BENIGNO MARTÍNEZ ESCALANTE, ESTAFADOR PROFESIONAL

*Lo acusan de vender plazas hasta en 150 mil pesos, en el SUTGCDMX*Aseguran que debe 2 mdp por todos los lugares que comercializó y que nunca entregó*Lo denunciaron ante la FGJCDMX por fraude y abuso de confianza

Ha comenzado la rebatinga entre seudo líderes del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX) para ganar la presidencia y las secretaría generales de las 40 secciones que lo conforman, por lo que el ambiente en esa organización se ha tornado completamente tóxico, pues están todos contra todos, dándose puñaladas traperas, traicionándose y haciendo negociaciones en «lo oscurito» para saciar sus intereses personales.

El SUTGCDMX es uno de los sindicatos más poderosos económicamente así como en su número de agremiados que por cierto, quienes en su mayoría –sobre todo quienes se ostentan como dirigentes sin serlo- han demostrado que son muy conflictivos, abusivos, ladrones, estafadores, descarados y nada profesionales.

Tal es el caso de Benigno Martínez Escalante, alias «El Beni» –ex Secretario de Trabajo y Conflictos de la Sección 12 de Servicios Médicos de dicho sindicato y actual precandidato a la secretaría general de dicha área- quien de ser un lidercillo gris, saltó a la fama por haberse vacunado el martes 29 de diciembre 2020 contra el Covid-19 sin que le correspondiera; hecho por el cual ahora es investigado por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México a cargo de Ernestina Godoy Ramos.

También se le acusa de vender plazas en 150 mil pesos a diversos agremiados, mismas que jamás entregó por lo cual quedó a deber alrededor de 2 millones de pesos. De esto, se cuentan con testimonios en video de personas afectadas, quienes le exigen a este sujeto, les devuelva el dinero que le dieron para obtener un lugar en el sindicato. Ante ello, lo han calificado como un auténtico maestro de la estafa.

De hecho, quienes fueron defraudados por Martinez Escalante ya acudieron antes las autoridades de la Fiscalía General de Justicia capitalina para iniciar las denuncias correspondientes por fraude y abuso de confianza. De acuerdo con los estatutos internos del sindicato, “El Beni” no tiene derecho a participar en la próxima contienda electoral interna ni tampoco debe tener un nombramiento porque tiene denuncias penales interpuestas.

Hace unos meses, «Beni» –así prefiere que le digan porque no le gusta su nombre de pila- acudió a la oficina de Joel Ayala Almeida, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) para negociar su nombramiento como Secretario General de su sección y que en las próximas elecciones ya no tuviera ningún problema para obtener el triunfo.

Ayala Almeida lo recibió –más a fuerza que de ganas- y hasta una «foto del recuerdo» de tomó con él, y es que sabe perfectamente la clase de historial que tiene Benigno Martínez, quien se jacta en cada reunión que efectúa con agremiados sindicales en hospitales y restaurantes de ser «la mejor opción» apara velar por los intereses de los trabajadores.

Martínez Escalante tiene más de un año que no se presenta a trabajar al Hospital General de Iztapalapa, al que está adscrito como técnico laboratorista es considerado como un enfermo sexual, depravado y acosador que a sus compañeras de grilla, pues les pide constantemente que tengan relaciones sexuales con él, además de que les exige que le manden a su celular personal fotos donde aparezcan completamente desnudas», esto, de acuerdo con informes proporcionados por algunas afectadas y gente que lo conoce bastante bien.

Incluso señalan que en el expediente 435/2010, promovido por Diana Martínez Hernández en la Sala 1 del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX se le señala por acoso sexual y hostigamiento laboral; esa acusación se encuentra en los archivos de dicha instancia judicial.

