Cáncer de Páncreas, mortal en ancianos

Si ya de por sí, el presentar algún tipo de cáncer es complicado por todo lo que ello implica –atención oportuna acceso a medicamentos de última generación y problemas en el ámbito familiar, laboral y social- más lo es cuando se trata de un tumor maligno, difícil de detectar en etapas tempranas y altamente mortífero, como es el cáncer de páncreas; una enfermedad que forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de este órgano.

Hoy por hoy, el cáncer de páncreas representa un gran desafío para el campo de la medicina a nivel mundial, por lo que hay que estar alerta a los siguientes síntomas: ictericia (coloración amarillenta en la piel y mucosas, debido al aumento de la bilirrubina) dolor y pérdida de peso, porque podemos estar frente un caso de este tipo de tumor, pero confundirlo con hepatitis; debido a que esta enfermedad que también se caracteriza con presentar tono amarillento en la piel.

Un cáncer que en promedio se presenta a los 71 años de edad, siendo los hombres, por arriba de las mujeres los más propensos a desarrollar este padecimiento.

De acuerdo con José Athié Rubio, cirujano oncólogo de Médica Sur, precisó que el cáncer de páncreas el altamente mortal, luego de 9 de cada 10 pacientes, fallecen.

En entrevista con Hablemos de cáncer…sin miedo dijo que reconoció que lamentablemente el cáncer de páncreas es difícil de diagnosticar en etapa temprana, no obstante se puede controlar si se detecta antes de que su diseminación, que es cuando se puede extirpar totalmente.

“Si el cáncer se ha diseminado por todo el páncreas u ocupa muchas áreas de este órgano, quizás sea necesaria una pancreatectomía total –extirpación de todo el páncreas, parte del intestino delgado, una porción del estómago, el conducto colédoco, la vesícula biliar y el bazo”.

pancreas

Después de la cirugía, el paciente deberá permanecer en el hospital durante varios días y es probable que también deba hacer reposo en su casa durante un mes aproximadamente. Los efectos secundarios de la cirugía incluyen debilidad, cansancio y dolor durante los primeros días después del procedimiento. Otros efectos secundarios causados por la extirpación del páncreas son dificultad para digerir alimentos y diabetes como consecuencia de la pérdida de insulina producida por el páncreas.

En muchos pacientes, advierte, se detecta en etapas avanzadas de la enfermedad, cuando los tejidos no son operables y “con muy pocas alternativas de tratamiento”, por lo que sólo se dan cuidados a paliativos

El experto médico dice que “si el cáncer se diseminó, la terapia paliativa puede mejorar la calidad de vida del paciente al controlar los síntomas y las complicaciones de la enfermedad”.

En la actualidad gracias a un nuevo medicamento la sobrevida del paciente  es de hasta cinco años, cuando en antaño la sobrevida no superaba los dos años.

Empero, no todo está perdido luego de que recientemente se lanzó al mercado un medicamento (Abraxus) que viene a cubrir

Caio Max S. Rocha, director Asociado del Centro de Cáncer de Carolina del Sur, cuenta que hay un fármaco que cambia la escena: Abraxus, un medicamento que cubrirá “una necesidad no satisfecha en el mundo de la oncología y en particular en cáncer de páncreas en etapas avanzadas”.

Caio Max S. Rocha, director Asociado del Centro de Cáncer de Carolina del Sur, detalló que se trata de una suspensión inyectable, una terapia que ofrece una mejora en la supervivencia global y es un nuevo estándar en el tratamiento del cáncer de páncreas metastásico, utilizado en combinación con gemcitabina como el primer medicamento para el cáncer de páncreas avanzado.

De acuerdo al directivo, existen resultados alentadores obtenidos por este medicamento en un estudio clínico que benefició a 861 pacientes de diversas nacionalidades. El estudio publicado en The New England Journal of Medicine, se realizó en 11 países y 151 centros e incluyó a 861 pacientes, el uso de este fármaco mostró “un aumento significativo de la supervivencia global, de la sobrevida libre de progresión y tasas de respuesta, duplicando el número de pacientes vivos a 2 y 3 años y presentando un perfil de toxicidad manejable”.

Entre los beneficios de este fármaco oncológico además de un aumento en la sobrevida del paciente está, además de un aumento en la sobrevida, el control de los síntomas, sobre todo y la oportunidad de seguir avanzando para lograr fármacos efectivos en etapas tempranas.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.