GOBIERNO destina menos RECURSOS para enfrentar la CRISIS SANITARIA

La pandemia por el COVID-19 encontró al sistema de salud en México con presupuesto insuficiente y subejercicios

México ha tenido una política económica donde, hasta la tercera semana de este mayo, ha tenido un gasto fiscal de uno por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) para combatir la pandemia de Covid-19. Convirtiéndose en uno de los países de América Latina que destina menos recursos para hacer frente a la emergencia sanitaria, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Columbia, Estados Unidos.

  • De 17 países que se encuentran en América Latina, México ocupa el lugar número 11, al invertir uno por ciento de su PIB en contra del virus; detrás están: Bolivia (0.9 por ciento), República Dominicana (0.8 por ciento), Uruguay (0.7 por ciento), Ecuador (0.5 por ciento) y Costa Rica (0.4 por ciento).
  • En contraste, los países latinos que más invierten son Perú (8.9 por ciento), Brasil (ocho por ciento), Chile (5.5 por ciento), Argentina (cuatro por ciento) y Guatemala (3.4 por ciento).

Los investigadores Ceyhun Elgin (Universidad de Columbia), Gökçe (Universidad de Sungkyunkwan, Corea del Sur) y Abdullah Yalaman (Universidad Eskisehir Osmangazi, Turquía) encontraron que el número de camas de hospital per cápita, la mediana de edad y el número de casos totales de COVID-19 “están significativamente correlacionados” con el gasto para combatir esta enfermedad.

  • Para 2020 se aprobó un presupuesto de más de 657 mil millones de pesos para el sector salud, lo que equivale al 2.7 por ciento del PIB, según el análisis de la organización civil Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).
  • Una revisión de las compras del sector salud realizada por este rotativo revela que el Gobierno ha contraído contratos para la atención de este nuevo coronavirus por 734 millones de pesos, los cuales fueron reportados en la plataforma gubernamental Compranet.

De acuerdo con la base de datos disponible, desde marzo pasado y hasta la fecha, el Gobierno federal signó 241 acuerdos para la compra de insumos, ropa hospitalaria, adquisición de ventiladores, servicios de paquetería, vuelos, medicamentos, entre otros.

  • Entre los contratos más altos está el AA-050GYR019-E91-2020 Servicio Integral de Unidad de Expansión COVID-19 en el Autódromo Hermanos Rodríguez, ubicado en la CDMX, por el cual el IMSS podría pagar hasta 320 millones de pesos a la empresa Creatividad y Espectáculos SA de CV, firma enfocada a crear eventos y experiencias para marcas e incluso ha realizado el Festejo por el Grito de Independencia en la plancha del Zócalo capitalino.
  • Instrumentos y Productos Biomédicos de México SA de CV fue contratada por 46 millones de pesos para la compra de ventiladores.
  • Aeroméxico fue contratado hasta por 777 mil dólares para “transporte aéreo para hacer frente a Covid-19”.

No se sabe si los 734 millones de pesos ya fueron pagados o incluso aumentó o disminuyó esta cantidad, pues esta información no está actualizada en el portal Transparencia Presupuestaria de la Secretaría de Hacienda.

Esta cifra permite dar un asomo sobre cómo el sector salud mexicano está enfrentando una pandemia con desventaja. Tan sólo el pasado 15 de mayo, el doctor Armando Rosales, del Hospital General de Zona No. 1 del IMSS, en Zacatecas, denunció en video que no les estaban dando insumos de protección para atender pacientes Covid-19.

Denuncias similares se han replicado a lo largo del país. Aunque en las conferencias vespertinas que dirige el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, se han dado detalles de los avances, como las 20 millones de piezas de insumos repartidas.

SALUD REDUJO APOYOS A SISTEMAS ESTATALES

La pandemia por el COVID-19 encontró al sistema de salud en México con presupuesto insuficiente y subejercicios, por lo que el reto de este Gobierno, tras la emergencia sanitaria, será aumentar el gasto para mejorar el acceso, consideró la ONG México Evalúa.

“El reto es enorme presupuestariamente hablando, es un año donde van a caer ingresos, vamos a caer en términos de crecimiento económico y tenemos un sistema de salud que estará estresado”, señaló Mariana Campos, coordinadora del programa de gasto público y rendición de cuentas de la organización México Evalúa.

  • La especialista financiera explicó que el sistema de salud en México estaba deteriorado desde antes de la llegada de la pandemia debido, en gran parte, al poco gasto en salud que se ha hecho en los últimos años y el subejercicio de recursos.
  • “Hay una precariedad importante” en México, argumentó, pues en el país solo se invierte 2.4 por ciento del PIB en salud, mientras que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el gasto promedio es de 6.5 por ciento.

