RECORTES al GASTO PÚBLICO reduce el desempeño de MÉXICO

El gasto en la prestación de bienes y servicios públicos a la sociedad, tuvo una contribución negativa de 0.15 puntos porcentuales al crecimiento anual del país en el primer trimestre

PUEBLA, Pue., 16 enero 2015.- Aspectos de billetes y monedas de diferentes denominaciones otorgadas por el Banco de México. //Francisco Guasco/Agencia Enfoque//
Imagen de internet

El gasto en la prestación de bienes y servicios públicos a la sociedad como educación, salud, seguridad, regulación, entre otros, tuvo una contribución negativa de 0.15 puntos porcentuales al crecimiento anual del país en el primer trimestre, que fue de sólo de 0.1%, revelaron cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Así, este gasto, conocido como consumo de gobierno, tuvo el peor aporte a la economía desde el segundo semestre de 2013, cuando fue de 0.17 puntos porcentuales negativo al crecimiento.

La contribución negativa del consumo de gobierno, sumada al de 0.34 puntos porcentuales de la inversión pública, originaron que el gasto de los tres niveles de gobierno y las empresas públicas lastrara en 0.47 puntos porcentuales el crecimiento del país, que fueron compensados por el aporte positivo del consumo privado (0.12 puntos), y de las exportaciones netas de importaciones (0.52 puntos porcentuales).

FACTORES

César Castro, profesor de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, explicó a Excélsior que la reducción del gasto federal en diversos aspectos como recortes de personal, retraso en los programas sociales y en las compras públicas como medicamentos, además de la disminución de las transferencias hacia estados y municipios, afectaron el desempeño económico durante el primer trimestre.

  • “El freno al gasto público, que normalmente se da en un inicio de gobierno, vino a exacerbar la desaceleración económica que en la que veníamos desde el año pasado, porque la inversión y las exportaciones se venían debilitando por la incertidumbre interna y externa, respectivamente”, expresó.

Añadió que la reducción del gasto público tiene incidencia o “derrama” negativa en el gasto privado.

  • “Los apoyos sociales normalmente se traducen en consumo privado, y las compras públicas hacia las empresas apoyan la operación de éstas. Cuando frenas el gasto público, también afectas el consumo e inversión de hogares y empresas”.

Castro confió en que los ajustes que, derivados del combate a la corrupción, de personal y de las compras públicas puedan finalizar pronto, de tal forma que el sector público federal pueda dinamizar de nueva cuenta el gasto, con el fin de apoyar la economía.

  • “No se trata de que se implemente una política fiscal expansiva para sacar a una economía que está en crisis. Se trata más bien de que el sector público se ponga al corriente y ejerza el gasto que ya se presupuestó”, comentó Castro.

Datos de Hacienda señalan que el primer trimestre, el gasto en sueldos cayó 3.7%, el de materiales y suministros lo hizo en 2.3%, y el gasto federalizado retrocedió 3.9% anual. Éste último gasto repercute en lo que ejercen estados y municipios, pues representa más del 70% de lo que gastan los gobiernos locales.

URGE GENERAR CONFIANZA A LAS EMPRESAS

La inversión privada en el país fue también un lastre para el crecimiento anual en el primer trimestre, pues su aporte fue negativo en 0.37 puntos porcentuales al Producto Interno Bruto, el peor desempeño desde el primer trimestre de 2014, revelaron cifras del Inegi.

César Castro, profesor de la Facultad de Negocios de la Universidad La Salle, comentó que además de reactivar el gasto, otra acción que debe ejercer el sector público para impulsar la economía es generar confianza en sus políticas para que el sector privado pueda gastar e invertir.

  • “El sector privado también está frenando el gasto, pues no está satisfecho con las nuevas reglas de juego, como cuando se canceló el Aeropuerto de Texcoco. Tampoco está de acuerdo con la propia cartera de proyectos públicos que han sido muy cuestionados, como el aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y evitar la entrada de más capital privado al sector energético”, expresó.

Por eso, Castro dijo que, más allá de anuncios públicos, lo que necesita el país es que el sector público genere la confianza para que las empresas no teman en arriesgar su capital en el país y contribuyan al crecimiento de la economía mexicana./EXCELSIOR-PUNTOporPUNTO

Gráficos en el Enlace:

https://www.excelsior.com.mx/dinero/recortes-al-gasto-publico-frenaron-el-crecimiento-reduccion-afecto-desempeno-de-mexico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.