Gobierno de la CDMX busca bajar el cobro de COMISIONES de las APPS de entrega de comida

El gobierno de la Ciudad de México busca llegar a un acuerdo sobre el cobro de comisiones a restauranteros por parte aplicaciones móviles de entrega de comida a domicilio.

En conferencia de prensa, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, informó este que se tuvo ya una reunión con los representantes de Uber Eats, Rappi y Didi Foods, apps que son utilizadas por los restaurantes para hacer entregas de comida a domicilio, para tocar el tema.

  • “Es la primera reunión, mañana va a haber otra, porque en efecto, son muy altas las comisiones que están cobrando, entonces vamos a seguir con estas mesas de trabajo para poder encontrar soluciones de diverso tiempo, pero mientras tanto, todos tienen que cumplir (con las medidas del semáforo rojo)”, dijo Sheinbaum luego de una protesta y el anuncio de restauranteros de que continuarán abriendo sus locales.

José Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), puntualizó que en esta reunión el gobierno capitalino planteó que una mención recurrente por parte de los restaurantes es que sus ganancias se ven mermadas por la altas comisiones por parte de las apps.

  • “Lo que encontramos fue una buena recepción (por parte de estas tres aplicaciones de mayor volumen de entrega de comida a domicilio), se comprometieron a revisarlo, entienden que son uno de los pocos sectores que realmente no ha visto mermada su actividad económica durante los últimos 10 meses y un poco al contrario”, dijo el titular de la ADIP.
  • Merino destacó que este miércoles se buscará llevar a cabo una segunda reunión, ahora con los representantes de este grupo de apps y la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), para que haya un diálogo de forma directa.

En tanto, el secretario de Gobierno capitalino, José Alfonso Suárez del Real, informó que tras una primera reunión con empresarios restauranteros y autoridades de la ciudad, la cual se llevó a cabo la tarde de este lunes, se llegó a un primer acuerdo.

“Hemos acordado buscar el justo equilibrio entre las necesidades de salud y las necesidades económicas de las empresas sin poner nunca en riesgo la salud de los habitantes”, dijo.

“Acordamos analizar una primera opción de posibilidades a efecto de poder mantener un equilibro”, agregó Suárez del Real.

  • El secretario puntualizó que los restauranteros inconformes por las restricciones establecidas por el el semáforo rojo llegaron a una concientización de que esta es una situación inédita, en la que “más vale sacar adelante a la Ciudad de manera coordinada que confrontada”.

“De quienes estuvieron el día de ayer (en la reunión), prácticamente el 99% operó bajos las recomendaciones del semáforo rojo, es decir, estaban solamente vendiendo con comida para llevar y solo uno de ellos, expresó que siendo una cadena tan grande no podía, en un momento dado, pensar que tenía que cerrar… pero tuvo un momento de sensibilidad, al final de la propia reunión sí se percató que la construcción es mejor que la confrontación”, dijo el secretario.

  • La jefa de gobierno insistió que en tanto no se llegue a un acuerdo, los restaurantes deben respetar las medidas establecidas en el semáforo rojo de la ciudad, pues aseguró que aunque su administración en sensible ante los efectos económicos negativos que estas medias pueden tener, en caso de que los restaurantes las desacaten se aplicarán las sanciones correspondientes, como a los establecimientos de comida que se resisten a ofrecer el servicio solo para llevar que fueron suspendidos este lunes.

Este martes, restauranteros y empleados de este sector que se han unido al movimiento “Abrir o Morir”, y que también estuvo presente en la reunión que se llevó a cabo con el gobierno capitalino, han salido a manifestarse con “cacerolazos” en las calles de la Ciudad de México.

De esta manera, exigen al gobierno de Sheinbaum que se les permitan abrir sus puertas debido a que esta es su única fuente de trabajo pues acusan que las medidas sanitarias por el semáforo rojo los está llevando a la quiebra.

Algunos videos de estas protestas han sido compartidos en redes sociales.

En un comunicado emitido por la Secretaría de Gobierno la tarde de este lunes, se informó que la próxima mesa de trabajo se llevará a cabo el miércoles 13 de enero, “donde se determinará una posible fecha de reapertura de restaurantes, cuya industria no pagará en enero el Impuesto Sobre Nómina (ISN), cantidad que suma 20 millones de pesos, y se beneficiará con los 100,000 apoyos directos por 2,200 pesos a los empleados del sector, que suman 220 millones de pesos”./EXPANSIÓN-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here