Velasco hace suyo el Senado

A cada capillita le llega su fiestecita y al menos por unas horas el Senado se vistió de Chiapas.
El último estado de la geografía nacional fue el protagonista de una de las ceremonias más solemnes en la que participan por protocolo los tres poderes de la Unión para honrar a un chiapaneco ejemplar.
El lugar, la vieja Casona de Xicotencatl, antigua sede del Senado hoy bellamente restaurada. El motivo, la entrega de la Medalla Belisario Domínguez al empresario Alberto Bailleres.
El protagonista, Belisario Domínguez, el político oriundo de Comitán que se atrevió a principios del siglo XX a enfrentar al tirano Victoriano Huerta desde la tribuna del Senado.
El ejecutor, el senador, chiapaneco también, Roberto Albores Gleason, quien tuvo la responsabilidad de ser el anfitrión del presidente Enrique Peña Nieto, de los líderes legislativos y judicial, de miembros del gabinete y de gobernadores.
El más lucido, el gobernador de Chiapas Manuel Velasco, consciente tal vez de que la oportunidad de traer su estado a la clase política nacional se da pocas veces al año.
Sonriente, afable y animoso el mandatario estatal llegó temprano al recinto y de mano saludó a cuantos pudo hasta que el senador Albores le brindó atenciones especiales.
De a poco fueron llegando los demás invitados a un aire festivo siempre avivado por Cadetes del Heroico Colegio Militar y la Banda de Guerra del Estado Mayor Presidencial, que con perfección absoluta ejecutaron el himno nacional y el toque militar del silencio en memoria, precisamente, de Belisario Domínguez.
La espera del Presidente fue de casi dos horas. La sesión inició sin él y se declaró receso para esperarlo, tiempo propicio para que el gobernador Velasco cabildeara entre legisladores atenciones para su estado en el Presupuesto de Egresos 2016.
Al llegar el Presidente, el protocolo se hizo presente. La sesión se reanudó. El senador Albores, en su calidad de titular de la Comisión Belisario Domínguez habló del galardonado, y el propio empresario hizo lo suyo.
La posterior guardia de honor en el patio central fue otra oportunidad para que el gobernador hiciera tertulia, pero esta vez con los miembros del gabinete.
Unos minutos con el presidente Enrique Peña Nieto, otros más con Luis Videgaray, secretario de Hacienda, otros tantos con Aurelio Nuño, secretario de Educación, y el mayor de esos momentos con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.
En fin, que de nada puede quejarse el mandatario chiapaneco porque la clase política de alto nivel estuvo para escucharlo y para atenderlo.
PARA EL REGISTRO Una eventual legalización de la mariguana preocupa a los obispos quienes piden analizar todas las implicaciones, “sobre todo en el tema de la salud de los niños y adolescentes, así como del interés de grupos criminales que quieren acaparar el tema”. A ciencia cierta no sabemos a qué se refieren, pero nos sorprende que no emitan posturas similares por el alcohol y el cigarro, que atrapa a niños y jóvenes. Y en torno a que la delincuencia acapare el tema… pues sin palabras, porque nunca explicaron bien a bien a qué se referían. Desconcertante su postura. Gracias y buen fin de semana.
 
 
@betata75

 

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.