ALERTA: Moody’s prevé limitada recuperación ECONÓMICA del PAÍS; incipiente crecimiento 3.5%

Moody’s señaló que la recuperación del país será lenta, debido a la baja dinámica de inversión productiva desde finales de 2018, además de la política de austeridad de la actual administración.

La recuperación económica de México está limitada a varios factores, entre ellos la implementación eficiente de la vacuna y el crecimiento económico de Estados Unidos, por lo que Moody’s ve complicado que el país tenga un crecimiento del PIB mayor a 3.5 por ciento.

  • En días recientes, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, además del gobernador de Banco de México, Alejandro Díaz de León, indicaron que la economía de México podría recuperarse hasta 5.3 por ciento si la vacunación se agiliza.
  • Sin embargo, en conferencia de prensa, Ariane Ortiz-Bollin, VP-Senior Analyst de Moody’s, comentó que para este año se espera un rebote de 3.5 por ciento, tras una caída de 8.8 por ciento el año pasado, por lo que es difícil pensar en un crecimiento mayor al proyectado.

“Es muy difícil ver una situación en la que México pueda crecer 6 por ciento este año, nosotros tenemos un estimado de 3.5 por ciento”, dijo, e indicó que para poder pensar en una recuperación mayor hace falta que en Estados Unidos haya una política expansiva más agresiva a la incorporada en sus estimados, además de una implementación más ágil de la vacuna.

  • Ortiz-Bollin comentó que existe el riesgo de que se politice la aplicación de la vacuna, pero este es un riesgo que persiste tanto en México como en otras naciones alrededor del mundo.

“El riesgo de que la vacuna se politice es un riesgo que estamos viendo en todo el mundo, y ahí el tema es que se puede restar la implementación de la vacuna, y que la gente confíe, en la medida en que sea claro, conciso y congruente y directo el mensaje a todos los niveles de gobierno, cualquier administración puede tener más éxito en la implementación de la vacuna”, comentó.

Recuperación de México está sujeta a medidas de apoyo

Ariane Ortiz-Bollin, VP-Senior Analyst de Moody’s consideró que el uso de deuda es positivo si se impulsa el crecimiento económico, por lo que el gasto del gobierno debería ser enfocado en apoyos como garantías a las empresas, además de apostar por la inversión pública.

  • “La recuperación económica del 2021 va a tener que ver más con las decisiones de gasto del gobierno en reactivar la economía, ya sea con inversión pública, con garantías a las empresas, con suplementos como transferencias de efectivo a la gente”, sostuvo la especialista e indicó que los países que implementaron estas medidas verán una recuperación económica más rápida.
  • “El hecho de que en México eso no se haya dado (otorgamiento de apoyos), pensamos que está contribuyendo a que la recuperación económica sea más débil que la que va a ser en otros países”, acotó.

Ortiz-Bollin destacó que el año pasado el gobierno no gastó para no aumentar la razón de deuda como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, eso afectó el crecimiento económico del país.

“Tiene un valor crediticio que el gobierno no haya gastado, porque si es menos gasto implica menos deuda, pero en este contexto creemos que esa decisión está afectando el crecimiento de una manera que al final puede ser en neto negativa”, detalló.

También pega caída en inversión

La especialista de Moody’s señaló que la recuperación del país será lenta, debido a la baja dinámica de inversión productiva desde finales de 2018, además de la política de austeridad de la actual administración.

  • “Hay muchas razones por las cuales México va a crecer más lento que otros países, pero las dos principales son: primero la inversión, tanto de gobierno como del sector privado ha caído desde finales de 2018, y para 2020 estimamos que habrá caído casi 20 por ciento respecto a 2019. La otra explicación es porque el gobierno mexicano decidió no gastar tanto como el resto de otros países”, sostuvo.

En su reporte, la calificadora señaló que las decisiones de la nueva administración han alterado fundamentalmente la confianza de los empresarios y probablemente afectarán la inversión privada durante años.

“La reversión de facto de la reforma del sector energético de la administración anterior, por ejemplo, está limitando las perspectivas de crecimiento en ese sector”, señaló.

Añadió que una propuesta reciente en el Senado para modificar la ley del banco central se sumó a estos riesgos que afectan la confianza empresarial.

  • La firma estima que la inversión permanecerá deprimida en los niveles actuales del 17 por ciento del PIB en los próximos 2 a 3 años.
  • “Por lo tanto, es poco probable que México logre un proceso de profundización de capital que ayude a impulsar el crecimiento del PIB en los próximos años”.
  • La firma estima que no sería sino hasta 2023 cuando se volvería a los niveles del PIB vistos en 2019.

Por otra parte, Moody’s advirtió que el apoyo recurrente a Pemex podría afectar la solidez fiscal de México.

“El continuo deterioro de la situación financiera de Pemex y la posición operativa afectará la solidez fiscal del soberano, dada la necesidad de apoyo sustancial y recurrente. Apoyar a Pemex en 2021 podría costarle al soberano tanto como 14.7 mil millones de dólares o 1.4 por ciento del PIB”, finalizó./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here