FEIEF insuficiente para “ALIVIAR” las FINANZAS de los ESTADOS: Moody´s

Las presiones financieras que enfrenten los estados, pueden atenderse recurriendo a deuda, refirió la calificadora de crédito

Los más de 60 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF) se agotarán este 2020 para “aliviar” las finanzas de los estados, no obstante, aún usando todo el fondo no se alcanzará a cubrir el monto de Participaciones presupuestadas para este año, advirtió la agencia calificadora Moody’s.

María del Carmen Martínez-Richa, vice president-senior analyst de Moody’s Investors Service, indicó que, aunque las Participaciones al primer trimestre del 2020 crecieron en 3 por ciento respecto del mismo periodo del 2019, el impacto de la recesión económica en las Participaciones será visible a lo largo del año, razón por la que se agotará este año el FEIEF.

“Nuestro escenario es una caída de 7 por ciento en el PIB y bajo ese escenario que muy probablemente se va a concretar, sí estamos esperando que el FEIEF no va a ser suficiente con ese supuesto de caída. A pesar de que el fondo se va a utilizar completamente para compensar eso, creemos que, si no hay nada adicional, las Participaciones contando con el FEIEF, podrían decrecer en 2 por ciento respecto a lo que se observó en 2019”, advirtió.

  • La analista recordó que la última vez que se usó el fondo de contingencia en su totalidad para compensar a los estados fue en la crisis de 2009, “ese año también se agotó”.
  • En conferencia de prensa virtual, Martínez-Richa alertó que si bien el FEIEF representará un alivio para sobrellevar la crisis actual, en años futuros los estados no contarán con una protección sólida, ya que estimamos que los ingresos que alimentan el fondo no serán suficientes para reconstruirlo rápidamente.
  • Explicó que el FEIEF se alimenta de dos ingresos, el primero es un ingreso recurrente del Fondo Mexicano del Petróleo, el cual ha aportado en los últimos 3 años en promedio alrededor de 3 mil 300 millones al fondo y, la segunda fuente proviene de ingresos excedentes del gobierno federal que, en esta coyuntura, será difícil de contar.

“El ingreso más recurrente para alimentar este fondo es el Fondo Mexicano del Petróleo y son 3 mil 300 millones de pesos que tendría el FEIEF el próximo año, es decir, no habría realmente un colchón fuerte en 2021. El problema sería que, en una circunstancia en que la economía mexicana no se recuperara el próximo año, no habría método de compensación”, previó.

Observa margen para que estados recurran a deuda

Las presiones financieras que enfrenten los estados a raíz de la crisis por coronavirus, pueden atenderse recurriendo a deuda, pero esta debe ser manejada con absoluta responsabilidad, refirió la calificadora de crédito Moody’s en México.

“En general, el sector ha tenido un nivel de endeudamiento muy moderado desde la implementación de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas; el comportamiento ha sido moderado, lento y bajo. Esto ofrece la posibilidad de poder tomar deuda sin poner en riesgo su calificación”, explicó María del Carmen Martínez Richa, analista de gobiernos sub-soberanos en la calificadora.

Un análisis de Moody’s detalla que los estados con mayor techo de endeudamiento son Querétaro, Guanajuato, Guerrero, Sinaloa e Hidalgo, los que tienen menores márgenes por su nivel de compromisos financieros son Coahuila, Chihuahua, Quintana Roo, Nuevo León y Sonora.

“Derivado de las presiones actuales y de la ausencia de transferencias extraordinarias del gobierno federal, varios estados considerarán recurrir a la contratación de deuda. La iniciativa de reforma a la Ley de Coordinación Fiscal presentada al Congreso de la Unión prevé permitir rebasar los techos anuales como medida transitoria, sería positivo que se permita cierta flexibilidad, sin que se comprometa el espíritu de la ley, que puedan recurrir a deuda con moderación y de acuerdo a la circunstancia”, refirió la analista.

Martínez Richa explicó que los estados pueden emitir deuda de largo y corto plazo. Los recursos que se obtengan por la primera es para invertirse en obra público, y la de corto plazo es para atender gastos operativos, es un apoyo temporal, los gobiernos que estén en su último año de administración y pertenezcan a los estados que tengan elecciones el próximo año, no deben emitir deuda de este tipo 3 meses antes de que termine su mandato.

“Aunque este mecanismo existe y es normal que necesite utilizar este año, hay varios estados que van a tener elecciones que si llegaran a contratar deuda de corto plazo la ley es muy clara en el sentido de que estas obligaciones se tienen que pagar tres meses antes de que termine la administración. En caso de que estos estados llegaran a contratar esta deuda tendrán que ser cuidados”, explicó la analista.

La analista explicó que algunos estados están considerando y sometiendo a análisis si recurrirán a deuda, para que cuando sea necesario puedan tener el mecanismo preparado recurrir a este mecanismo./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.