EX GOBERNADORES de MÉXICO ligados al NARCO

Entre los 1989 y 2018, ex gobernadores ha sido noticia por la comisión de algún delito, entre ellos supuestos nexos con el crimen organizado, enriquecimiennto ilícito e incluso tortura.

Entre los 1989 y 2018, un grupo de 45 ex gobernadores ha sido noticia por la comisión de algún delito, entre ellos supuestos nexos con el crimen organizado, enriquecimiennto ilícito, defraudación fiscal e incluso tortura.

  • La tendencia parece haber nacido de la mano del sexenio del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari (1989-1994), periodo en que investigaciones realizadas tanto en México como en Estados Unidos condujeron a más de una decena de ex mandatarios estatales que habrían participado en algún hecho ilícito.
  • Mario Villanueva Madrid, ex Gobernador de Quintana Roo entre 1993 y 1999, fue un caso emblemático por ser el primero de este periodo que tuvo amplia cobertura mediática; con él, México rompió el espejismo que la figura del fuero resguardó durante décadas, en las que los goberanantes y ex funcionarios públicos parecían contar con inmunidad absoluta.

#JUICIOAFOXCALDERÓNYPEÑA

Las últimas tres décadas estuvieron marcadas por la aceleración de los indicadores críticos en el país: deterioro económico, aumento de la inseguridad, y debilitamiento del estado de derecho, entre otros, pero también por la cada vez más frecuente vinculación de ex gobernadores, con el crimen organizado y delitos de corrupción y violación de derechos humanos.

  • Los cinco sexenios que comprendieron este periodo –Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000), Vicente Fox Quesada (2000 – 2006), Felipe Calderón Hinojosa (2006 – 2012) y Enrique Peña Nieto (2012 – 2018– son resumidos por consenso público como un episodio oscuro de la historia de México, percepción que goza de un amplio quórum en redes sociales, y que se impulsa a través de un reclamo cada vez más sonoro para que sean enjuiciados aquellos que nombran “delincuentes de cuello blanco”.

MANLIO FABIO BELTRONES

En 1997, meses antes de que Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, líder del Cártel de Juárez, falleciera a raíz de una operación quirúrgica en la Ciudad de México, The New York Times publicó que autoridades estadounidenses integraron un documento confidencial en donde se señalaba a una docena de funcionarios mexicanos sospechosos de incurrir en delitos de corrupción, entre ellos el priista Manlio Fabio Beltrones Rivera; él afirmó entonces que los estadounidenses la habrían calumniado.

  • De acuerdo con el NYT, la carpeta fue entregada al equipo de transición del ex Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, con un apartado específico sobre la vinculación de Manlio Fabio Beltrones, ex Gobernador de Sonora entre los años 1991 y 1997, con Amado Carrillo Fuentes.
  • En la década los noventa, a los investigados por el Gobierno estadounidense se sumó Jorge Carrillo Olea, ex Gobernador de Morelos, y Raúl Salinas de Gortari, hermano del ex Presidente Carlos Salinas, quien en el momento en que el reportaje de NYT fue publicado ya llevaba dos años en prisión por cargos de homicidio y enriquecimiento ilícito.

El diario estadounidense destacó también que a pesar de que ambos ex Gobernadores ya no ostentaban cargos públicos en la administración de Zedillo, continuaron ejerciendo poder en el ámbito político desde el interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI), entonces posicionado como fuerza mayoritaria y hegemónica, y que llevaba más de sesenta años continuos al frente del país.

“Si bien el Sr. Zedillo no nombró a ninguno de los dos para un puesto federal, ambos continúan ejerciendo un poder considerable en sus estados y a nivel nacional a través de su prominencia en el partido del Gobierno de México. Ambos parecen disfrutar de una inmunidad tácita dentro de la investigación penal concertada entre México y los Estados Unidos,” se menciona en el reporte.

Más de dos décadas después de que Manlio Fabio Beltrones negara de manera categoríca que las autoridades estadounidenses le investigaban, tramitó esta semana un amparo para evitar la prisión, esta vez, por su supuesta participación en un desvío millonario de fondos públicos para impulsar las campañas electorales del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

MARIO VILLANUEVA

Mario Villanueva fue investigado por autoridades estadounidenses quienes fincaron acusaciones en su contra por nexos con Amado Carrillo Fuentes. Tras 20 años de prisión, Villanueva a suplicado en una entrevista para Imagen Noticias, el indulto.

En 2010 el ex mandatario estatal se declaró culpable ante autoridades estadounidenses, ha sido liberado y reaprehendido, y hoy dice ser preso político.

“El indulto quiero, se lo pido por favor por tu conducto al señor presidente, écheme la mano señor presidente, son muchos años. Este asunto comenzó hace 20 años 8 meses cuando terminaba mi mandato y tengo 18 años y medio en la cárcel por algo que no hice. ¿Cuánto tiempo me queda de vida? Y enfermo como estoy y que me quieran tratar de esta manera, mandándome a ese lugar para que termine de morirme ahí, no se vale,” dijo en entrevista para Imagen Noticias.

“MI POSICIONAMIENTO”: INOCENTE

En tanto el tono de las protestas se eleva en las esfera digital, plataformas como Twitter, permiten el análisis de la capa de discusión que se genera en torno al grupo de ex gobernadores que han sido señalados por la comisión de algún delito o su complicidad con el crimen organizado.

Ahí, en la Red, se documentan de manera aleatoria, los casos de 45 ex gobernadores que habrían sido partícipes de algún delito, 12 enfrentan procesos penales, otros 15 fueron investigados por autoridades mexicanas y estadounidenses, dos más fueron señalados por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), seis fueron denunciados penalmente, y el resto exhibidos públicamente por colaboradores cercanos y personajes políticos.