“La OCDE ha establecido que si un país tiene un gasto menor al 6.5 por ciento del PIB puede resultar en sistemas de salud deficientes y no garantizar derecho a la salud adecuada”, apuntó la experta.

Dijo que para garantizar ese derecho, México debería invertir 686 dólares más por habitante de lo que invierte actualmente.

SUBEJERCICIOS, OTRO PROBLEMA

Campos explicó que, de acuerdo con un análisis realizado por la organización, entre 1999 y 2012 el gasto público en salud había tenido un aumento anual de seis por ciento, sin embargo, entre 2013 y 2016 hubo una desaceleración y el aumento a este gasto fue de uno por ciento.

Destacó que en 2014 encontraron subejercicios de dos por ciento, mientras que de 2017 a 2019 no hubo expansión de gastos, incluso el gasto se contrajo a -0.8 por ciento y además “los recortes han sido frecuentes”.

  • Dijo que en 2019 aunque aumentó respecto a 2018, hubo un subejercicio de 2.8 por ciento y esto quizá incidió en que este año, pese al aumento anunciado de 40 mil millones de pesos (mil 800 millones de dólares), existan carencias en material médico, equipación de instrumentos médicos y más carencias en sistemas de salud.

“Iniciamos el año con faltante del año pasado”, acotó.

Asimismo, destacó que otro reto será mantener el aumento del gasto en salud, ya que el que se realizó este año se obtuvo del Fondo de Gastos Catastróficos. “Pero es un fondo finito”, advirtió.

Es por ello, se debe buscar la manera de tener ingresos recurrentes “para sostener aumento de gasto en salud y tener la oportunidad de salir de este bache que tenemos desde 2017 que es la disminución de gasto en salud”, concluyó.

México suma hasta ahora 8 mil 597 fallecimientos y 78 mil 023 los casos confirmados desde el inicio de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 en este país el 28 de febrero.

CARENCIAS DE LOS HOSPITALES MEXICANOS MATAN: NYT

Muertes por negligencia o errores fácilmente evitables provocan la muerte de pacientes en hospitales mexicanos, reporta el diario estadounidense The New York Times (NYT).

  • Un reportaje titulado ‘No es el virus’: las carencias de los hospitales mexicanos también matan, realizado por Natalie Kitroeff y Paulina Villegas revela que en México no sólo el coronavirus está cobrando vidas, también el deteriorado sistema de salud del país.

“Años de negligencia ya habían perjudicado al sistema de salud de México, dejándolo peligrosamente corto de médicos, enfermeros y equipos para combatir un virus que ha abrumado a naciones mucho más ricas”, expone el reportaje.

El texto informa cómo más de 11 mil trabajadores de la salud mexicanos se han enfermado, situando al país en una de las tasas de contagios de profesionales médicos más altas del mundo. Consecuentemente, mermando las ya débiles filas de los hospitales.

“Algunos hospitales han perdido a la mitad de su personal a causa de enfermedad y absentismo. Otros se están quedando sin equipo básico, como monitores cardíacos”.

  • Médicos y enfermeros relataron al diario estadounidense cómo decenas de muertes en hospitales de México pudieron haberse evitado, pero fueron el “resultado de negligencia o errores que nunca debieron haber sucedido.
  • Pablo Villaseñor, un médico del Hospital General de Tijuana, dijo al NYT, que en dicho nosocomio se han tenido muchas “defunciones tontas”. “No es el virus lo que los está matando, es la falta de atención adecuada”, agregó.

“Los pacientes mueren porque se les dan medicamentos incorrectos, o la dosis incorrecta, dicen los trabajadores de la salud. Los guantes protectores en algunos hospitales son tan viejos que se rompen en el momento en que se los ponen, añaden los enfermeros. Las personas a menudo no reciben la sedación adecuada, luego se despiertan y se sacan sus propios tubos de respiración” relataron empleados hospitalarios al diario.

  • Otro de los testimonios recabados es el de Adriana de la Cruz, enfermera en el hospital Dr. Belisario Domínguez, en la zona sureste de Ciudad de México. La mujer reconoce que “la fuerza de trabajo sobrecargada, y a menudo sin entrenamiento, ha cometido errores evidentes, a un gran costo”.

“Sí ha pasado que se han dado muertes por falta de atención y falta de personal, y por negligencias en muchas situaciones”, dijo de la Cruz. “Estos pacientes tendrían más posibilidad de sobrevivir si pudiéramos ofrecer un mejor cuidado. Hacemos lo que podemos”.

Como consecuencia, alrededor de uno de cada cinco casos confirmados en México corresponde a trabajadores de la salud, una proporción mayor a la de Estados Unidos, Italia o China, expone el NYT./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.