TEXTO ÍNTEGRO: Desempleo llegará a (+)2 MLLNS de Personas a NIVEL MUNDIAL para mediados de este 2024

La OIT advierte que la pobreza de los trabajadores persistirá y expone que, pese a la disminución que registró después de 2020, el número de trabajadores en situación de pobreza extrema -es decir, que ganan menos de 2,15 dólares por persona y día -, aumentó en cerca de un millón en 2023.

El informe Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo 2024 de la OIT prevé que el número de desempleados aumente en 2 millones, elevando la tasa de desempleo mundial al 5.2% desde 5.1% en 2023.

Proyectamos una modesta caída de los resultados en los mercados laborales, en parte porque el crecimiento se está desacelerando en todo el mundo», dijo Richard Samans, director del departamento de investigación de la OIT.

  • El organismo de Naciones Unidas dijo que, tras un breve repunte del crecimiento a medida que los países se recuperaban de la pandemia de Covid-19, el crecimiento de la productividad laboral agregada había vuelto rápidamente al bajo ritmo registrado en la década anterior.

«Durante los periodos de lento crecimiento de la productividad, la renta real disponible y los salarios reales suelen ser vulnerables a las crisis repentinas de los precios», indicó el informe de la OIT.

  • El reporte señaló que se prevé un escaso aumento del empleo en los países de renta media-alta durante los próximos dos años, pero que en los países de renta baja y media-baja seguirá siendo sólido.

«La situación es especialmente preocupante en los países de ingresos altos, donde se espera que el crecimiento del empleo se vuelva negativo en 2024 y sólo se prevén modestas mejoras en 2025», indicó.

Más trabajadores pobres

El reporte advierte que la pobreza de los trabajadores persistirá y expone que, pese a la disminución que registró después de 2020, el número de trabajadores en situación de pobreza extrema -es decir, que ganan menos de 2,15 dólares por persona y día -, aumentó en cerca de un millón en 2023.

En tanto que los trabajadores en situación de pobreza moderada -los que ganan menos de 3,65 dólares por persona y día-, subió en 8,4 millones en el mismo año.

Además, los ingresos disponibles han disminuido en la mayoría de los países del G20 y, en general, la erosión de los niveles de vida resultante de la inflación “no es probable que se compense rápidamente”, calcula.

Los datos muestran que desigualdad de ingresos también se ha incrementado, y la merma de la renta real es un mal presagio para la demanda agregada y una recuperación económica más sostenida.

El 58% del empleo es informal

La agencia también proyecta que las tasas de trabajo informal permanezcan estáticas en 2024, representando alrededor del 58% de la mano de obra mundial.

Por otra parte detalla que la participación de las mujeres se ha recuperado rápidamente tras la pandemia, aunque aún hay una notable brecha de género, especialmente en los países emergentes y en desarrollo.

  • En cuanto a las tasas de desempleo juvenil, la cantidad de personas que no estudian, trabajan o reciben formación, sigue siendo alta, especialmente entre las mujeres jóvenes, lo que supone un gran reto para las perspectivas de empleo a largo plazo.
  • Otro factor importante es que las personas que se han reincorporado al mercado laboral tras la pandemia tienden a no trabajar el mismo número de horas que antes, mientras que el número de días de baja por enfermedad ha aumentado significativamente.
  • A pesar de los avances tecnológicos y el aumento de la inversión, el crecimiento de la productividad ha seguido ralentizándose, en parte porque la inversión se ha destinado a sectores menos productivos, como los servicios y la construcción.

La escasez de mano de obra calificada y el dominio de los grandes monopolios digitales, que impide una adopción más rápida de la tecnología, especialmente en los países en desarrollo y en sectores con predominio de empresas de baja productividad, son otros elementos que frenan la productividad.

En su apartado dedicado a América Latina y el Caribe, el estudio reporta que las tasas de empleo no han vuelto del todo a los niveles anteriores a la pandemia, aunque sí se ha reducido la brecha de género, con la tasa de participación de las mujeres casi igual a la previa a la pandemia. La brecha de género, no obstante, aún es de 24 puntos porcentuales.

  • La creación de empleo contribuyó a reducir la tasa de desempleo en la región, pero las perspectivas son débiles, argumenta la OIT y precisa que la desocupación llegó a 6,2% en 2023, por debajo del 8% de 2019, antes de la pandemia.
  • Para 2024, la agencia estima que el desempleo se mantendrá en torno al 6%, igual que en 2025, debido a la desaceleración de la economía, que impediría la generación de puestos de trabajo.