Al corte de esta nota, en Twitter hay 25 cuentas de usuario de ex Gobernadores que han enfrentado alguna acusación seria. En estas arrobas dejaron el rastro de actividad que revela parte del proceso de deterioro de su imagen pública.

En algunos casos, las cuentas murieron en el momento en que se comprobó la culpabilidad de los señalados, en otros casos dejaron de ser empleadas cuando los ex Gobernadores concluyeron sus mandatos. Otras veces, Twitter fue el último recurso para intentar demostrar inocencia, es el caso de Javier Duarte de Ochoa, ex Gobernador de Veracruz, que cumple una condena por diversos delitos, y de Tomás Yarrington Ruvalcaba, ex Gobernador de Tamaulipas quien fue arrestado en Italia en 2017 por sus vínculos con el narcotráfico.

TOMÁS YARRINGTON

Entre 1999 y 2005 Yarrington se desempeñó como Gobernador de Tamaulipas. Las investigaciones sobre sus nexos con el Cártel del Golfo y Los Zetas iniciaron en agencias de investigación de los EU, más tarde la Procuraduría General de la República (PGR), hoy Fiscalía General inició un proceso penal en su contra.

En 2012 fueron emitidas dos órdenes de aprehensión por lavado de dinero, delincuencia organizada y delitos contra la salud. El PRI se deslindó de él ese mismo año, y en 2013, cuando México solicitó una ficha de Interpol para capturarlo, Yarrington empleó su cuenta de Twitter para sostener su inocencia.

JAVIER DUARTE

El 4 de agosto de este año, Javier Duarte de Ochoa, ex Gobernador de Veracruz, quien enfrenta un proceso penal en prisión, señalado por peculado y otros delitos, reinició su actividad en Twitter, después de más de un año de no utilizar este medio para comunicarse.

“Ante la imposibilidad de defenderse personalmente de señalamientos absurdos al no tener acceso a herramientas de comunicación electrónicas, @Javier_Duarte por medio de terceros con los que mantiene contacto vía telefónica enviará información vía su cuenta de Twitter #JavierDuarte,” expresó el ex Gobernador.

El caso de Duarte dio un giro inesperado luego que se retiraran varios de los cargos en su contra y que obtuviera un amparo con el que podría apelar la sentencia por nueve años de prisión que le fue interpuesta en el 2018.

De manera gradual, la cuenta de Twitter de Javier Duarte es utilizada cada vez en mayor medida con fines políticos, a pesar de que sostuvo en agosto, que la utilizaría en defensa de su caso. Quienes la administran la han comenzado a emplear para emitir críticas, sobre todo contra Miguel Ángel Yunnes Linares, ex Gobernador de Veracruz que sucedió en el poder a Duarte y lo señaló en varias ocasiones.

ANDRES GRANIER

Andrés Granier fue Gobernador de Tabasco entre los años 2007 y 2012. Meses antes de concluir su periodo de gobierno, dejando una crisis en el sector salud del estado, el ex mandatario estatal comentó en una comida con amigos que tenía mil camisas, 400 pares de zapatos, 300 trajes, que adquirió en tiendas exclusivas de EU a altos costos.

  • Tras hacerse pública su revelación, inició una investigación en su contra que derivó en su vinculación a proceso por el delito de peculado. En marzo del 2019, tras cumplir cinco años de prisión, Granier fue absuelto.
  • A pesar de que su caso, contó con una amplia cobertura en los medios, su liberación pasó desapercibida. Granier es uno de los casos de ex Gobernadores que pisaron la prisión y que tras ser absueltos, intentan recuperar su reputación ante la imagen pública a través de las redes sociales.

REDES SOCIALES COMO HERRAMIENTA PARA LIMPIAR TRAYECTORIA

Manuel Velasco Coello, ex Gobernador Chiapas, del 2012 a 2018, actual Senador plurinominal por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), fue denunciado ante la Procuraduría General de la República (PGR), hoy Fiscalía General, en marzo del 2018 por desvío de recursos y enriquecimiento ilícito.

A pesar de los señalamientos en su contra, Velasco Coello, junto a otros 10 ex mandatarios estatales con señalamientos a cuestas, continúan activos en las redes sociales, mismas que administran de manera habitual y con pocas o nulas referencias a las acusaciones en su contra. Es el caso del ex Presidente Vicente Fox Quesada, quien también fue Gobernador de Guanajuato, quien actualmente es investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por posible defraudación fiscal.

  • Otro caso similar es el de Fausto Vallejo Figueroa, ex Gobernador de Michoacán, quien en 2017 fue investigado por la PGR por malversación de fondos que ascienden a 92 millones 155 mil pesos, investigación que se centra en el ejercicio fiscal de la entidad correspondiente al 2014.
  • Fausto Vallejo Figueroa es uno de los ex Gobernadores que se mantienen activos en la Red, y desde ahí intentan limpiar su trayectoria política. Sobre este ex mandatario michoacano, también fue público, que su hijo, Rodrigo Vallejo, fue condenado a prisión por sus nexos con el crimen organizado.

Al igual que Velasco y Vallejo, otros ex gobernantes investigados sin que se les prueben los cargos aún y que siguen vigentes en redes como Twitter son: Miguel Ángel Yunes, quien fue investigado por la PGR en 2018 por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero y Manlio Fabio Beltrones, quien desde la década de los noventa ha negado está vinculado al crimen organizado./SIN EMBARGO-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.