Tasa de DESEMPLEO pasó de 12 a 32.8%, triplicando la DESOCUPACIÓN en el País

En la CDMX, Nuevo León, Jalisco, Quintana Roo y el Estado de México medio millón de personas que tenían un empleo en el sector formal lo perdieron entre marzo y mayo, debido al cierre de empresas.

En los dos primeros meses de la contingencia sanitaria por causa del covid-19, México triplicó el número y la proporción de personas que se encuentran desocupadas, ya sea que estén buscando activamente un empleo o no.

  • Datos del Inegi señalan que en entre marzo y mayo, el número de personas desocupadas pasó de 7.6 a 21.3 millones de personas, lo que implicó que la tasa de desempleo ampliada pasara de 12 a 32.8% de la fuerza laboral potencial. Esta población se integró, en primer lugar, por 1.9 millones de personas que están en el desempleo abierto, por lo que buscan activamente un trabajo, e implicó un aumento de 200 mil personas.
  • En segundo lugar, hay 19.4 millones de mexicanos que no buscaron activamente un empleo y que son considerados población no económicamente activa disponible para trabajar.
  • Esta población se incrementó en 13.5 millones de personas en sólo dos meses. A la población disponible para trabajar se le conoce como “desempleo disfrazado” pues, al no estar buscando un empleo, el Inegi no la ubica como parte de la fuerza laboral tradicional, aunque dicen que, si se les ofreciera un empleo, lo tomarían.

Analistas habían advertido que el mayor impacto en el desempleo en México se observaría en el componente disfrazado, pues se esperaba que la mayor parte de quienes perdieran su empleo en la pandemia no buscarían uno nuevo de inmediato, bien sea por la esperanza de que retomarían sus labores una vez que se reabriera la economía, o bien por la desesperanza de no encontrar trabajo en plena crisis sanitaria y económica.

500 MIL PERSONAS PERDIERON SUS EMPLEOS EN 5 ESTADOS

Los cinco estados en donde más trabajadores fueron despedidos a causa de la crisis por el coronavirus Covid-19 son también los que más aportan a la economía del país.

  • En la Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Quintana Roo y el Estado de México medio millón de personas que tenían un empleo en el sector formal lo perdieron entre marzo y mayo, debido al cierre de empresas.
  • Estas mismas entidades aportan más de 41 por ciento del PIB nacional, al contar con 1.8 millones de unidades económicas, desde pymes hasta grandes corporativos, lo que significa una tercera parte del total en el país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los datos del Seguro Social indican que la capital del país, la que más contribuye al Producto Interno Bruto, con 16.4 por ciento, reportó la pérdida de 174 mil 311 plazas formales.

De las cinco entidades mencionadas, Quintana Roo es la que menos aporta a la economía nacional, con 1.6 por ciento del PIB, pero fue la segunda con más empleos destruidos, 113 mil 398 en el trimestre que concluyó en mayo, principalmente por el cierre de la actividad turística.

Alejandro Saldaña, economista en jefe del Grupo Financiero Ve por Más (BX+), explicó que los cinco estados son los más desarrollados, por lo que sus economías están altamente terciarizadas, es decir, el sector servicios tiene una participación muy importante y eso les afectó.

En junio y julio, adelantó, seguirán representando datos negativos porque no se ha reanudado la actividad económica.

“Mientras más se postergue el control de la pandemia más profundo va a ser el impacto económico, van a ser más los empleos perdidos y va a ser más lenta la recuperación, porque restablecer la oferta de bienes y servicios no es tan sencillo”, indicó Saldaña.

  • Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero del Banco Base, coincidió en que las entidades más productivas son siempre las que más resienten en su mercado laboral episodios como la pandemia. La tendencia, dijo, seguirá porque en el tercer trimestre del año se verá la parte más profunda de la crisis.
  • Sus previsiones contrastan con la versión del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró el domingo que para el mes de julio o a más tardar en agosto ya no habrá pérdida de empleo y que incluso comenzará una recuperación.

Este lunes dijo en su conferencia matutina que tienen datos de que en junio se cancelaron 100 mil empleos formales, por lo que el saldo hasta este mes será de 1.1 millones. El Ejecutivo prometió crear dos millones de trabajo entre abril y diciembre con proyectos como el Tren Maya.

La pérdida de fuentes de trabajo ya tocó fondo y la reapertura de industrias como la construcción a partir de junio impulsará la recuperación económica, aseguró ayer Gabriel Yorio, el subsecretario de Hacienda.

MÁS DE 45 MDP DIARIOS RETIRAN DESEMPLEADOS DE LAS AFORES

La crisis del coronavirus provocó un aumento de 48% en los retiros parciales por desempleo en las Afores, durante los primeros cinco meses de 2020, informó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Señaló que las personas que perdieron su empleo, por causa del Covid-19, dispusieron de seis mil 685.3 millones de pesos, provenientes de su fondo de pensión, entre enero y mayo pasados.

Precisó que dicha cifra representó un aumento de dos mil 163.7 millones de pesos –equivalente a un alza de 48%-, respecto al monto registrado en mismo periodo de 2019.

De acuerdo a la ley vigente, los retiros parciales por desempleo son un beneficio que tienen las personas inscritas en las Afores; que ofrece hasta 90 días de salario, para enfrenar la falta de recursos causada por la pérdida del trabajo.

CORONAVIRUS ACELERA RETIROS EN AFORES

A través de su último informe estadístico, la Consar indicó que tan sólo en marzo, abril y mayo los desempleados solicitaron y retiraron de las Afores cuatro mil 169 millones de pesos.

De tal suerte que, durante los meses de mayor intensidad en la emergencia sanitaria del coronavirus, los mexicanos –que perdieron su trabajo- dispusieron de un promedio de 45.3 millones de pesos diarios.

Ello, para mitigar los daños económicos inmediatos de la pandemia del Covid-19; aunque el futuro esto se traduce en una reducción de sus fondos de retiro y una resta proporcional de las semanas de cotización, necesarias para pensionarse.

CIFRAS SE MULTIPLICARÁN A FINALES DE 2020

La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) informó que a finales de  2020 los retiros parciales por desempleo podrían acercarse a 28 mil millones de pesos; y con ello, cuadruplicar el monto registrado por la Consar, hasta mayo pasado.

El vicepresidente de Vinculación de la Amafore, Mari Nieves Lanzagorta, explicó que un primer escenario, donde la pérdida de empleos –por Covid-19- alcance un millón, dichos retiros alcanzarán alrededor de 13 mil 35 millones de pesos.

  • Pero, en segundo escenario, con la destrucción máxima de dos millones de plazas formales, la entrega de recursos por desempleo alcanzarán hasta 26 mil 700 millones de pesos, al cierre de 2020.

El directivo de la Amafore puntualizó que, aun cuando se configure el peor de los escenarios, los retiros parciales por desempleo no comprometen la liquidez de las Afores; porque apenas representarían en 0.33 y 0.66% de los activos totales del sistema./Agencias-PUNTOporPUNTO

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.