Avanza DESARME VOLUNTARIO en la CDMX

En tres meses el programa de desarme en la Ciudad de México ha colectado más casi 2 mil armas.

Un total de mil 823 armas de fuego, entre ellas 100 granadas, han sido recogidas de las calles de la ciudad, del 21 de enero a la fecha, informó la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez.

En la puesta en marcha del programa “Sí al desarme, sí a la Paz”, en el atrio de la Parroquia de Cristo Rey, destacó que 90 por ciento de las granadas entregadas en los módulos instalados en Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Xochimilco, son “fatales”.

  • La explosión de una de ellas, de acuerdo con elementos del Ejército Nacional, puede matar a las personas que se encuentran en un radio de 10 metros, por lo cual “es importante retirar estas artefactos, como las armas largas y cortas de las calles; así como de los hogares, donde se pueden registrar accidentes.
  • “El mejor camino es el de la paz, no el de la violencia, por lo que nuestros brigadistas han tocado casi un millón de hogares, para invitar a la gente a entregar sus armas”, señaló la funcionaria, quien detalló que del total, se han recogido mil 511 armas cortas y 212 largas.
  • De mil 200 encuestados en los módulos, 52 por ciento señalaron que se enteraron del programa por los medios de comunicación, 27 por ciento por las brigadas y el resto por redes sociales, por un vecino o porque pasaban por el lugar.
  • El 95 por ciento de la gente está de acuerdo con el programa y cómo se promueve, por lo que continuará hasta cubrir las 16 alcaldías, pues “sacar un arma de las calles evita posiblemente una persona lesionada, una muerta o un accidente en el hogar”, señaló.
  • El tema de la seguridad empieza con la prevención, que es la aspiración mexicana de toda política de seguridad, evitar que sucedan los delitos y, cuando no se pueden evitar, se actúe, para lo cual se requiere la denuncia, a fin de que sea eficaz y quien cometió un delito, lo pague, afirmó el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez.

La portación de armas de fuego, por parte de los ciudadanos, puntualizó, está prohibida, aunque “entendemos la frustración de la gente, pero nos pone en riesgo que alguien las manipule erróneamente y se lesione, aunque cuando se está en un estado inconveniente, se convierte en una situación letal”.

El llamado por ello a que las entreguen en los módulos, con la garantía de que no serán investigados por la policia, sobre todo a las mujeres, quienes tienen la claridad y conciencia para sacar las armas de su hogar, buscar un ambiente de paz y ayudarnos en la reducción de la incidencia delictiva.

  • La encargada de seguridad de la alcaldía de Álvaro Obregón, Marcela Muñoz, reconoció que “me quedo muda cuando los ciudadanos nos dicen que no los estamos protegiendo y no quieren entregar sus armas, porque no estamos al cien, pues sólo tengo 200 elementos divididos en tres turnos de 12 por 24 horas, y solo este fin de semana fue pavoroso, por asaltos y robo a casa habitación y piezas de autos, pero no hay denuncias”.
  • Consideró que “somos permisivos, hemos naturalizado los robos, cuando no es con las armas como vamos atacar los delitos, sino con prevención y denuncia; y si desde la casa estamos protegiendo a los delincuentes, no vamos a vivir en armonía”./LA JORNADA-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.