4T supera TASA de HOMICIDIOS de los SEXENIOS de FCH y EPN

En los 10 meses que van del sexenio, las víctimas de homicidio doloso sumaron 25 mil 368 personas, lo cual representa la mayor cifra para este periodo en los dos últimos sexenios en México.

FOTO: ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO.COM

Este martes se cumplió el plazo de seis meses que dio el presidente Andrés Manuel López Obrador para reducir la violencia e inseguridad en el país; sin embargo, los hechos y las cifras dicen que aún falta mucho para cumplirse este objetivo.

  • La promesa fue hecha el 22 de abril de 2019 en Veracruz, esto después de la masacre en una fiesta familiar en Minatitlán que consternó al país entero, sobretodo porque entre las víctimas se encontraba un bebé de un año de edad.

En rueda de prensa desde el Museo Naval de México en Veracruz, López Obrador dijo que el compromiso era que, en seis meses, disminuyera la violencia y la inseguridad en dicha entidad y en todo México, lo cual lograría por medio de tres acciones:

  • Fortalecer programas sociales
  • Guardia Nacional
  • Acabar con la corrupción

“Creo que en seis meses ya van a estar operando todos los programas, eso es lo más importante de todo”, dijo en aquella ocasión. No obstante, el tiempo ha pasado y el hecho más reciente registrado en Culiacán, Sinaloa, muestra que la inseguridad y la violencia siguen estando vigentes en el país, pero el jefe del Ejecutivo insiste en continuar con su estrategia de seguridad, diferente a la que se aplicó en el periodo neoliberal con el uso de la fuerza.

Reducir los índices de violencia sigue siendo un tema pendiente entre los compromisos del mandatario, incluso, el 1 de julio, al presentar su informe tras un año de su triunfo en los comicios electorales, dijo que esta materia era uno de los 22 temas pendientes de los 100 que enlistó cuando tomó posesión.

MASACRES EN MÉXICO

De acuerdo con datos del último corte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en los 10 meses que van del sexenio, las víctimas de homicidio doloso sumaron 25 mil 368 personas (93.6 al día, en promedio) , lo cual representa la mayor cifra para este periodo en los dos últimos sexenios en México.

Durante la segunda administración panista y que estuvo al mando de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), el número de ejecuciones en el periodo referido, fue de nueve mil 677 (31.93 al día, aproximadamente); mientras que al regreso del PRI con Enrique Peña Nieto (2012-2018), la incidencia fue de 18 mil 142 (59.87 diarios en promedio).

Hay que considerar que, para disponer de información más desagregada y específica sobre la incidencia delictiva, el SESNSP, en coordinación con distintas áreas, tanto gubernamentales como de la sociedad civil y la academia, se implementó una la nueva metodología para el registro y clasificación de los delitos y las víctimas para fines estadísticos, la cual va de enero de 2015 a la fecha.

Entre los hechos registrados de violencia, destacan estados como Veracruz, Michoacán, Guerrero y Culiacán, este último, aunque no derivó en una masacre -en el operativo fallido para capturar a Ovidio Guzmán- sí dejo ver la capacidad de la delincuencia organizada para doblegar al Estado.

Veracruz: 44 muertos

Los ataques más significativos de la delincuencia organizada se han vivido en el estado de Veracruz.

  • Minatitlán. El 19 de abril, antes de que se comprometiera el presidente a reducir la delincuencia en seis meses y que acudiera a reunión con su Gabinete de Seguridad a dicho estado, un comando armado irrumpió una fiesta familiar dejando un saldo de 14 muertos, entre ellos un bebé de apenas un año de edad.
  • Coatzacoalcos: A cuatro meses de lo sucedido en Minatitlán, el 27 de agosto, un comando atacó el bar Caballo Blanco. De acuerdo con las autoridades, sujetos ingresaron al lugar, dispararon y rociaron gasolina para después prender fuego al lugar. El saldo fue de 30 personas muertas.

Michoacán: 37 muertos

En diferentes puntos de la entidad, se tiene el registro de al menos tres actos violentos durante la actual administración que cobraron la vida de más de 30 personas.

  • Uruapan. El 8 de agosto, autoridades de Michoacán reportaron el hallazgo de 19 cuerpos, los cuales fueron abandonados en distintos puntos de la localidad y un mes después, en la misma ciudad, un ataque a un bar en la colonia La Magdalena dejó un número de cuatro personas muertas.
  • Aguililla. La emboscada a un grupo de policías estatales el pasado 14 de octubre en el municipio fue algo de lo que tuvo que dar declaración López Obrador. El saldo de 13 uniformados muertos fue tema en la conferencia de un día después que ofreció el presidente, quien lamentó los hechos, pero dijo que continuaría su estrategia de seguridad.

Guerrero: 20 muertos

De acuerdo con declaraciones del delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, los acontecimientos ocurridos en Tepochica municipio de Iguala y Acapulco rebasan a la autoridad municipal.

  • Acapulco. El 21 de julio, dos sujetos ingresaron a un bar en la Zona Dorada y dispararon hasta 11 veces contra los asistentes, dejando cinco muertos y cinco heridos.
  • Tepochica. Un enfrentamiento entre civiles armados y elementos del Ejército, el martes 15 de octubre, dejó 15 muertos: 14 civiles y un militar. El acto violento se suscitó cuando sujetos armados irrumpieron en el poblado y cuando se percataron de la presencia militar empezaron disparar contra el convoy.

Culiacán: 8 muertos

Lo sucedido el pasado jueves 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, durante el operativo fallido para capturar a Ovidio Guzmán, hijo de ‘El Chapo’ Guzmán, ha provocado diversas críticas a la política de seguridad del mandatario mexicano.

De acuerdo con el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval en el saldo de los hechos hubo ocho fallecidos, un civil, un agente de la Guardia Nacional, un interno y cinco agresores.

Si bien el mandatario argumenta que al detener el operativo, que dejó libre al presunto delincuente, se evitó una masacre, los hechos demostraron el poder de la delincuencia organizada en dicha entidad.

No obstante, este martes López Obrador insistió en que no cambiará su política de seguridad al argumentar que no apostará al exterminio como los hicieron en sexenios pasados. Su objetivo, dijo, es aislar tanto a la delincuencia organizada como la de cuello blanco con ayuda de los mexicanos, quienes serán beneficiados con los programas sociales que impulsa su gobierno./PUBLIMETRO-PUNTOporPUNTO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

¿Eres humano? * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.