Nueva esperanza para postmenopáusicas con cáncer de mama metastásico

Hoy por hoy –por desgracia- el cáncer de seno representa la primera causa de muerte en mujeres en todo el mundo, incluido México; de ahí la preocupación de desarrollar nuevos fármacos, tratamientos y la aplicación de la medicina personalizada para hacer frente a esta problemática de Salud Pública en nuestro país.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que identifican a pacientes con cáncer de mama avanzado, de 4 mil 300 casos detectados entre 2007 y 2013, el 87.4 por ciento son mayores de 40 años y el 15.3 por ciento menores de 40 años. De este universo el 51.2 por ciento son posmenopáusicas y el 48.8 por ciento premenopáusicas. En etapa avanzada el porcentaje es de 41.3 por ciento y en etapa totalmente avanzada 36.2 por ciento, justamente estas dos últimas poblaciones son sujetas al tratamiento.

 Lo anterior  se traduce en que eventualmente tres cuartas partes de los pacientes de Cáncer de Mama Metastásico en México cumplen con el requisito de tener la enfermedad avanzada o que resurgió después de una operación.

Por fortuna Novartis anunció ante miembros de la comunidad oncológica, el lanzamiento en México de un medicamento que permitirá la supervivencia hasta por dos años en este tipo de pacientes. Esta opción representa una alternativa real para que las pacientes con cáncer de mama metastásico, al contar con una opción distinta a la quimioterapia, y acceder a una terapia oral, más sencilla y menos agresiva.

El fármaco –Ribociclib- está dirigido a pacientes postmenopáusicas que tienen cáncer de mama metastásico y un tumor dependiente de las hormonas; condición médica necesaria para recibir este tratamiento.

Durante la presentación –que reunió a miembros de la comunidad oncológica del país- se habló de la importancia de buscar mediante la innovación terapias más dirigidas y menos tóxicas, pero que sobre todo mejoren la calidad de vida y supervivencia de los pacientes, permitiéndoles incluso la incorporación a sus labores cotidianas.

Laura Torrecillas, oncóloga médica del Centro Médico 20 de noviembre, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), aseguró que la eficacia de un producto se mide por el control tumoral y Ribociclib en conjunto con un tratamiento hormonal permite mantener hasta por 25 meses el tumor contenido, lo que duplica la posibilidad de mantener controlada la enfermedad.

“Otro punto de eficacia de este medicamento es qué tanto se reduce el tamaño del tumor, lo que llamamos respuesta tumoral. Si logramos esta reducción podemos aliviar muchas veces dolor de huesos, problemas respiratorios por el implante del tumor en los pulmones, o dolor de hígado”, detalló.

“La paciente no selecciona su tratamiento, es el especialista quien le señala cuál es el correcto, pero esto representa una alternativa real de no tener que ir a quimioterapia, lo cual es una gran diferencia comparando los tratamientos que se tenían antes. Se trata de una terapia oral, más sencilla, que no se nota, que no se siente”, explicó.

Ribociclib fue aprobado el pasado mes de noviembre en México por la Comisión Federal para la Prevención contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y constituye de acuerdo a los especialistas “un parteaguas” para el tratamiento de mujeres con cáncer de mama metastásico en todo el país.

Así que si eres una paciente postmenopáusica con cáncer de mama metastásico, no te riendas y piensa que este nuevo medicamento representa una buena opción para mejorar tu calidad de vida, pero sobretodo te brinda la oportunidad de prolongar tu existencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.