México sólo evitará CIERRE de EMPRESAS y PÉRDIDA de EMPLEOS con APOYO EXTERNO

La economista de Banco Base refirió que, en el escenario más pesimista, se podría pensar en una pérdida de 400,000 empleos este año por la recesión; la gente entiende la estrategia, dice AMLO

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador puede aumentar la deuda pública para aliviar los impactos económicos que causará el brote del Covid-19, los cuales no sólo llevarán al país a una recesión, sino que afectará miles de empleos, refirieron expertas en el tema.

  • “La deuda debería usarse para resolver los problemas que tenemos en el país y, en este momento, vamos a tener un problema muy serio de empleo. Si nos endeudamos con un uso responsable de los recursos.
  • Es decir, que fueran encaminados a una política pública que apoye para salir de este atolladero al que estamos por entrar, va a ser un buen uso de la deuda. Si nos endeudamos para tirar el dinero en Dos Bocas, no creo que sea un buen uso de ella”, expuso Valeria Moy, directora de México, ¿Cómo Vamos?

Explicó que es un grave error catalogar a la deuda como buena o mala, ya que es una herramienta que ayuda, en este caso, a los países a diferir los pagos en el tiempo de dinero con el cual no cuentan en el momento para impulsar proyectos rentables, que puedan generar mayores empleos y mejores condiciones.

“Se esperaba más. Lo que vimos el domingo no fue un plan. Va a ser un mal año para México. Vamos a tener uno de los peores años de la historia. Desde 1932 no hemos tenido una crisis como la que se avecina”, aseveró.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, refirió que ante el tiempo extraordinario que se vive, se necesitan medidas extraordinarias para salvar los empleos que están en peligro de desaparecer por las medidas de contingencia sanitaria.

Agregó que, a nivel global, se observa que varios países se están endeudando, por lo que no sería raro que México lo haga, además de que esto no representaría un riesgo para la calificación crediticia siempre y cuando los recursos sean redireccionados a salvaguardar los empleos y proteger las empresas.

En este sentido, las analistas coincidieron en que se necesita ejecutar medidas contracíclicas, es decir, que exista un mayor gasto; sin embargo, lo que se está viendo son medidas procíclicas que contribuirán a que la recesión se prolongue.

Gabriela Siller indicó que “en el caso de México, sí va a ser una caída rápida, pero la recuperación va a tomar, tal vez, dos o tres años para tener los niveles de PIB antes de la crisis”.

En riesgo, 400,000 empleos

La economista de Banco Base refirió que, en el escenario más pesimista, se podría pensar en una pérdida de 400,000 empleos este año por la recesión, por lo cual es importante apoyar a las empresas, sobre todo a las pymes.

Por ello, Ariana Martínez Molina, integrante de la Comisión Fiscal 2 del Colegio de Contadores Públicos de México, indicó que se esperaba que se otorgaran estímulos fiscales para apoyar a las empresas a que tuvieran liquidez.

  • Explicó que más allá de presentar la declaración anual, los contribuyentes deben presentar los pagos provisionales de ISR así como los pagos definitivos del IVA correspondientes al mes de marzo, pese a que desde ese mes se vieron afectados varios comercios, lo que a su vez afectó sus ingresos y podría limitar su liquidez.

México es el único país de AL que se niega a estímulos fiscales

Entre los seis países más grandes de América Latina, México es el único que no está aplicando un paquete de estímulo fiscal para lidiar con el impacto económico del coronavirus en el sector salud, económico ni social, advirtió Goldman Sachs.

  • El plan económico de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para enfrentar la emergencia presiona más el riesgo de una contracción histórica en el Producto interno bruto (PIB) de 8%, acelera la posibilidad de más recortes de calificación soberana en un momento donde el Banco de México (Banxico) tiene menos espacio para recortar la tasa, indicó aparte Bank of America (BofA) Securities.

“A pesar del contexto macroeconómico que se deteriora rápidamente, la administración de Andrés Manuel López Obrador sigue siendo reacia a validar un paquete de estímulo fiscal significativo, no obstante que cuenta con un espacio fiscal mucho mayor al que tienen sus pares emergentes”, explica Goldman Sachs para América Latina .

En un análisis sobre la respuesta que están otorgando los gobiernos de la región a la emergencia sanitaria y económica, reconocen el interés del gobierno por enfocar el apoyo fiscal en los más vulnerables, extendiendo la red de seguridad social, pero destacan que la administración no parece dispuesta a comprometer recursos públicos significativos para ayudar a las empresas del sector privado a navegar la crisis.

  • Refiere que el presupuesto federal en marcha se mantiene en supuestos subyacentes optimistas para el PIB, producción de petróleo y recaudación de impuestos, lo que dificulta su ejecución.
  • Quien otorga el mayor estímulo es Perú, cuyo paquete de estímulo fiscal tiene un costo estimado de 7% del PIB; le sigue el paquete de apoyo que preparó el programa de Chile, que tendrá un costo estimado de 4.7% del producto.

Plan lo entiende la gente no los especialistas: AMLO

Los anuncios de ampliación de programas sociales y otras acciones para enfrentar la crisis económica por el coronavirus, serán entendidos por la gente aunque no los entienden “los especialistas”, justificó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La gente si va a saber de lo que estoy hablando, los especialistas no, porque están acostumbrados a otras acciones, se quedaron en el almanaque, quieren las recetas del período neoliberal que, ya dijimos, no se van a aplicar porque esas no resuelven el problema, al contrario, la agravan y profundizan la corrupción”, dijo.

  • López Obrador defendió así lo expuesto ayer en Palacio Nacional, como una serie de medidas de reactivación económica que, en resumen, sólo contemplan la ampliación de su programa de gobierno.
  • Para el presidente, “los especialistas” están acostumbrados a los rescates financieros o a medidas que solo ayudan a los más ricos, que piden no pagar impuestos, que aumenten las gasolinas, se estanquen los salarios y se despida a los trabajadores, es decir, “que se apriete el cinturón el pueblo”.

Ayer, en Palacio Nacional, López Obrador dio su “informa trimestral”, un mensaje que suele exponer acciones de gobierno y, desde la semana pasada, anunció que ahí daría a conocer las medidas para enfrentar la crisis económica que ha iniciado y que todos los analistas, organismos multilaterales y organizaciones empresariales pronostican, se profundizará.

El presidente, sin embargo, se mantuvo inamovible en ampliar las acciones que viene aplicando con ayudas sociales, estancamiento en impuestos y baja en el costo de los combustibles, creación de empleos, así como en su plan de austeridad, lo que motivó críticas desde la misma tarde de ayer.

Las expresiones del mandatario tienen que ver con las medidas impulsadas en el pasado, por ejemplo, con el rescate financiero de los años 90 a través del Fobaproa, la subida del 10 al 15% del IVA para enfrentar los efectos de la crisis de 1994-1995, o bien, la subida del 15 al 16% del IVA, en la crisis de 2009, entre otros impuestos creados en coyunturas similares, que ha reiterado no aplicará./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.