La mayor desocupación se registraría entre los jóvenes, que ya en 2023 alcanzó un 13,6% y seguiría aumentando marginalmente hasta 2025, alerta la OIT.

Desocupación en México fue de 2.6% en diciembre

En diciembre, la tasa de desempleo en el país se ubicó en 2.6%, el nivel más bajo en la historia desde que el indicador se registra.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del Inegi, la población desocupada sumó un total de 1.6 millones de personas, 59 mil menos que en diciembre de 2022.

  • Para Juan Carlos Alderete, director ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia de Mercados de Grupo Financiero Banorte, las cifras son consistentes con una consolidación relevante del mercado laboral, apoyado por una demanda interna boyante y con algunos posibles cambios estructurales en juego, principalmente relacionados al efecto nearshoring.

Los mexicanos con alguna ocupación sumaron 59.1 millones, 1.2 millones más que un año antes. Del total de ocupados, 41.4 millones de personas, es decir, 70%, operó como trabajadores subordinados y remunerados, mientras que 12.9 millones, equivalentes a 21.7%, trabajaron de manera independiente, sin contratar empleados.

  • Por actividad económica, en los servicios se concentraron 25.8 millones de personas (43.6%), en el comercio 11.5 millones (19.5%) y en la industria manufacturera 10.1 millones (17.1%).
  • La tasa de desempleo en el país se ubicó en 2.6% en diciembre, su nivel más bajo en la historia, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
  • Así, la población desocupada sumó un total de 1.6 millones de personas, 59 mil menos que en diciembre de 2022. Del total de desocupados, 941 mil eran hombres, en tanto que 646 mil fueron mujeres.

Asimismo, en diciembre de 2023, 14.3% de los desocupados no contaba con estudios completos de secundaria, en tanto que aquellos con mayor nivel de instrucción representaron 85.6% por ciento.

De acuerdo con la duración del desempleo, en diciembre de 2023, 13.7% de las personas desocupadas buscó un empleo por más de tres meses, 38.6% duró desempleada más de un mes y hasta tres meses, y 40.7% permaneció en la búsqueda de un empleo hasta por un mes.

Juan Carlos Alderete, director ejecutivo de Análisis Económico y Estrategia de Mercados de Grupo Financiero Banorte, dijo que estas cifras son consistentes con una consolidación relevante del mercado laboral, apoyado por una demanda interna boyante y con algunos posibles cambios estructurales en juego, principalmente relacionados al efecto nearshoring.

Por su parte, los mexicanos con alguna ocupación sumaron a 59.1 millones, 1.2 millones más que los reportados un año antes.

  • Del total de ocupados, 41.4 millones de personas, es decir, 70% operaron como trabajadores subordinados y remunerados, mientras que 12.9 millones, equivalentes a 21.7%, trabajaron de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleados.
  • Por su parte, 2.8 millones (4.8%) fueron patrones o empleadores, y 2.1 millones de personas (3.5%) se desempeñaron en los negocios o en las parcelas familiares, contribuyendo de manera directa a los procesos productivos, pero sin un acuerdo de remuneración monetaria.
  • Por actividad económica, en los servicios se concentraron 25.8 millones de personas (43.6% del total), en el comercio 11.5 millones (19.5%) y en la industria manufacturera 10.1 millones (17.1%).

En las actividades agropecuarias 6.2 millones (10.5%), en la construcción 4.7 millones (7.9%), en “otras actividades económicas” (que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas) 412 mil personas (0.7%) y 379 mil (0.6%) no especificó su actividad.

  • En diciembre de 2023, la población ocupada en la informalidad laboral fue de 31.7 millones de personas, es decir, 53.6% de la población ocupada, 1.3 puntos porcentuales menos que en el último mes de 2022.

Por su parte, la ocupación en el sector informal, la cual considera a todas las personas que trabajan para unidades económicas que operan sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar, o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa, fue de 16.5 millones de personas, 27.9% de la población ocupada, 0.8 puntos porcentuales por debajo de la registrada un año antes.

La población subocupada, aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas de lo que su ocupación actual le demanda, fue de 4.5 millones de personas, 7.3% de los ocupados./PUNTOporPUNTO

Documento Íntegro en el Enlace:

https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—inst/documents/publication/wcms_908148.pdf

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario