Familias con MENORES INGRESOS enfrentan un INCREMENTO DESPROPORCIONADO de Precios

A julio del 2020 la tasa de inflación interanual se ubicó en 3.62% en México; este resultado implicó una aceleración respecto del mes previo.

Entre marzo y julio del presente año, en plena emergencia sanitaria por el Covid-19, las familias mexicanas con menores recursos económicos padecieron una mayor inflación que el resto de los hogares del país.

Los precios al consumidor subieron 3.62% durante julio de este año con relación al mismo mes de 2019 y fue la mayor inflación desde febrero pasado, cuando entonces se registró un nivel de 3.70% y la población todavía no entraba en confinamiento por el coronavirus, informó el Inegi.

Sin embargo, las familias con ingresos de hasta un salario mínimo, las cuales perciben máximo 3 mil 697 pesos al mes en la mayoría del país, con excepción de la Zona Libre de la Frontera Norte, se enfrentaron a una inflación de 5.84%.

  • Significa el quinto mes consecutivo en que los hogares más pobres afrontan una inflación mayor que el resto de las familias
  • pues esta situación se mantiene desde marzo, cuando inició la Jornada Nacional de Sana Distancia, que obligó a suspender temporalmente las actividades no esenciales.
  • En cambio, los hogares que ganan entre 1 y 3 salarios mínimos, lo que equivale a entre 3 mil 698 y 11 mil 90 pesos mensuales, resintieron un aumento de precios de 4.89%.

Las familias que obtienen entre tres y seis minisalarios, es decir entre 11 mil 91 y 22 mil 180 pesos, enfrentaron una carestía de 4%, según el Inegi.

Los menos afectados fueron los hogares con ingresos superiores a seis salarios mínimos, es decir, más de 22 mil 180 pesos al mes, los cuales enfrentaron un aumento de 2.98%, por debajo de la inaflción general de 3.62%.

Cuando estuvo al frente del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens decía que “la inaflción es el injusto y más cruel de los impuestos, pues las personas con menos recursos son las más afectadas”.

Los alimentos fueron los bienes que más subieron de precio el mes pasado, destacando la naranja, la cual se disparó 58.1% con respecto a hace un año.

  • Le siguieron el arroz, cuyo precio se elevó 42.1%; el frijol, con 39.3%; el jitomate, con 31.8%, y la piña, con 24.3% en comparación anual.
  • En cambio, la cebolla fue el bien que más bajó de precio en julio, en 43.5%; continuando con el transporte aéreo, con 28%.
  • También el aguacate, subió 26.3%; el chayote, con 15.8%, y los servicios turísticos en paquete, con 11.9%, de acuerdo con información del muestreo del Inegi.

La inflación general estuvo en línea con la expectativa de los analistas consultados por CitiBanamex. Sin embargo, tras conocer el resultado, CitiBanamex elevó su proyección para finales de año, de 3.1% a 3.5%, mientras que Banco Base también ajustó, de 3.4% a 3.55%.

  • De acuerdo con cálculos de los analistas de Invex, la inflación puede alcanzar un pico de 3.96% en septiembre y después ubicarse alrededor de 3.40% al cierre de año.

La inflación acumula dos meses por arriba del objetivo de 3% del Banxico, cuya evolución y expectativas serán tomadas en cuenta por la institución en su comunicado de política monetaria del próximo jueves, en el cual la mayoría de los analistas espera que anuncie un recorte a su principal tasa de interés, de 5% a 4.5%.

En comparación con junio, la inflación fue de 0.66% en julio y significó el registro más alto para un mes similar desde 1999, cuando se reportó también un aumento de 0.66%.

Energéticos incrementa el nivel de precios

A julio del 2020 la tasa de inflación interanual se ubicó en 3.62% en México; este resultado implicó una aceleración respecto del mes previo. El incremento en el nivel de precios se explica por el encarecimiento moderado del de gas, gasolina y alzas más significativas en algunos alimentos.

Aún con el aumento, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó, por un mes más, dentro del objetivo inflacionario establecido por el Banco de México (3% +/- un punto porcentual).

La tasa de inflación interanual para el componente subyacente, que incluye alimentos procesados, mercancías básicas y servicios, se colocó en 3.85%; por su parte el componente no subyacente, que evalúa el comportamiento del precio de los energéticos y las tarifas, registró una tasa de 2.92 por ciento.

  • En su comparación inmediata, sólo de junio a julio el nivel de precios a escala nacional creció 0.66%, de acuerdo con cifras del Inegi.

Los genéricos que presentaron alzas más importantes en su nivel de precios fueron: las gasolinas tipo Magna y Premium con encarecimientos de 5.64 y 5.26% respectivamente sólo en un mes; el gas doméstico LP (licuado de petróleo) se encareció 2.33 por ciento.

En este lapso también se mostraron alzas en el nivel de precios de alimentos de alto impacto en el INPC: la papa y otros tubérculos con 6.61%, el pollo con 5.60%, el frijol con 3.60% y la cerveza con 1.68 por ciento.

  • El costo de la vivienda también tuvo una incidencia importante dentro del aumento en el INPC, con un encarecimiento de 0.10% de junio a julio/Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.