Pese a este panorama, el señor Beningno se aferra a mostrar una cara de amabilidad y honestidad, al grado de que incluso recientemente subió a su cuenta personal de Facebook en la que aparece con el seudónimo de «Ben Diez», un mensaje que reproducimos en este espacio de forma textual:

«Se acabaron las mentiras de este directorio ilícito, siempre engañando a los trabajadores…nunca apoyaron a los mismos e hicieron campaña antes de tiempo. Dividiendo al sindicato, estos son representantes charros, Maladrón, Ratayen y la borracha Cecilia, siempre trabajando para sus bolsillos. Violaron los estatutos así como las Condiciones General de Trabajo sin importales el daño que provocaron a los trabajadores. Hechos no palabras, Los delegados seguimos en funciones porque fuimos votados por la base trabajadora. Art. 171 estatutos del Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México».

Sin embargo, otros informes que fueron proporcionados al autor de esta columna señalan que Beningno Martínez no la va a tener tan fácil en su intento por alcanzar la Sectetaría General de la Sección 12, en primera porque no es bien visto por la mayoría de quienes la integran –sobre todo por los médicos- y en segunda, pues tampoco es del agrado de Joel Ayala Almeida y mucho menos de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum –quien lo odia a muerte- toda vez que tiene un historial lleno de corruptelas que ha cometido a lo largo de su estancia en el SUTGCDMX.

Los informantes señalan que Martínez se ostenta como delegado sindical, pero en realidad ya no tiene ningún cargo en el gremio, y aun así fue incluido en la lista del personal para vacunación, junto con su chofer y su hija.

Explicó que a principios de enero, Martínez Escalante supuestamente se reintegró a su puesto de trabajo, pero la dirección del Hospital General de Iztapalapa le ha permitido que sus turnos sean cubiertos por guardias que realizan a fuerza empleados administrativos; es decir, cobra sin trabajar y eso actualmente le da oportunidad de realizar a gusto su precampaña y próximamente su campaña mediante recorridos en hospitales, desayunos en restaurantes y «fiestas covid», como la que realizó en la casa se uno de sus colaboradores cercanos, ubicada en la colonia Carlos Zapata Vela, alcaldía Iztacalco, para festejar el «Día del Veterinario».

Es de señalar que Benigno Martínez publicó en su página de Facebook fotografías del momento en que era vacunado.

Asimismo, se le señala como responsable de convocar el año pasado a personal médico y administrativo de la Secretaría de Salud local, por medio de la citada red social y mensajes de WhatsApp, para que acudieran al Hospital Militar de Zona El Vergel, donde se aplicó el biológico, y al no ser inoculados por no estar en la lista, realizaron una manifestación en Anillo Periférico Oriente que duró poco más de una hora.

En la protesta participaron unas 30 personas, principalmente de los hospitales General de Iztapalapa y Belisario Domínguez, y según integrantes del gobierno federal que pidieron el anonimato, el descontento se generó debido a que se convocó a mucha gente, las listas no estaban actualizadas y había solicitantes que no aparecían, aunque supuestamente habían sido notificados para que se presentaran.

Además, diversos medios periodísticos publicaron que «Beni» es el responsable de la gresca que sucedió recientemente en las instalaciones del SUTGCDMX, cuando los aspirantes a la presidencia acudieron para entregar sus documentos y completar su registro:

Aquí reproducimos una de las tantas notas que salió a la luz pública:

Un enfrentamiento entre grupos de agremiados al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX) se suscitó durante el registro de candidatos a la presidencia de dicha agrupación obrera; como saldo hubo 10 lesionados, señalan como responsable de lo ocurrido a Benigno Martínez Escalante, precandidato a la Sección 12 «Servicios Médicos» y piden apoyo de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum para que los comicios se efectúen en forma civilizada.

El trámite se pudo efectuar tras la gresca aunque se perdieron documentos de los candidatos que se encontraban en el lugar, por lo que estos decidieron impugnar la convocatoria que emitió el sindicato para elegir al próximo titular.

De acuerdo con informes de testigos, el hecho ocurrió el viernes 3 de septiembre, durante la entrega de documentación para completar el registro que realizaron los aspirantes a la titularidad del SUTGCDMX; cuando un grupo de choque encabezado por Aarón Ortega, –quien recientemente había sido nombrado candidato de unidad»- se apostó frente a las puertas de la sede sindical ubicada en la calle Antonio Caso 48, colonia Tabacalera, para no permitir el paso al resto de los contendientes ni a sus respectivas comitivas.

