frecuentemente las tendencias sobre el cáncer en los próximos años, donde además de que se mencionan cifras alarmantes y se afirma que la incidencia va a la alta, tanto en países en desarrollo, como en vías de –como es el caso de México-, lo lógico sería pensar  que las naciones con más recursos no debieran tener este tipo de padecimientos, luego de que muchos de los casos tienen que ver con diagnósticos tardíos; falta de recursos materiales (infraestructura  hospitalaria, tecnología de punta, medicamentos de última generación) y humanos (personal especializado en las diferentes áreas que tienen que ver con cancerología), así como el limitado acceso a servicios de salud básicos, lo cual no es el caso de este tipo de naciones.

Sin embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS) relaciona  el estilo de vida con la mayoría de los diferentes tipos de tumores malignos. Es decir, que el sedentarismo; sobrepeso y obesidad; dieta rica en grasas, carbohidratos; consumo de tabaco y alcohol, además de prácticas sexuales sin protección, son factores de riesgo para la aparición del cáncer; de ahí que no es de extrañar entonces que tanto en Europa, Estados Unidos, Canadá, Brasil, India y México, por mencionar algunos la enfermedad tenga una presencia importante, porque tiene que ver más con el estilo de vida, que con otro aspecto. Estilo de vida que cada vez más está cobrando la factura entre la población más joven; prueba de ello son el cáncer pulmonar, hepático (hígado), colorrectal, gástrico y mamario, los que ocupan los cinco primeros lugares de muerte dentro de los tumores malignos.

  Y si a ello le sumamos que en nuestro país no tenemos una cultura en la prevención en la salud, y que sólo acudimos al médico cuando realmente nos sentimos mal; es decir, no acudimos para hacernos un chequeo general de rutina, dando como resultado que cuando se detecta algún tipo de neoplasia, ésta ya se encuentra en etapa avanzada e incluso ya se diseminó a otros órganos.

En concreto, el caso del Cáncer de Mama (CM) si bien no hay causas directas, existen factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecerlo: edad, predisposición genética, obesidad, fumar, no tener hijos o tener el primero después de los 35 años y llevar una vida sedentaria. “En los últimos años ha ido en aumento esta enfermedad debido a la adopción de estilos de vida poco saludables, mientras que sólo el 10 por ciento de los casos pueden ser explicados por mutaciones hereditarias”, explicó Cynthia Villarreal Garza, investigadora del Instituto Nacional de Cancerología (INCan). Se estima que los casos de cáncer de mama aumenten 15 por ciento para dar como resultado 20 mil casos de mujeres mexicanas por cada año.

Al participar en el lanzamiento de la campaña #ViveConGlamour –que por sexto año consecutivo lleva a cabo la Revista Glamour en alianza con Pfizer México- en el marco del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se conmemora el 19 de octubre) hizo énfasis en que el tratamiento de cáncer en  etapas tempranas es de los más exitosos en México debido a las diferentes modalidades terapéuticas que pueden aplicarse dependiendo de la extensión y localización del tumor. Por fortuna en los últimos años se han desarrollado terapias que ayudan a aumentar la supervivencia libre de progresión y la supervivencia global, manteniendo un nivel óptimo de bienestar en la paciente, y se realizan esfuerzos para lograr que estos tratamiento sean cada vez más accesibles para las pacientes con cáncer avanzado.

A pesar de que el  CM puede prevenirse, lamentablemente sigue siendo la principal causa de muerte por tumores malignos con más de 80 mil defunciones al año, por lo que uno de los compromisos que debe resolver el Sector Salud es reducir los tiempos de atención, que en este momento es de 7 meses a partir de que la paciente es diagnosticada con la enfermedad; mucho tiempo si se toma en cuenta que en el caso del cáncer el tiempo es “oro”, es la diferencia entre tener una atención adecuada en tiempo y forma, a llegar con al médico cuando ya existe metástasis.

Es por ello que la campaña #ViveConGlamour, cuya embajadora es Rebeca de Alba, tiene como objetivo concientizar a las mujeres –y hombres- sobre la importancia de la autoexploración y la necesidad de diagnosticar a tiempo para que las pacientes puedan acceder oportunamente a un tratamiento, y quienes ya la tienen en etapa avanzada, sepan que existe una esperanza de vida, gracias a los medicamentos que hoy existen para tratar el CMM.  Con esta campaña se pretende erradicar la creencia de que el cáncer sinónimo de muerte, luego de que la medicina ha avanzado tanto que hoy se dispone de terapias que permiten a las mujeres con tumores metastásicos tener más tiempo de vida con una mejor calidad, destacó Valeria Pérez, directora editorial de Glamour México.

En la actualidad existen 33 medicamentos aprobados para tratar el Cáncer de Mama Metastásico (CMM) que se prescriben dependiendo del tipo de tumor, no obstante lo ideal es que las mujeres no tengan que llegar hasta este punto; de ahí la urgencia de incrementar el número de mamografías que en nuestro país es muy bajo. “Sólo el 21 por ciento de las mujeres mexicanas han acudido a realizarse una mastografía o momografía  (que es enteramente lo mismo; un estudio para detectar alguna anormalidad en las mamas) en su vida, precisó la médica oncóloga.

Reconocen a Nanopharmacia Diagnóstica por sus aportaciones en la lucha contra el cáncer

Y porque todo suma en la lucha contra el cáncer, me es muy grato felicitar al doctor Horacio Astudillo de la Vega, por el  reconocimiento al que se hizo acreedora Nanopharmacia Diagnóstica, como Empresa Socialmente Responsable (ESR), en el marco del segundo Foro Internacional de Pymes Socialmente Responsables, que tuvo lugar en Guadalajara, Jalisco.

“Nuestra empresa tiene un gran valor humano, porque Nanopharmacia –líder en el ramo de la oncogenómica molecular en México y Latinoamérica- ha dado servicio a miles de pacientes en México, Centroamérica, el Caribe y algunos países de Sudamérica con gran responsabilidad y el compromiso de atender una enfermedad catastrófica como es el cáncer, donde nuestros diagnósticos han servido no sólo para mejorar la vida de los pacientes, sino para salvarlos”, enfatizó el director médico de la empresa.

El hecho de recibir el premio como Empresa Socialmente Responsable en octubre mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama, es muy significativo y motivo de orgullo para la empresa,  porque tienen el enorme compromiso de seguir informando a la sociedad que los diagnósticos y tratamientos oportunos pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte, argumentó.

En Nanopharmacia Diagnóstica –que desde 2002 a la fecha ha atendido a cerca de 25 mil pacientes- se realizan pruebas genómicas enfocadas al tratamiento del cáncer de mama que permiten saber si el tratamiento idóneo para la paciente es la quimioterapia o si no le va a funcionar de acuerdo a un análisis genómico que le evitará a las personas tratamientos innecesarios y un fuerte gasto económico.

El también investigador en Ciencias del Instituto Politécnico Nacional destacó que los adelantos en este campo permiten obtener pruebas complejas de diagnóstico molecular donde se evalúa no solo un gen sino 400 genes del cáncer, buscando más de 16 mutaciones o alteraciones genéticas en el tumor, de ahí que los diagnósticos sean tan precisos y personalizados para cada paciente.

Se calcula que para el 2030 habrá más de 240 mil nuevos casos de cáncer de mama, lo que representa un 67 por ciento de aumento según la OMS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.