Ante ello, surgieron de inmediato las inconformidades, los gritos y comenzaron a lanzar diversos objetos contra aquellos que impedían el acceso, lo cual quedó registrado en fotografías y videos.

Los afectados piden la intervención inmediata de la Jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo para que durante las campañas que se efectuarán, se evite cualquier tipo de actos de violencia o posibles atentados contra los aspirantes y sus grupos de apoyo que les acompañan.

Entre esa personas se encontraba Benigno Martínez Escalante, quien de inmediato ordenó a un nutrido grupo de personas que le acompañaban, que enfrentaran a los que secuestraron el edificio y que entraran por la fuerza.

Cuando los inconformes lograron ingresar a la planta baja del edificio, de inmediato surgieron las armas blancas y de fuego, así como las amenazas de muertes entre ambos bandos.

Otro de los abusos más recientes que cometió Benigno Martínez, es el hecho de que contrató los servicios de dos periodistas para que le manejaran su imagen durante su precampaña y campaña con la que pretende ocupar la Secretaría General de la Sección 12, para lo cual les «regateó» el pago y terminó por ofrecerles únicamente 40 mil pesos por todo ese tiempo, de los cuales, les pagó la mitad y posteriormente se escondió para no finiquitar el resto, toda vez que «se sintió defraudado».

Los comunicadores le entregaron excelentes resultados durante el tiempo en que prestaron sus servicios, pues los 15 comunicados que le elaboraron –el último fechado el 27 de agosto 2021- se publicaron en distintos medios de circulación nacional y portales de internet para dar a conocer las actividades del aspirante, quien por cierto ya más encumbrado en su imagen, hasta «se dio el lujo» de despreciar una entrevista televisa en vivo que le iba a efectuar el periodista Martín Espinosa, pues cuando gente de ese noticiario le llamaron a su teléfono celular jamás contestó. ¿A caso tuvo miedo de que exhibieran su negro historial?.

Ambos periodistas tuvieron incluso que soportar sus desplantes y reclamos sin fundamentos. «Nada le parecía, siempre trataba de corregir los boletines cuando ya estaban publicados en los medios a pesar de que antes de ello, se le enviaban para su aprobación y hacía sus berrinches y obviamente de ahí se agarraba para no pagarnos», dicen los afectados.

Incluso, tuvieron una discusión con Benigno Martínez a través de whats app, cuando le cobraron los últimos tres comunicados que nunca les pagó y por ello, los llamó extorsionadores y abusivos. Las capturas de pantalla de dicho alegato, está en poder del autor de esta columna.

Ante todo este panorama, la mayoría de los agremiados a la Sección 12 no están nada conformes con la participación de «Beni» en este proceso electoral interno y esperan impacientes a que la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México y la Fiscalía General de Justicia sancionen para que pague por todas las corruptelas y abusos que ha cometido. Es cuestión de esperar.

APUNTES FIDEDIGNOS

El Financiero Bloomberg se encuentra en “números rojos” y por supuesto, los platos rotos los pagan como siempre, quienes ahí trabajan para ganarse el sustento diario; hablamos de reporteros camarógrafos, asistentes, administrativos y hasta algunos jefes de área.

Resulta que dicha empresa periodística, comenzó a tener problemas financieros a raíz de que el canal deportivo ESPN —quien la sostenía económicamente- fue comprado por el consorcio Disney y obvio dicha transacción derivó en una inminente ruptura de relaciones laborales y económicas.

Ahora sus trabajadores se han visto en la necesidad de “apretarse el cinturón” porque reciben sus pagos a medias y para colmo con cinco días de retraso.

Por supuesto que esto ya provocó una molestia generalizada entre los empleados y ya se preparan para denunciar el hecho ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje; pues ya se montaron “en su macho” y ahora dicen: “o nos pagan o nos pagan de manera regular o los denunciamos, porque no vamos a regalar nuestra chamba”. Y tienen mucha razón. Seguiremos informando!!!!

Dudas, aclaraciones, comentarios y amenazas:
Twitter @juanreportero

Email [email protected]

Recibe nuestro boletín informativo, suscríbete usando el formulario